Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos. (Augusto César Sandino).

miércoles, 20 de julio de 2011

Replanteamiento de un Modelo alternativo para el Siglo XXI El Eje de Desarrollo Social


msucreREPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PUNTA DE MATA- EDO. MONAGAS
P.F.G.: ESTUDIOS JURIDICO

 Yolenny Cabrera





Introducción

            El Proyecto Nacional Simón Bolívar fue emprendido por el primer mandatario Hugo Chávez, para consolidar el socialismo del siglo XXI en Venezuela.
La Suprema Felicidad  Social  es una de las directrices por la que se orienta  el plan estratégico de la Nación  a  partir de la construcción de una estructura social incluyente, un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno, se persigue que todos vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía el Libertador: " La Suprema Felicidad Social". La satisfacción de las necesidades sociales está vinculada con el sistema de producción-distribución de bienes y servicios, porque solo en la medida en que los trabajadores en Venezuela contribuyan  con la producción de la riqueza  social, según sus capacidades, junto con el desarrollo de sus potencialidades creadoras, aumentan las probabilidades  de satisfacer las necesidades sociales.
En esta investigación se presenta importantes datos y referencias que demuestran que Venezuela  está progresando a paso de vencedores y sobre todo el que se está beneficiando es el pueblo.









            A partir del 2 de febrero de 1999 se inició un proceso de cambios en  Venezuela, orientado hacia la construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar,  el cual continúa en esta nueva fase de gobierno para profundizar los logros alcanzados por las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001 – 2007.
            En este próximo período 2007  – 2013, se orienta Venezuela hacia la  construcción del Socialismo del Siglo XXI, a través de las siguientes directrices:
La Suprema Felicidad Social.
            A partir de la construcción de una estructura social incluyente, un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno, se persigue que todos vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía El Libertador: “La Suprema Felicidad Social”.
Enfoque
            a. La suprema felicidad social es la visión de largo plazo que tiene como punto de partida la construcción de una estructura social incluyente, formando una nueva sociedad de incluidos, un nuevo modelo social, productivo, socialista, humanista, endógeno, donde todos vivamos en similares condiciones rumbo a lo que decía Simón Bolívar: “La Suprema Felicidad  Social”.
Estrategias y Políticas En Salud
·         Profundizar la atención integral en salud de forma universal
·         Expandir y consolidar  los servicios de salud de forma oportuna y gratuita
·         Reducir la mortalidad materno-infantil y en niños menores de cinco años
·         Fortalecer  la  prevención  y  el  control  de enfermedades
·         Incrementar la prevención de accidentes y de hechos violentos
·         Optimizar la prevención del consumo de drogas y asegurar el tratamiento y la rehabilitación de la población afectada

Salud Y Derechos Humanos
            Los Derechos humanos se reconocen como los principales mecanismos de inclusión de las personas. Estos derechos tienen en la Salud y la Atención Médica referentes efectivos de los alcances, modalidades y límites de esa inclusión
            La salud es considerada como derecho de todo ser humano, derecho positivo, bien que no es negociable, indispensable para el ejercicio de los demás derechos humanos, (OMS).
            Es por ello que se puede definir a la salud como: "La capacidad de las personas (como sujetos histórico-sociales) y de su comunidad de detectar, identificar y resolver en forma solidaria los distintos factores que limiten su potencialidad vital.”
Marco constitucional del derecho a la salud
            La Constitución de 1999 reconoce a la salud como un derecho social integral, garantiza-do como parte del derecho a la vida y a un nivel digno de bienestar, quedando superada la concepción de la salud solo como enfermedad.
            El artículo 83 establece que La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios.
            El artículo 84 dispone la creación de un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, y regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad.
            El artículo 85 dispone que el financiamiento del sistema público nacional de salud es obligación del Estado, el que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley.
            Asimismo, establece que el financiamiento debe ser suficiente para satisfacer las políticas y programas de salud.
            El artículo 86 establece que Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias...”
            De acuerdo con estas disposiciones, el derecho a la salud en Venezuela goza de un reconocimiento amplio que favorece su exigibilidad y justiciabilidad. El Estado asume, entre sus obligaciones, el desarrollo de políticas, programas y servicios de salud que buscan asegurar el estado de bienestar, con equidad y acceso universal a los servicios de salud mediante la garantía de la gratuidad.
                        Como un plan integral de desarrollo de las comunidades surgió Barrio Adentro, que no es más que un conjunto de políticas transversales concebidas por la Revolución Bolivariana para elevar la calidad de vida de los sectores excluidos, promoviendo la organización social y comunitaria.
            Así comenzó a gestarse la Misión Barrio Adentro en marzo del 2003 en todo el país y ya para mayo de ese mismo año, este plan se había extendido más allá de las barriadas caraqueñas para llegar al municipio Sucre del estado Miranda y casi de inmediato sembrarse en todos los rincones del país.
            Desde su inicio Barrio Adentro cuenta con la acción solidaria de los médicos cubanos, cuyo apoyo desinteresado y humanitario ha sido pieza clave para el propósito de garantizar un derecho social fundamental como la salud. Este valioso grupo de hombres y mujeres que dejó su país para venir a apoyarnos, ha desarrollado múltiples e importantes actividades en el área de la prevención de enfermedades, visitando casa por casa, haciendo seguimiento a cada consulta, en permanente contacto con la comunidad, que tan bien los ha recibido y de quien han obtenido todo el respaldo a través de los Comités de Salud.
            Hoy ya son más de 20.000 los cooperantes cubanos, de ellos 14.614 médicos y médicas que trabajan conjuntamente con 7871 Comités de Salud en todo el país, con miras a consolidar Barrio Adentro como el eje de la política, no sólo de salud, sino en general de la política social del Estado venezolano y la base para la conformación del Sistema Público Nacional de Salud.
            Esta política de atención integral ha permitido atender desde su inicio en el 2003 a 185.700.000 personas a través de la red de Consultorios Populares y Casas de Salud, que suman ya 8500 en todo el país, garantizando atención a razón de 250 familias por consultorio, esto es 1200 personas por módulo de atención donde coinciden un médico, una enfermera, un promotor comunitario, un promotor deportivo y un promotor cultural.
Que Es Barrio Adentro
            Es la concreción de la Atención Primaria como prioridad de su política de salud, para dar respuestas a las necesidades sociales de la población, especialmente la excluida, bajo los principios de equidad, universalidad, accesibilidad, gratuidad, transectorialidad, pertenencia cultural, participación, justicia y corresponsabilidad social, contribuyendo a mejorar la calidad de salud y vida.
            En la actualidad la Misión Barrio Adentro 1 tiene presencia en todo el Territorio Nacional con una cobertura cercana a los 17 millones de personas; los 13.000 médicos y médicas están brindando atención en 8.500 puntos de consulta, la mayoría de los cuales están ubicados en locales adaptados. Sin obviar los 4.600 odontólogos y 8.500 auxiliares de enfermería (defensores de la salud), quienes día a día trabajan por la salud de los venezolanos.
Barrio Adentro II
            En este gran salto adelante en nuestro compromiso con la salud del pueblo venezolano, el pasado domingo 12 de junio de 2005 se dio inicio oficial a la Misión Barrio Adentro 2 con la inauguración en todo el país de 30 Centros de Diagnóstico Integral (CDI) e igual número de Salas de Rehabilitación Integral (SRI).
            Para el 2006 se fijó como meta la construcción de 600 CDI, 600 SRI y 35 CAT, de los cuales han sido instalados: 175 CDI, 183 SRI y 6 CAT.
            En cuanto a los servicios prestados en el 2006 tan sólo en los Centros de Diagnóstico Integral se realizaron alredededor de 4 mil exámenes de laboratorio, 2500 intervenciones quirúrgicas y cerca de 500 mil estudios de rayos x. En lo que respecta a las Salas de Rehabilitación Integral han sido atendidos en consulta más de 193 mil personas y 993 mil en rehabilitación.
Barrio Adentro III
            Se refiere al fortalecimiento de la red hospitalaria de todo el país, a fin de dar respuesta a la demanda proveniente de Barrio Adentro 2 (CDI, SRI y CAT).
            Este proyecto también conocido como Hospitales del Pueblo implica la modernización de los centros hospitalarios con equipamiento médico y electromecánico. También significa un cambio en la prestación de servicios con ampliación de los horarios de atención mañana y tarde, además del incremento en la capacidad resolutiva de servicios como Salas de Parto, Quirófanos y Terapia Intensiva.
            Actualmente el MSDS tiene 181 Hospitales Generales y 36 Especiales, que suman 217 centros hospitalarios más 33 del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), 29 del Instituto Nacional de Geriatría y Gerontología (Inager), 13 Hospitales Militares, 3 pertenecientes a la estatal petrolera PDVSA, 2 de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y uno de la Policía Estadal de Maracaibo, lo cual hace un gran total de 299 centros que serán convertidos en Hospitales del Pueblo.
            Barrio Adentro 3 contempla el desarrollo de programas para atender la demanda de atención por concepto de enfermedades crónicas como cáncer, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, traumatismos y cardiovasculares, con financiamiento para trasplante de órganos, tejidos y células, intervenciones de corazón, dotación de material de Osteosíntesis, tratamiento médico y de radiación para el cáncer.
            Este ambicioso plan se inició con la aprobación de recursos para atender la insuficiencia presupuestaria por concepto de gastos de funcionamiento de los hospitales (15millardos) y 50 millardos destinados al equipamiento de quirófanos, material de Osteosíntesis y financiamiento de enfermedades cardiovasculares.
            En un futuro mediato y por disposición presidencial se emplearán las reservas internacionales excedentarias del Banco Central de Venezuela para modernizar a todos los hospitales del país con tecnología importada de avanzada. Entre tanto corresponde al MSDS la elaboración del proyecto de Dotación a ser discutido en Consejo de Ministros.
            Esta es la gran red de salud que coordinará el Ministerio de Salud y Desarrollo Social para toda la colectividad, sin exclusión, basada en los principios de universalidad, equidad, gratuidad, integralidad y solidaridad, tal como lo expresa el artículo 84 de la Constitución Nacional.

Estrategias y Políticas En Educación
Profundizar la universalización de la educación bolivariana

            Extender la cobertura de la matrícula escolar a toda la población, con énfasis en las poblaciones excluidas

·         Misión Robinson
·         Misión Ribas
·         Fortalecimiento de la Educación Especial
·         Alfabetización y post-alfabetización alternativa
·         Consolidación de los Simoncitos
·         Consolidación de las Escuelas Bolivariana
·         Fortalecimiento de los Liceos Bolivarianos
·         Ampliación de la Escuela Técnica Robinsonianas
·         Consolidación del Programa de alimentación escolar


Garantizar la permanencia y prosecución en el sistema educativo

·         Consolidación del servicio de alimentación escolar
·         Ampliación de la beca escolar
·         Dotación de uniformes
·         Subsidios a los planteles privados
·         Subsidios al pasaje estudiantil

Fortalecer la educación ambiental, la identidad cultural, la promoción de la salud y la participación comunitaria

·         Lucha contra la malaria y el dengue
·         Seguridad vial
·         Sociedades bolivarianas
·         Plan nacional de lectura
·         Seguridad y soberanía alimentaria
·         Formación en contraloría social
·         Ampliación y fortalecimiento de los Centros de ciencia, tecnología y educación ambiental

Ampliar la infraestructura y la dotación escolar y deportiva

·         Construcción de Simoncitos
·         Construcción de escuelas bolivarianas
·         Rehabilitación de Simoncitos
·         Rehabilitación de escuelas bolivarianas
·         Rehabilitación de escuelas técnicas Robinsonianas
·         Dotación de Simoncitos
·         Dotación de escuelas bolivarianas
·         Dotación de liceos bolivarianos
·         Dotación de Escuelas Técnicas Robinsonianas

Adecuar el sistema educativo al modelo productivo socialista

·         Escuelas técnicas Robinsonianas
·         Huertos escolares
·         Escuelas productivas
·         Formación en economía solidaria, cooperativismo, autogestión
·         Sistema de intercambio de experiencias con entidades de la economía solidaria

Fortalecer e incentivar la investigación en el proceso educativo

·         Consolidación del Instituto de Investigaciones educativas
·         Centros bolivarianos de informática y telemática

Desarrollar la educación intercultural bilingüe

·         Promoción de intercambio internacional de experiencias
·         Producción y distribución de textos y audiovisuales

Garantizar los accesos al conocimiento para universalizar la educación superior con pertinencia

·         Municipalización de la educación superior (Misión Sucre)
·         Desarrollo del nuevo Sistema de ingreso a la Educación Superior
·         Profundización del nuevo sistema de asignación de becas
·         Fortalecimiento de la Misión Alma Mater
·         Impulso a la cogestión de servicios estudiantiles
·         Proyecto Sucre Productivo

Marco constitucional del derecho a la Educación

            En el marco de los derechos, se asume la educación como un derecho humano y un deber social de toda persona, sin ningún tipo de discriminación, con carácter de obligatoriedad y de gratuidad que el Estado debe garantizar, haciendo énfasis en los sectores más vulnerables de la población, de allí la pertinencia de la equidad como principio ético político.
            El impulso constitucional y legal para la transformación social, política, económica, territorial e internacional, demuestra claramente que Venezuela, signatario de Las Metas del Milenio en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) las trasciende e incluso, las revoluciona para hacer de la educación y el trabajo los procesos fundamentales para el logro de los fines del Estado.
            Tal como lo establece el Artículo 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y cuyo sustento lo constituye el pensamiento Robinsoniano:
            La educación es el vínculo principal de promoción del saber, que es necesario difundir y está vinculado a la formación de virtudes sociales; amor a la patria, que es el bien común y amor al trabajo productivo, entendido como actividad liberadora.

El sistema educativo transita hacia un nuevo sistema adecuado al modelo de la nueva República establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y revierte la tendencia neoliberal, que caracterizó la década de los 90, es por ello, que se retoma con una visión pensada y novedosa el Estado Docente, tal como se expresa en el Artículo 3 de la CRBV.

            El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo dela persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución. La Educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.
            Artículo 102. La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, y como instrumento del conocimiento ciencalidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. La educación es obligatoria en todos sus niveles, desde el maternal hasta el nivel medio diversificado. La impartida en las instituciones del Estado es gratuita hasta el pregrado universitario. A tal fin, el Estado realizará una inversión prioritaria, de conformidad con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el acceso, permanencia y culminación en el sistema educativo. La ley garantizará igual atención a las personas con necesidades especiales o con discapacidad y a quienes se encuentren privados o privadas de su libertad o carezcan de condiciones básicas para su incorporación y permanencia en el sistema educativo.
            Las contribuciones de los particulares a proyectos y programas educativos públicos a nivel medio y universitario serán reconocidas como desgravámenes al impuesto sobre la renta según la ley respectiva.
            Artículo 104. La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica. El Estado estimulará su actualización permanente y les garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente, bien sea pública o privada, atendiendo a esta Constitución y a la ley, en un régimen de trabajo y nivel de vida acorde con su elevada misión. El ingreso, promoción y permanencia en el sistema educativo, serán establecidos por ley y responderá a criterios de evaluación de méritos, sin injerencia partidista o de otra naturaleza no académica.
            Refundar la República, significa construir un nuevo modelo de sociedad, formar nuevos(as) ciudadano(as) y en consecuencia nuevos(as) republicano(as); y el único instrumento que posee el Estado para lograr tal fin es la Educación, que por esencia rectora debe dirigir, orientar y supervisar.
            La educación es un derecho humano y un deber social, obligatorio y gratuito y constituye la raíz esencial de la democracia. Está orientada al desarrollo pleno de la personalidad para el disfrute de una existencia digna, que transcurra con una valoración ética del trabajo y con una conciencia de participación ciudadana en la toma de decisiones; lo que reafirma, su carácter democrático.
            La educación debe formar al nuevo republicano y la escuela debe ser la réplica de la nueva república, una nueva Pedagogía Nacional, es la base para consolidar la Soberanía y Autodeterminación de nuestro pueblo. Refundar la República en el marco constitucional, implica conducir al país hacia la maximización del bienestar colectivo, lo que debe traducirse en una justa distribución de la riqueza. Para ello, se hace necesaria una planificación de carácter estratégico, cuyos mecanismos e instrumentos de acción permitan al Estado el logro de los fines esenciales a través de la Educación y el trabajo como los procesos fundamentales para alcanzarlo y la protección y fomento de la economía social como estrategia primordial.
            La Educación Bolivariana en la nueva relación Estado-Sociedad, desde la escuela como espacio de concreción de las acciones y como principal forma organizada del poder del Estado, promueve la participación para lograr los cambios institucionales y culturales necesarios, para consolidar el modelo de desarrollo endógeno y soberano a través del crecimiento de la producción social, la corrección de los desequilibrios y la sustentabilidad ambiental para alcanzar una calidad de vida digna. La escuela es entonces, eje clave en la trilogía Estado-Sociedad-Territorio, para la transformación del ciudadano para la nueva República donde el ser, saber, hacer y convivir se conjuguen para la réplica del modelo de desarrollo concebido en la Constitución.
            El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el año 2007 presentó una propuesta para el diseño curricular venezolano, el cual establece una educación integral. Dentro de los principales lineamientos del Primer Plan Socialista 2007-2013 se fortalecen las estrategias y políticas innovadoras en acceso, permanencia y prosecución escolar.

La revolución bolivariana trasciende las metas del milenio

            Entre las principales acciones para alcanzar los objetivos de universalización de la educación primaria, así como una mayor proporción de alumnos que inician y culminan el sexto grado, destacan, el Proyecto Bandera (Simoncitos ,Preescolares Bolivarianos, Escuelas Bolivarianas, Liceos Bolivarianos, Escuelas Técnicas Robinsoniana y Zamoranas,
Educación Intercultural Bilingüe) y las Misiones Educativas dirigidos a alcanzar la inclusión social masiva y acelerada en educación.
            La prosecución y/o culminación de educación primaria, tiene su base en el Proyecto Bandera Simoncito, orientado a fortalecer la atención integral y pedagógica de los niños y niñas desde su gestación hasta los 6 años. Este proceso de formación, educación y desarrollo sociocultural de los niños en conjunto con la participación de la familia y comunidad son los elementos fundamentales para el desarrollo del nuevo ser social. La educación, recreación, protección, higiene, alimentación y salud infantil son componentes de la atención global. Para el año escolar 2008-2009 los Simoncitos y los Preescolares Bolivarianos alcanzaron una matrícula de 296.244 niños y niñas en 4.638 planteles a nivel nacional.
            El Gobierno Nacional impulsa la estrategia de las Escuelas Bolivarianas, espacios de producción, garante en educación y trabajo liberador para la actividad socio productiva, como parte integral de los procesos de enseñanza y aprendizaje, en la filosofía de aprender haciendo y enseñar produciendo. Estas escuelas son modelo de atención educativa integral que promueve la justicia social y consolida el derecho de todos a la educación, una atención integral que permita la permanencia, prosecución y culminación del alumno en la escuela. Este modelo se inició en el año escolar 1999-2000 con 559 escuelas y para el año escolar 2008-2009 ya existían 5.052 planteles con una matrícula de 796.936 alumnos en todo el territorio nacional, reforzando la educación primaria, y permanencia e inclusión de niños y niñas en el subsistema de educación primaria.
            El avance hacia la universalización de la educación primaria reportó un aumento de la prosecución y la disminución de la repitencia y la deserción. La prosecución a nivel nacional en el año escolar 1990-91 hasta el año 1999-00 presentó en promedio 86,0%. Se ubicó en 92,2% en los años escolares de 2000-01 al 2007-08. Ello representa un alto índice de prosecución, pues sólo un 7,8% de los estudiantes no alcanzaron el grado siguiente del subsistema de educación básica en comparación con otros años escolares. Para la medición del avance en la educación primaria, se utiliza el porcentaje de Repitencia, y en Venezuela este indicador a lo largo de los años escolares desde 1990-91 hasta 2007-08 presentó una disminución general de 11,0% a 3,5%.
En cuanto a la deserción escolar, ésta ha venido disminuyendo de manera significativa. Se ubicaba en 7% para el período (1980-81), y en 1,7% (2007-08), es decir, una disminución de 5,4 puntos porcentuales. El reto es llevar al mínimo la Repitencia y la deserción.
            Es importante destacar el esfuerzo realizado por el Gobierno para incrementar la inclusión de niños y niñas de 6 a 11 años al sistema educativo; independientemente del subsistema al que pertenecen, la inclusión ha crecido en 4,6 puntos porcentuales entre los años escolares 1998-99 y 2007-08.
            Igualmente, el Estado desarrolla un conjunto de acciones orientadas al fortalecimiento de la capacidad del aprendizaje.
            Entre las mismas destacan: la utilización de nuevas tecnologías de información y comunicación así como el suministro de alimentos sanos.
            Las tecnologías de información y comunicación son herramientas educativas que contribuyen al mejoramiento de la capacidad de enseñanza y de aprendizaje, las cuales son ejecutadas por los Centros Bolivarianos de Informática y Telemática (CBIT) por estados en las escuelas públicas. A partir del año 2009, se ejecutó el Programa Canaima Educativo7, el cual en una primera etapa llega a cada uno de las niñas y niños de los primeros grados, teniendo proyectado para el año 2010, una computadora para cada niño en la educación pública, en las secciones desde el primer hasta el tercer grado.
            En cuanto al suministro de alimentos, se institucionalizó con el Programa Alimentario Escolar (PAE), el cual para el año 2009 garantizó alimentos a aproximadamente 4.000.000 niños y niñas en todo el territorio nacional
            Otro paso importantísimo en la educación venezolana surgió al aprobar la Ley Orgánica de Educación (LOE)8 bajo el decreto Nº 5.929 el 15 de Agosto de 2009, un instrumento cuyo objetivo es adecuar el sistema educativo venezolano al
Proyecto Nacional Simón Bolívar el (2007-2013). Con esta nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), se desarrollará, a mediano plazo, el proyecto de país establecido en la constitución venezolana, el cual busca crear la nueva sociedad del ideal bolivariano que desde los inicios del siglo XXI se venían gestando con la contribución de los programas y proyectos educativos.

Estrategias Y Políticas Económicas Y La Garantía Al Derecho Humano Al Trabajo Y A La Seguridad Social

Garantizar Una Seguridad Social Universal Y Solidaria Y Los Mecanismos Institucionales Del Mercado De Trabajo
Avanzar en la garantía de prestaciones básicas universales

·         Seguridad social y ampliación de los niveles de cobertura y calidad de los servicios bajo la premisa de acceso universal

·         Profundizar en el mejoramiento de las condiciones de salud y de seguridad en los centros de trabajo

·         Organización y vigilancia corresponsable de las condiciones de salud y seguridad en los centros de labores

Articulación de los sistemas de inspección laboral y de seguridad social

·         Fortalecer los mecanismos institucionales del mercado de trabajo

·         Promoción de la libertad sindical y de negociación colectiva como mecanismos para el mejoramiento de las condiciones de condiciones de trabajo

·         Fortalecimiento del salario mínimo

Fomento del diálogo social como mecanismo de ampliación y cumplimiento de los derechos laborales

·         Apoyar la organización y participación de los trabajadores en la gestión de las empresas

·         Fortalecimiento de la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas del sector privado
·         Consolidación de la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas del sector público
·         Desarrollo de un sistema de intercambio de experiencias de cogestión de empresas a nivel nacional y latinoamericano

Marco constitucional
            Artículo 86. Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos laborales, pérdida de empleo, desempleo, vejez, viudedad, orfandad, vivienda, cargas derivadas de la vida familiar y cualquier otra circunstancia de previsión social. El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad de este derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral, de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas de su protección. Los recursos financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines. Las cotizaciones obligatorias que realicen los trabajadores y las trabajadoras para cubrir los servicios médicos y asistenciales y demás beneficios de la seguridad social podrán ser administrados sólo con fines sociales bajo la rectoría del Estado. Los remanentes netos del capital destinado a la salud, la educación y la seguridad social se acumularán a los fines de su distribución y contribución en esos servicios. El sistema de seguridad social será regulado por una ley orgánica especial.
            Artículo 87. Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de que toda persona puede obtener ocupación productiva, que le proporcione una existencia digna y decorosa y le garantice el pleno ejercicio de este derecho. Es fin del Estado fomentar el empleo. La ley adoptará medidas tendentes a garantizar el ejercicio de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras no dependientes. La libertad de trabajo no será sometida a otras restricciones que las que la ley establezca.
            Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores y trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. El Estado adoptará medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de estas condiciones.
            Artículo 88. El Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo. El Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social. Las amas de casa tienen derecho a la seguridad social de conformidad con la ley.
Artículo 89. El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del Estado. La ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones materiales, morales e intelectuales de los trabajadores y trabajadoras. Para el cumplimiento de esta obligación del Estado se establecen los siguientes principios:
1.      Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. En las relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o apariencias.
2.      Los derechos laborales son irrenunciables. Es nula toda acción, acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de estos derechos. Sólo es posible la transacción y convenimiento al término de la relación laboral, de conformidad con los requisitos que establezca la ley.
3.      Cuando hubiere dudas acerca de la aplicación o concurrencia de varias normas, o en la interpretación de una determinada norma se aplicará la más favorable al trabajador o trabajadora. La norma adoptada se aplicará en su integridad.
4.      Toda medida o acto del patrono contrario a esta Constitución es nulo y no genera efecto alguno.
5.      Se prohíbe todo tipo de discriminación por razones de política, edad, raza, sexo o credo o por cualquier otra condición.
6.      Se prohíbe el trabajo de adolescentes en labores que puedan afectar su desarrollo integral. El Estado los o las protegerá contra cualquier explotación económica y social.
            Artículo 90. La jornada de trabajo diurna no excederá de ocho horas diarias ni de cuarenta y cuatro horas semanales. En los casos en que la ley lo permita, la jornada de trabajo nocturna no excederá de siete horas diarias ni de treinta y cinco semanales. Ningún patrono o patrona podrá obligar a los trabajadores o trabajadoras a laborar horas extraordinarias. Se propenderá a la progresiva disminución de la jornada de trabajo dentro del interés social y del ámbito que se determine y se dispondrá lo conveniente para la mejor utilización del tiempo libre en beneficio del desarrollo físico, espiritual y cultural de los trabajadores y trabajadoras.
            Los trabajadores y trabajadoras tienen derecho al descanso semanal y vacaciones remunerados en las mismas condiciones que las jornadas efectivamente laboradas.
            Artículo 91. Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley.
            El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La Ley establecerá la forma y el procedimiento.
            Artículo 92. Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los amparen en caso de cesantía. El salario y las prestaciones sociales son créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera intereses, los cuales constituyen deudas de valor y gozarán de los mismos privilegios y garantías de la deuda principal.
            Artículo 93. La ley garantizará la estabilidad en el trabajo y dispondrá lo conducente para limitar toda forma de despido no justificado. Los despidos contrarios a esta Constitución son nulos.
            Artículo 94. La ley determinará la responsabilidad que corresponda a la persona natural o jurídica en cuyo provecho se presta el servicio mediante intermediario o contratista, sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de éstos. El Estado establecerá, a través del órgano competente, la responsabilidad que corresponda a los patronos o patronas en general, en caso de simulación o fraude, con el propósito de desvirtuar, desconocer u obstaculizar la aplicación de la legislación laboral.
            Artículo 95. Los trabajadores y las trabajadoras, sin distinción alguna y sin necesidad de autorización previa, tienen derecho a constituir libremente las organizaciones sindicales que estimen convenientes para la mejor defensa de sus derechos e intereses, así como a afiliarse o no a ellas, de conformidad con la Ley. Estas organizaciones no están sujetas a intervención, suspensión o disolución administrativa. Los trabajadores y trabajadoras están protegidos y protegidas contra todo acto de discriminación o de injerencia contrario al ejercicio de este derecho. Los promotores o promotoras y los o las integrantes de las directivas de las organizaciones sindicales gozarán de inamovilidad laboral durante el tiempo y en las condiciones que se requieran para el ejercicio de sus funciones.
            Para el ejercicio de la democracia sindical, los estatutos y reglamentos de las organizaciones sindicales establecerán la alternabilidad de los y las integrantes de las directivas y representantes mediante el sufragio universal, directo y secreto. Los y las integrantes de las directivas y representantes sindicales que abusen de los beneficios derivados de la libertad sindical para su lucro o interés personal, serán sancionados o sancionadas de conformidad con la ley. Los y las integrantes de las directivas de las organizaciones sindicales estarán obligados u obligadas a hacer declaración jurada de bienes.
            Artículo 96. Todos los trabajadores y las trabajadoras del sector público y del privado tienen derecho a la negociación colectiva voluntaria y a celebrar convenciones colectivas de trabajo, sin más requisitos que los que establezca la ley. El Estado garantizará su desarrollo y establecerá lo conducente para favorecer las relaciones colectivas y la solución de los conflictos laborales. Las convenciones colectivas amparan a todos los trabajadores y trabajadoras activos y activas al momento de su suscripción y a quienes ingresen con posterioridad.
            Artículo 97. Todos los trabajadores y trabajadoras del sector público y del privado tienen derecho a la huelga, dentro de las condiciones que establezca la ley.

            A partir de 1999, se inicia con el Gobierno bolivariano, un proceso de disminución de la pobreza extrema interrumpido en el segundo semestre del 2001, con los eventos políticos como el paro patronal (diciembre 2001), el golpe de Estado (abril 2002) y el sabotaje petrolero (diciembre 2002), que afectan negativamente los avances en la disminución de la pobreza. A partir del año 2004 la pobreza extrema comienza a disminuir hasta hoy, como resultado del mejoramiento de la capacidad adquisitiva de los hogares, proveniente del aumento del empleo y de los ingresos de los hogares.
            Destacan las políticas, específicamente, para mejorar la distribución del ingreso y de la riqueza, como los aumentos sucesivos del salario mínimo a partir del año 1999, el incremento del Bono de Alimentación para los asalariados, aumento de las pensiones de vejez, así como la disminución progresiva de la tasa de desocupación, lo cual ha incidido favorablemente en el mejoramiento del ingreso de los hogares y en el aumento del bienestar de la población.
            La reducción de la pobreza, desde la perspectiva económica, es el resultado principalmente de un incremento en el Ingreso de los hogares, complementada por las mejoras distributivas registradas en los últimos años. Con la reducción del Coeficiente de Gini se confirma la mejora en la distribución de los ingresos de los hogares venezolanos. Para el 1er semestre del año 2009, la desigualdad en la distribución del ingreso alcanzó un Gini = 0,3928, siendo el más bajo de América Latina y del período del Gobierno Bolivariano.

Conclusión


            En el año 2010, en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la independencia, la República Bolivariana de Venezuela reafirma su compromiso de seguir cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). A estos fines se ha proseguido con la instrumentación de todas las iniciativas institucionales y se ratifica la obligación del Estado venezolano, de garantizar a todos los ciudadanos los derechos humanos relativos a salud, alimentación, educación, cultura, deporte, recreación, trabajo, seguridad social, ciencia y tecnología.
            Las transformaciones políticas e institucionales que se han experimentado en Venezuela a partir del año 1999, le imprimen un mayor dinamismo a las políticas, programas, proyectos y misiones socialistas, mediante la evaluación y reestructuración de los mismos, a fin de contar con una estrategia de aplicación de políticas, que dan respuesta eficiente y oportuna a las demandas sociales en el conjunto de sus necesidades básicas. Todos ellos, basan sus principios rectores en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que sustenta toda política oficial del Gobierno en la universalidad, la igualdad sustantiva y la corresponsabilidad, y en ese ámbito, las Misiones como sistema, siguen constituyendo la estrategia fundamental para alcanzar la inclusión social de forma masiva y acelerada, a fin de superar las desigualdades sociales y la pobreza.
            Así lo establece el Primer Plan Socialista “Simón Bolívar” del período 2007-2013, en el que uno de sus objetivos fundamentales, en la gestión de Gobierno, es alcanzar la Suprema Felicidad Social bajo los principios del proyecto socialista bolivariano que hoy día construye la sociedad venezolana.







Referencias Bibliográficas

·         Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela

·         Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013

·         LA EDUCACIÓN BOLIVARIANA POLÍTICAS, PROGRAMAS Y ACCIONES

·         “CUMPLIENDO LAS METAS DEL MILENIO”

·         www.lapatriagrande

·         www.institut-gouvernance.org

·         motoresconstituyentes.blogspot.com














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada