Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos. (Augusto César Sandino).

domingo, 12 de febrero de 2012

Sistema de Protección Social


Sistema de Protección Social

            En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el capitulo V, de los Derechos Sociales y de las familias desde el articulo 75 al 95, se habla de la Seguridad Social donde el Estado es el ente encargado de que se cumpla cada uno de los referidos en ellos, dándole protección a la familia a los menores en todo el sentido de la palabra, protección para la maternidad y planificación familiar, obligaciones entre, padres e hijos, la protección, el matrimonio, pensión de vejes mínima, derecho de los discapacitados, sordos, el estado responde en materia de salud gratis no privatizada, la organización de la sociedad seguro social y clínicas, cotizaciones por los trabajadores, desarrollo deber de trabajar, obligaciones tanto del estado como del patrono, igualdad de sexos, ama de casa tomadas en cuenta protección del trabajo, principios del derecho laboral, disminución de jornadas de trabajo, salario digno e inembargable, prestaciones de antigüedad y cesantía, limitaciones al despedido, creación de sindicatos, delegados, elecciones en los sindicatos.

                 La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en todos sus aspectos se enrumban hacia un Estado Social de Derecho y Justicia, resaltando los valores de solidaridad, responsabilidad social, igualdad, democracia, justicia, libertad, participación, cooperación y corresponsabilidad garantizando el bien común, de aquí parte la Ley Organice del Sistema de Seguridad Social con rango constitucional con el de regular su rectoría.

75 al 77
El Estado protegerá a las familias como asociación natural de la sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo integral de las personas. 
78
Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho.
79
Los jóvenes y las jóvenes tienen el derecho y el deber de ser sujetos activos del proceso de desarrollo.
80
El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías.
81
Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria.
82
Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénicas, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias.
83 al 86
La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado,    que lo garantizará como parte del derecho a la vida.
Toda persona tiene derecho a la seguridad social.
 87 al 95
Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar.
El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del Estado.


La  Ley Orgánica Del Sistema De Seguridad Social

Fue publicada en Gaceta Oficial N° 37.600 de fecha 30 de diciembre de 2002
            Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto crear el Sistema de Seguridad Social,  establecer y regular su rectoría, organización, funcionamiento y financiamiento, la gestión  de sus regímenes prestacionales  y la forma de hacer efectivo el derecho a la seguridad social  por parte de las personas sujetas a su ámbito de aplicación, como servicio público de  carácter no lucrativo, de conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en los tratados, pactos y convenciones sobre la materia,  suscritos y ratificados por Venezuela.
            Esta ley tiene por objeto crear el sistema de Seguridad Social, establecer o regular su rectoría, organización, funcionamiento y efectivo, el derecho a la Seguridad Social por parte de las personas sujetas a su ámbito de aplicación, como servicio público como carácter no lucrativo.
            El Estado, por medio del sistema de Seguridad Social, garantiza a las personas comprometidas en el campo de aplicación de esta ley, la protección adecuada frente a las contingencias y en las situaciones que se contemplan en las mismas siendo este su fin.
Esta ley rige las relaciones jurídicas entre las personas, y los órganos y entes del sistema de Seguridad Social por el acaecimiento de las contingencias objeto de protección por dicho sistema, para promover el mejoramiento de la calidad de vida de las personas y su bienestar, como elemento fundamental de política social.

Fines de la Seguridad Social
Artículo 2. El Estado, por medio del Sistema de Seguridad Social, garantiza a las personas comprendidas en el campo de aplicación de esta Ley, la protección adecuada frente a las contingencias y en las situaciones que se contemplan en la misma.

            La Seguridad Social tiene como fin proteger a los habitantes de la República, de las contingencias de enfermedades y accidentes, sean o no de trabajo, cesantía, desempleo, maternidad, incapacidad temporal y parcial, invalides, vejes, nupcialidad, muerte, sobrevivencia, así como de las cargas derivadas de la vida familiar y necesidades de vivienda, recreación que tiene todo ser humano.

            La Seguridad Social debe velar por que las personas que están en la imposibilidad sea temporal o permanente de obtener un ingreso, o que deben asumir responsabilidades financieras excepcionales, pueden seguir satisfaciendo sus necesidades, proporcionándoles, a tal efecto recursos financieros o determinados servicios

            En el artículo 86 de la Constitución Nacional se establece que toda persona tiene derecho a la Seguridad Social como servicio público de carácter no lucrativo que garantice la salud y la protección ante las contingencias, artículo además enmarcado dentro del Capítulo referente a los derechos sociales y de las familias.
            Artículo 86. Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos laborales, pérdida de empleo, desempleo, vejez, viudedad, orfandad, vivienda, cargas derivadas de la vida familiar y cualquier otra circunstancia de previsión social.
            El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad de este derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral, de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas de su protección. Los recursos financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines. Las cotizaciones obligatorias que realicen los trabajadores y las trabajadoras para cubrir los servicios médicos y asistenciales y demás beneficios de la seguridad social podrán ser administrados sólo con fines sociales bajo la rectoría del Estado. Los remanentes netos del capital destinado a la salud, la educación y la seguridad social se acumularán a los fines de su distribución y contribución en esos servicios. El sistema de seguridad social será regulado por una ley orgánica especial.
            Los artículos 83,84 y 85 establecen el derecho a la salud y la creación de un sistema público nacional de salud integrado al sistema de seguridad social, en base a ello es que se enrumban los objetivos del Sistema de Seguridad Social.

Relación jurídica regulada
            Artículo 3. La presente Ley rige las relaciones jurídicas entre las personas y los órganos y entes del Sistema de Seguridad Social por el acaecimiento de las contingencias objeto de protección por dicho Sistema, a los fines de promover el mejoramiento de la calidad de vida de las personas y su bienestar, como elemento fundamental de política social.
            La presente Ley se encarga de regir o hacer cumplir las relaciones jurídicas entre las personas y los órganos y entes del Sistema de Seguridad Social, queriendo con esto dar efectiva protección a las personas, promoviendo la calidad de vida y el bienestar.

            Artículo 4. La seguridad social es un derecho humano y social fundamental e irrenunciable, garantizado por el Estado a todos los venezolanos residentes en el territorio de la República, y a los extranjeros residenciados legalmente en él, independientemente de su capacidad contributiva, condición social, actividad laboral, medio de desenvolvimiento, salarios, ingresos y renta, conforme al principio de progresividad y a los términos establecidos en la Constitución de la República y en las diferentes leyes nacionales, tratados, pactos y convenciones suscritos y ratificados por Venezuela.
            La seguridad social es un derecho humano y social, por lo tanto es irrenunciable y en Venezuela se le da un carácter legal en la Constitución de la República y en las diferentes leyes nacionales, tratados, pactos y convenciones suscritos y ratificados por Venezuela.

Estructura del Sistema
Artículo 19. El Sistema de Seguridad Social, sólo a los fines organizativos, estará integrado por los sistemas prestacionales siguientes: Salud, Previsión Social y Vivienda y Hábitat.
Cada uno de los sistemas prestacionales tendrá a su cargo los regímenes prestacionales mediante los cuales se brindará protección ante las contingencias amparadas por el Sistema de Seguridad Social.
La organización de los regímenes prestacionales procurará, en atención a su complejidad y cobertura, la aplicación de esquemas descentralizados, desconcentrados, de coordinación e intersectorialidad.

            El Sistema de Seguridad Social es un servicio público de afiliación obligatoria para cada trabajador, de carácter contributivo; constituido como un conjunto interrelacionado e interdependiente de regímenes de protección social, está integrado por diversos subsistemas según lo establecido en la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social.

Sistema Prestacional de Salud
Artículo 20. El Sistema Prestacional de Salud, tendrá a su cargo el Régimen Prestacional de Salud mediante el desarrollo del Sistema Público Nacional de Salud.
Garantiza a los afiliados el financiamiento y la seguridad de la prestación de los servicios de salud, lo conforman dos regímenes con carácter contributivo el solidario, de afiliación obligatoria y el complementario, de afiliación voluntaria. Se crea el fondo voluntario de salud, que garantiza a los afiliados la prestación de atención médica integral y su financiamiento. Administrado por el ministerio de salud y desarrollo social en conformidad de la ley.
                        La salud es considerada como derecho de todo ser humano, derecho positivo, bien que no es negociable, indispensable para el ejercicio de los demás derechos humanos, (OMS).
            La Constitución de 1999 reconoce a la salud como un derecho social integral, garantizado como parte del derecho a la vida y a un nivel digno de bienestar, quedando superada la concepción de la salud solo como enfermedad.
            El artículo 83 establece que “La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios.”
            El artículo 84 dispone la creación de “un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, y regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad.”
            El artículo 85 dispone que “el financiamiento del sistema público nacional de salud es obligación del Estado, el que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley.”
            Asimismo, establece que “el financiamiento debe ser suficiente para satisfacer las políticas y programas de salud.”
            El artículo 86 establece que “Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias...”
            De acuerdo con estas disposiciones, el derecho a la salud en Venezuela goza de un reconocimiento amplio que favorece su exigibilidad y justiciabilidad. El Estado asume, entre sus obligaciones, el desarrollo de políticas, programas y servicios de salud que buscan asegurar el estado de bienestar, con equidad y acceso universal a los servicios de salud mediante la garantía de la gratuidad.
Sistema Prestacional de Previsión Social
Artículo 21. El Sistema Prestacional de Previsión Social, tendrá a su cargo los regímenes prestacionales siguientes: Servicios Sociales al Adulto Mayor y Otras Categorías de Personas; Empleo; Pensiones y Otras Asignaciones Económicas; y Seguridad y Salud en el trabajo.
Tiene por objeto la cobertura de la contingencia de valides, vejes, muerte, asistencia funeraria, nupcialidad y sobrevivencia. Lo conforman dos regímenes, el de capitalización individual y el de solidaridad intergeneracional, participan de acuerdo con sus ingresos todos sus contribuyentes.
Se crean los fondos de capitalización individual con el objeto de otorgar a los afiliados una pensión cuya cuantía dependerá del monto acumulado de los aporte de la cuenta individual del afiliado y el rendimiento de la inversiones realizadas, estos fondos de la capacitación individual son propiedad de los afiliados y su patrimonio es independiente, su administración estará a cargo de instituciones que determine la ley del subsistema de pensiones y el fondo de solidaridad intergeneracional que complementa hasta la pensión mínima vital. Este será financiado por las cotizaciones de los empleadores y por los aportes del ejecutivo nacional a cargo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y su supervisión del ministerio de finanzas.

Sistema Prestacional de Vivienda y Hábitat
Artículo 22. El Sistema Prestacional de Vivienda y Hábitat, tendrá a su cargo el Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat

                     Generar la facilidad a los afiliados y beneficiarios del sistema, al acceso a una vivienda digna y adecuada, con las contribuciones que los trabajadores empleadores y los rendimientos que estos produzcan, su administración la implantara la ley especial del subsistema. Los recursos son propiedad de los afiliados en proporción a sus cotizaciones.

En la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela
Artículo 82. Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénicas, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los ciudadanos y el Estado en todos sus ámbitos.
El Estado dará prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas y especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas sociales y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas.

                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada