Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos. (Augusto César Sandino).

domingo, 13 de marzo de 2011

Grupos Vulnerables


msucreREPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PTA. DE MATA - EDO. MONAGAS
VII SEMESTRE  P.F.G.: Estudios Jurídico






     







Profesor:                                                                                                       Bachiller:
Francia Rodríguez                                                                                Yolenny Cabrera            
02/06/2010




INDICE


Portada
Índice
Introducción
La Vulnerabilidad
Pueblos Afro-Venezolanos
Los Pueblos indígenas
Hombres y Mujeres privados de libertad.
Hombres y Mujeres ex privados de libertad
Minorías Sexuales
Inmigración
Las Mujeres
Niños, Niñas Y Adolescentes
Adultos Mayores
Discapacitados física y mentalmente
Personas con Enfermedades Infectocontagiosas
Artistas, Cultores y Cultoras
Campesinos y Campesinas
Trabajadores y Trabajadoras Domésticas
Conserje
Chofer o conductor de vehículo
Obreros y Obreras
Servidoras y Servidores Sexuales
Grupos Religiosos
El socialismo es el camino para construir un mundo de justicia social, igualdad y hermandad, Bajo los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2021),
Conclusión
Referencias Bibliográficas
Anexos 
Introducción
El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) concibe a la vulnerabilidad como un fenómeno de desajustes sociales que ha crecido y se ha arraigado en nuestras sociedades.
La vulnerabilidad coloca a quien la padece en una situación de desventaja en el ejercicio pleno de sus derechos y libertades. Fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de derechos y libertades fundamentales, de tal suerte que las personas, grupos y comunidades vulnerables tienen estos derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan las condiciones necesarias para su ejercicio.
La vulnerabilidad viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y los margina, razón por la cual el Estado tiene la responsabilidad de reconocer, proteger y hacer efectivos los derechos de quienes se encuentran en eta condición
Quienes son vulnerables frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignoran los medios para hacerlos valer y carecen de los recursos necesarios para acudir ante los sistemas de justicia.
Los derechos humanos más afectados por causa de la vulnerabilidad son el derecho a la vida y los derechos económicos, sociales y culturales, específicamente el derecho a la igualdad de oportunidades y el derecho al desarrollo.
Con base en lo anterior, se puede afirmar que la vulnerabilidad atenta contra la indivisibilidad de los derechos humanos, dado que éstos deben ser entendidos en forma integral; la ausencia de determinados derechos anula sistemáticamente a los demás, por lo tanto, la vulnerabilidad afecta la dignidad y los derechos fundamentales de personas, grupos y comunidades.
Por medio de este trabajo se demuestra el gran paso que ha dado Venezuela para garantizar a todos sus habitantes  un mundo de justicia social, igualdad y hermandad  por medio del socialismo.


    “Igualdad y libertad: raíces del socialismo que estamos planteando al mundo”.
                                                                                                          Hugo Chávez Frías

La Vulnerabilidad
Persona o grupo que por sus características de desventaja por edad, sexo, estado civil; nivel educativo o económico, origen étnico, situación o condición física y/o mental; requieren de un esfuerzo adicional para incorporarse al desarrollo y acceder a mejores condiciones de bienestar.
Se consideran como grupos vulnerables: Ø Niños, niñas y adultos mayores Ø Personas con discapacidades Ø Personas con enfermedades mentales Ø Pueblos indígenas Ø Personas en estado de pobreza extrema Ø Personas con VIH/SIDA Ø Trabajadores migrantes Ø Personas detenidas o privadas de libertad, pueblos afro venezolanos.
La vulnerabilidad  es  la condición de una mayor indefensión en la que se puede encontrar una persona, un grupo o una comunidad.
Alguien puede ser vulnerable porque no cuenta con los recursos necesarios para satisfacer las necesidades básicas del ser humano, como la alimentación, el ingreso económico, la vivienda, los servicios de salud y el agua potable. Esta situación está en función de la capacidad de respuesta individual o colectiva frente a una situación determinada.
El daño ocasionado por situaciones como la crisis económica, el desempleo, la falta de igualdad de oportunidades, las conductas discriminatorias de los distintos sectores de la sociedad e, incluso, a los fenómenos naturales.
La vulnerabilidad se origina a partir de la reunión de factores internos y externos, que al combinarse disminuyen o anulan la capacidad que tiene una persona, grupo o comunidad para enfrentar una situación determinada que les ocasione un daño y, más aún, para recuperarse de él.
Los factores internos forman parte de las características propias del individuo, grupo o comunidad, como por ejemplo la edad, el género, el estado de salud, el origen étnico, la discapacidad, la orientación sexual y la constitución física, entre otros.
Por su parte, los factores externos están ligados al contexto social, ya que el hombre, como ser social, está en constante interacción con personas, grupos e instituciones para satisfacer sus necesidades. El contexto social presenta una serie de características que determinan los factores externos de la vulnerabilidad.
Algunos ejemplos de factores externos son las conductas discriminatorias, el nivel de ingresos, la falta de empleo, la crisis económica, la desigual repartición de la riqueza, la falta de políticas sociales orientadas hacia el beneficio de la población, así como los fenómenos climatológicos.
Frecuentemente, la combinación de los factores internos y externos origina las condiciones de pobreza y marginación en que se encuentran amplios sectores de la población.
El Plan Nacional de Desarrollo (PND) define la vulnerabilidad como el resultado de la acumulación de desventajas y una mayor posibilidad de presentar un daño, derivado de un conjunto de causas sociales y de algunas características personales y/o culturales. Considera como vulnerables a diversos grupos de la población entre los que se encuentran las niñas, los niños y jóvenes en situación de calle, los migrantes, las personas con discapacidad, los adultos mayores y la  población indígena, que más allá de su pobreza, viven en situaciones de riesgo.
El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) concibe a la vulnerabilidad como un fenómeno de desajustes sociales que ha crecido y se ha arraigado en nuestras sociedades. La acumulación de desventajas, es multicausal y adquiere varias dimensiones. Denota carencia o ausencia de elementos esenciales para la subsistencia y el desarrollo personal, e insuficiencia de las herramientas necesarias para abandonar situaciones en desventaja, estructurales o coyunturales.
Desde una perspectiva alimentaria, la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define un grupo vulnerable al que padece de inseguridad alimentaria o corre riesgo de padecerla. El grado de vulnerabilidad de una persona, un hogar o un grupo de personas está determinado por su exposición a los factores de riesgo y su capacidad para afrontar o resistir situaciones problemáticas.
Mientras que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos considera una amplia gama de grupos vulnerables que incluye a las mujeres violentadas, refugiados, personas con VIH/SIDA, personas con preferencia sexual distinta a  la heterosexual, personas con alguna enfermedad mental, personas con discapacidad, migrantes, jornaleros agrícolas, desplazados internos y adultos mayores, la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables enfoca su atención a cuatro grupos: Niños, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad.
Una acepción más amplia refiere que, en general, los grupos mencionados, alimentariamente por definición, viven en condiciones de pobreza extrema. Los ingresos de los pobres extremos no les permiten adquirir una cantidad suficiente de alimentos para poder desempeñar sus actividades económicas y sociales satisfactoriamente. En consecuencia estos ingresos tampoco les alcanzan para atender el resto de sus necesidades básicas como salud, vivienda y educación.
Esto es, la pobreza extrema configura una situación de vulnerabilidad. Si bien la vulnerabilidad de quienes padecen pobreza alimentaria es crítica, también son vulnerables aquellos que se clasifican en pobreza de capacidades. Estudios del Banco Mundial revelan que la vulnerabilidad de las personas y las familias ante situaciones adversas es intrínseca a la pobreza, “Cuando los recursos del hogar no alcanzan para adquirir el valor de la canasta alimentaria, más una estimación de los gastos necesarios de salud, vestido, calzado, vivienda, transportes y educación”.

Características de la vulnerabilidad
·         Es multidimensional, porque se manifiesta en distintos individuos, grupos y comunidades, además de que adopta diferentes formas y modalidades.
·         Es integral, porque afecta todos los aspectos de la vida de quienes la padecen.
·         Es progresiva, ya que se acumula y se incrementa, produciendo efectos más graves, dando lugar a nuevos problemas y a una mayor vulnerabilidad, por lo que esta condición se vuelve cíclica.
Por ello, la vulnerabilidad es causa y consecuencia de distintas situaciones que ponen en evidencia las dificultades ya existentes, agudizándolas y convirtiéndolas en el detonador de nuevos problemas.
Las consecuencias inmediatas de la vulnerabilidad
A. La incertidumbre
La incertidumbre provoca inseguridad y coloca a quien la padece en una situación de riesgo, no sólo ante los cambios repentinos, sino también frente a situaciones cotidianas, lo que conlleva al individuo a un estado de vulnerabilidad.
B. El riesgo
Es la probabilidad de que se presente un daño frente a una situación determinada.
El riesgo será mayor mientras mayor sea el grado de vulnerabilidad. Así, por ejemplo, frente a una enfermedad corre más riesgo aquel que carece de seguridad social y de recursos económicos que quienes cuentan con ellos. De esta forma, una persona vulnerable vive constantemente ante la expectativa de sufrir un daño irreparable.
C. La violación a los derechos humanos
La vulnerabilidad coloca a quien la padece en una situación de desventaja en el ejercicio pleno de sus derechos y libertades. La vulnerabilidad fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de derechos y libertades fundamentales, de tal suerte que las personas, grupos y comunidades vulnerables tienen estos derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan las condiciones necesarias para su ejercicio.
La vulnerabilidad viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y los margina, razón por la cual el Estado tiene la responsabilidad de reconocer, proteger y hacer efectivos los derechos de quienes se encuentran en una condición vulnerable.
Quienes son vulnerables frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignorar los medios para hacerlos valer y carecen de los recursos necesarios para acudir ante los sistemas de justicia.
Los derechos humanos más afectados por causa de la vulnerabilidad son el derecho a la vida y los derechos económicos, sociales y culturales, específicamente el derecho a la igualdad de oportunidades y el derecho al desarrollo.
El derecho a la vida equivale a proteger la existencia humana y a otorgar las garantías necesarias para el desarrollo de un adecuado nivel de vida.
El derecho a la igualdad de oportunidades se refiere a que existan las mismas oportunidades para que el individuo esté en posibilidad de desarrollarse en todos los ámbitos.
El derecho al desarrollo es el que garantiza mayores opciones para que las personas puedan combatir la pobreza, y para que tengan tanto calidad de vida como acceso al disfrute de todos los derechos humanos.
Con base en lo anterior, se puede afirmar que la vulnerabilidad atenta contra la indivisibilidad de los derechos humanos, dado que éstos deben ser entendidos en forma integral; la ausencia de determinados derechos anula sistemáticamente a los demás, por lo tanto, la vulnerabilidad afecta la dignidad y los derechos fundamentales de personas, grupos y comunidades.

Pueblos Afro-Venezolanos
            De acuerdo con analistas del tema (Jesús Borges) el termino Afro-Venezolano, dice que ésta terminología la ha venido manejando unas élites normalmente del campo cultural y caraqueñas, que asumieron esta bandera y con el apoyo mediático han impuesto éste término. En su escrito o ensayo hace la siguiente reflexión, como van a llamar a los venezolanos que no son negros, Caucásicos venezolanos, hispano venezolanos y quien que no sea negro puede garantizar que no tiene un ascendiente negro en su árbol genealógico. (Jesús Borges, 12/09/07 Aporrea). Los venezolanos poseen una combinación rica de herencias. A partir del período colonial se mezclaron indígenas, españoles y africanos, y hoy en día la mayoría de los venezolanos tiene una o más de esas ascendencias: mestizos 67%, descendientes de europeos 21% (en su mayoría italianos y españoles), afro-descendientes 8%, indígenas 2%. Las comunidades indígenas en la actualidad rondan el 1% de población total. Estos grupos se concentran en diferentes regiones del país como son: La región de Barlovento, en el estado Miranda, La costa del estado Vargas, en el Estado Yaracuy, específicamente en el municipio Veroes en el sur del Lago de Maracaibo Estado Zulia, en una conocida población llamada Bobures, en la localidad del Callao y sus poblaciones aledañas del Estado Bolívar. Poseen parte de la cultura de sus ancestros, los afro descendientes del resto del país están totalmente asimilados, pérdida totalmente su antigua cultura y desarrollando la de los mestizos. En la década de los años setenta se conforman agrupaciones culturales que reivindican la diáspora africana desde las perspectivas culturales, la mayoría de las veces reducidas al folklor. Sin embargo fueron contribuciones que lograron decir aquí hay una cultura con grandes contenidos simbólicos y unos ricos elementos que dinamizan la cultura venezolana. Pero fue a finales de la década de los ochenta que se pasa de una conciencia ingenua a una conciencia crítica Desde la década de los 80 los pueblos afro descendientes de las Américas vienen marcando una tendencia irreversible por el reconocimiento de los derechos constitucionales, acontecimientos que se identifican en Estados como Brasil, Colombia, Ecuador, Honduras, entre otros, celebrando de esta forma el concepto de multietnicidad y pluriculturalidad como el principio de construcción de una sociedad más incluyente, diversa y solidaria. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en el año de 1999 representa un avance transformador de las relaciones de convivencia en la nación venezolana al señalar: “el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural”; que no obstante, estos avances, los pueblos afro venezolanos luchan aún por que se reconozca su presencia en la construcción de la Nación. En la conferencia continental contra el racismo, en Santiago de Chile año 2000, con apoyo de la ONU, se decide autodenominarse Afrodescendientes, entendiendo como todas aquellas personas que descienden, de alguna forma u otra, de los antiguos millones secuestrados de África durante cuatrocientos años y el proceso de resistencia que se ha sostenido y a las contribuciones transcendentales en la construcción global de este continente. La CEPAL incorporó la dimensión afrodescendientes para sus estudios sociales y económicos. En América Latina y el Caribe existen aproximadamente 150 millones de afrodescendientes según el Banco Interamericano de Desarrollo. Hoy el término, es un concepto de reconocimiento universal gracias al impulso de organizaciones como la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y la Alianza Estratégica Afrolatinoamericana.

Discurso del Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela en la Conferencia de Durban.

“…Para la República Bolivariana de Venezuela, el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y demás formas de intolerancia, son la negación de los principios fundamentales del evangelio liberador de Jesús de Nazaret, y del pensamiento del Libertador Simón Bolívar, guías de nuestra Revolución.
La piedra fundamental del socialismo bolivariano está basada en la plena igualdad entre hombres y mujeres, sin que importe condición alguna, tal como lo consagra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que nos declara como una nación multiétnica y pluricultural, por lo que sin duda el racismo y la discriminación racial son incompatibles con el modelo de realidad que inspira la Revolución Bolivariana, basada en el respeto, promoción y protección de los derechos humanos.
Desde los tiempos de Bolívar, El Libertador; proclamamos la libertad de los esclavos, y reconocemos que nuestra independencia se nutrió de los actos de rebelión anti-colonial de los afrodescendientes esclavizados, y de la resistencia de los pueblos indígenas originarios.
Es así como, en la Venezuela actual, se ha podido apreciar, por vez primera en la historia, que una mujer indígena recientemente presidiera la Asamblea Nacional; así como la creación y puesta en funcionamiento del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas; de la Oficina de Enlace con las Comunidades Afrodescendientes; de la Comisión Nacional contra la Discriminación Racial. Además de la inserción de todo un capítulo en la Constitución sobre los derechos de los pueblos indígenas; por citar solo algunos ejemplos que evidencian que estamos haciendo una revolución para los débiles, para los pobres, para los excluidos. Así lo hemos declarado al mundo: Una revolución para todos, pero con prioridad para los pobres; tal como una vez dijo Juan Pablo II; Dios está con todos, pero tiene preferencia por los pobres y excluidos de la Tierra. 
En Venezuela, estamos luchando contra una forma sutil de racismo. Esta puede llamarse racismo o discriminación pasiva, con la exclusión de los más débiles quienes son invisibilizados para que no participen. Para nosotros siempre han estado allí, están allí y lucharemos incansablemente por su inclusión. Tenemos que empoderar a los pobres y a los excluidos del planeta, víctimas históricas del racismo, de la discriminación racial, de la esclavitud, y de los genocidios; contra ellos siempre han sido perpetrados estos crímenes; contra los más desamparados.
Hoy estamos en la Conferencia de Examen de Durban. Pero no hemos llegado hasta aquí por la generosidad de los viejos colonizadores y esclavistas; ni por la comprensión de los neo colonizadores; ni mucho menos por su arrepentimiento. Estamos aquí por las luchas que se han librado durante centurias, y que han costado millones de vidas, millones de lágrimas y de sufrimiento. Los campos de los pueblos de África, Asia y América están llenos de historias de heroísmo, de discursos, de poemas, de revueltas, de manifestaciones y de deseos por construir un mundo sin racismo ni exclusión. 
Históricamente ha existido un manto de impunidad por los crímenes perpetrados por los poderosos. La esclavitud, el genocidio, el racismo, la incitación al odio, al igual que ahora con la crisis económica y financiera mundial; pareciera no tener responsables. Es necesario seguir luchando para alcanzar la anhelada justicia. Hay que derrotar la cultura de la impunidad. El respeto a los Derechos Humanos no es obligación exclusiva de los países pobres, sino de todos.
                                                                          Hugo Chávez Frías

La Constitución  1961, tenía  en uno de sus artículos reconocimiento superficial a los indígenas, mientras que los afrodescendientes no aparecerán por ningún lado; ya que en la misma se expresa que en este país “todos somos iguales”, sin discriminación basada en la raza. Sin embargo, a pesar de ello el tema de la discriminación racial continuó en la sociedad venezolana. Los sectores afrodescendientes no existían en los programas educativos, no existía reconocimiento a sus aportes históricos ni culturales. En la mencionada Constitución se acaba la diversidad étnico-cultural y se hegemoniza el carácter “mestizo” y la igualdad racial. Pero en el país real el racismo y la discriminación proseguían su curso como río por debajo de las hojas. A pesar de ello, en diversos momentos del modelo de Democracia Representativa el racismo y la discriminación racial emergió como sarampión en la piel: en la esfera de lo político, lo religioso, el empleo en ciertas empresas del Estado (como PDVSA), las mismas Fuerzas Armadas, en la Iglesia Católica venezolana y en la profunda exclusión social de las comunidades afrodescendientes.
Caso resaltante fue el del maestro Prieto Figueroa, cuando se radicalizó y se lanzó a la Presidencia de la República separándose del partido Acción Democrática. Las referencias periodísticas y medios audiovisuales de ese momento estuvieron signadas por el racismo: No queremos un presidente negro.
Las expresiones de Ramón Escobar Salom, siendo ministro de Relaciones Interiores en el segundo mandato del presidente Rafael Caldera, según las cuales los diez mil azotes de barrios eran negros. Lo mismo sucedió cuando el Alcalde de Caracas, Antonio
Ledesma, deportó a más de cien haitianos por ser ellos, supuestamente, escorias y sidosos. Al líder de los Derechos Humanos para la burguesía venezolana y Secretario de la Presidencia (1995), Asdrúbal Aguiar, también se le salió su racismo colonial cuando le respondió al presidente de Amnistía Internacional, Pierre Sané, que se fuera con su Macumba a África. Esta reacción de Asdrúbal Aguiar se debió a que Pierre Sané (senegalés) expresó que la violación de los Derechos Humanos y el hacinamiento en las cárceles tenían rostros afrodescendientes, como aún, lamentablemente, sigue ocurriendo.
Esta exclusión es históricamente estructural y se la debe analizar con muchísima atención. Ante el fracaso de las aspiraciones de miles de campesinos, indígenas, afrodescendientes y excluidos de la Democracia Representativa, emergerá el movimiento guerrillero de la década de los años sesenta, donde se incorporarán miles de afrodescendientes buscando una transformación profunda para el pueblo venezolano. Son los partidos de izquierda los que asumen, en dicha década, la responsabilidad de la lucha armada. Focos importantes de ese proceso estaban ubicados en comunidades negras, como la Sierra de Falcón; donde torturaron, asesinaron y desaparecieron a muchos afrodescendientes.
La Constitución de 1961 sólo establecía en su artículo 61 la prohibición de todo tipo de discriminación, incluyendo la discriminación por motivos de raza. Para 1999 se instala la Asamblea Nacional Constituyente y algunas organizaciones realizaron propuestas para la inclusión de este sector en la nueva Constitución, sin que éstas tuvieran efecto, a pesar del reconocimiento de la refundación de la República con una sociedad multiétnica y pluricultural.
Lo que impresiona es que estos conceptos son asociados sólo con la presencia de la población indígena. El reconocer los derechos de nuestr@s herman@s indígenas, es saldar una deuda también histórica. Sin embargo, se  considera que se Subestimó la presencia de un gran porcentaje de la población venezolana, con características innegables de su ancestral africanidad, lo cual, se tiende a diluir en el mito de la igualdad racial, por la falsa creencia de que todos tenemos los tres componentes (indígena-africano-europeo) y en esta tríada, muchos son los que pretenden resaltar lo que supuestamente tienen de europeo y esconder lo indígena o africano. De allí se desprenden las diversas situaciones que afectan a los de rasgos más pronunciados que son definidos como afro descendientes,  el racismo y la discriminación racial; convirtiéndose el componente racial, en un motivo de discriminación para las/os afrodescendientes.
Venezuela, hasta ahora, no cuenta con ningún instrumento jurídico a nivel nacional que sancione o regule las situaciones de discriminación racial, aunque el Estado venezolano es firmante de tratados internacionales que establecen medidas para el abordaje de este tema, entre ellos están: la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y Formas Conexas de Intolerancia.
Les corresponde a las y los diputados de la Asamblea Nacional la responsabilidad de asumir la deuda histórica que se tiene con este amplio sector de la población venezolana. Deben entender que se trata de saldar, impostergablemente, una deuda moral, social, económica y política; es el momento para que juntos, Gobierno y movimientos sociales, direccionen la construcción de la sociedad con la que soñamos, más justa, de mayor equidad, de igualdad de condiciones. En este momento de transformación del país, no debería haber excusas para seguir ignorando las necesidades de la comunidad de afrodescendientes; es preciso que la sociedad venezolana valore, de una vez por todas, las contribuciones sociales y culturales, que a diario realiza. No habrá revolución posible sin la inclusión y el reconocimiento de esta población que se mantiene en los estratos económicos más bajos de nuestra sociedad, como lo he referido, por una razón histórica. Esta generación tiene la responsabilidad de romper esa cadena de pobreza, como José Leonardo rompió la de la esclavitud hace más de 200 años. Estratégica, considerada fundamental, como lo es la educación, gracias a la comprensión, la voluntad política y la responsabilidad del ministro de Educación y Deportes, Aristóbulo Isturiz, quien realizó las gestiones necesarias para que el presidente Chávez firmara el Decreto para la Prevención de la Discriminación racial y otras distinciones en el Sistema Educativo. Que en su artículo 1 reza: “Se crea con carácter permanente, la comisión presidencial para la prevención y eliminación de todas las formas de discriminación racial y otras distinciones en el sistema educativo venezolano, tendrá por objeto la elaboración, formulación, coordinación, seguimiento y evaluación de programas, métodos y políticas públicas correspondientes al sector educativo, que garanticen la igualdad de posibilidades y de trato para todas las personas en el goce y ejercicio efectivo del derecho a la educación”.


“Dios hizo iguales a todos los hombres en cuerpo y alma, ¿por qué entonces un puñado de ladrones y facciosos van a vivir del trabajo de los pobres, especialmente de quienes tienen el pellejo negro?”          Ezequiel Zamora


Los Pueblos indígenas
Los pueblos indígenas están entre los grupos más vulnerables del mundo y las poblaciones socio-étnica más pobres. Constituyen un porcentaje significativo de la población con inseguridad alimentaria, enfrentando frecuentemente hambre crónica y desnutrición. Paradójicamente, debido a la creciente dependencia de la comida rápida, la obesidad también se presenta entre algunos de los pueblos indígenas.
Los Pueblos Indígenas en nuestra historia Desde el arribo europeo al continente americano, los habitantes originarios de estas tierras han sido víctimas de genocidio y etnocidio. Las epidemias venidas de Europa fueron el mejor aliado de los conquistadores en sus esfuerzos por reducir toda resistencia a la colonización. Durante los primeros 150 años de la conquista, la población indígena continental se redujo en un 95% siendo aniquilados por la violencia o por los virus más de 60 millones de indígenas. (Galeano, 1976) Lo que puede considerarse una de las más gigantescas masacres de la historia universal. Un debate común después de la llegada del Almirante Cristóbal Colón al “nuevo” mundo era si los indios americanos debían considerarse seres humanos, y no fue sino hasta el año 1537 cuando una Bula Papal confirma que los indios eran “verdaderos hombres” dotados de alma y razón. Sin embargo, hasta hace poco años, en Venezuela se utilizaba el calificativo de “racionales” para distinguir a los criollos o mestizos de los indígenas. Expulsión de sus territorios ancestrales, racismo, discriminación social, desprecio a sus creencias, inoculación de la vergüenza étnica, desarraigo, marginación política y exclusión configuran el pasado y persisten en el presente de gran parte de los pueblos indígenas americanos. La guerra de independencia acabó con la dominación colonial de las nacientes repúblicas americanas, pero no acabó con el sistema colonialista hacia los pueblos indígenas. Un ejemplo de ello es que cuatro siglos después del mal llamado descubrimiento, la Constitución venezolana de 1901, en su artículo 34 deja claro que: “no se computarán en la base de población los indígenas que viven en estado salvaje”. Este precepto se repitió en las constituciones de 1904 y 1909 (Hernández, 2001: 6) y en esta última aparece por primera vez la potestad del gobierno para contratar Misioneros “que se establecerán precisamente en los puntos de la República donde hay indígenas que civilizar” (Art. 80, numeral 18). Seis años más tarde, en 1915, se aprueba la Ley de Misiones por medio de la cual el Estado venezolano delega la administración y control de territorios ocupados por pueblos indígenas a los misioneros católicos. Posteriormente, los misioneros evangélicos se ampararán en esta ley para instalarse en otras regiones pobladas por indígenas. En pleno siglo XX los países americanos perciben a la población indígena como un problema a resolver, y con frecuencia se habla de “el problema de nuestra población indígena” en vez de hablar de los problemas de la población indígena.
En México nace el llamado indigenismo y se propaga rápidamente a la mayoría de los países americanos como una ideología integracionista de donde surgen las políticas oficiales hacia la población indígena. En sus orígenes, el indigenismo percibe a los indígenas como seres desincorporados de la nación que han de ser integrados pero primero deberán ser civilizados. Como discurso integracionista era etnocida, racista y paternalista. La Constitución venezolana de 1947 refleja claramente la visión de este indigenismo clásico. En su artículo 72 establecía que: “corresponde al Estado procurar la incorporación del indio a la vida nacional”. Este mismo espíritu integracionista, aunque un poco suavizado, permanecerá en la Constitución de 1961: “... La ley establecerá el régimen de excepción que requiera la protección de las comunidades de indígenas y su incorporación progresiva a la vida de la Nación”. (Art. 77) Se asumía con ello la necesidad de proteger a los indígenas pero, esencialmente no se les consideraba como parte de la vida de la nación. De allí la necesidad de su “incorporación progresiva”. El concepto de ciudadano se consideraba incompatible con el de indígena.
El informe anual de la Oficina Central de Asuntos Indígenas de Venezuela de 1968 contempla un “Programa de Civilización y Protección de indígenas” y en el listado de actividades realizadas ese año por la Comisión Indigenista Nacional reseña la elaboración de un informe sobre “la frecuente e inconveniente presentación, en la prensa del país, de los hábitos, costumbres y otros aspectos de los indígenas no incorporados, así como también en diversas exhibiciones turísticas en países del extranjero.” Gracias a los funcionarios de la Comisión Indigenista Nacional la vergüenza étnica había alcanzado rango de política oficial. Desde una visión desarrollista unilateral como ideología de la modernidad, las pueblos indígenas no parecían tener ningún futuro por considerárseles reductos del pasado. Si aún despertaban interés era por su aporte a la cultura mestiza, al folklore nacional y por algunas muestras de cultura material como la hermosa cestería y la cerámica que bien podía conservarse en los museos. Desde esta visión pseudohumanista se ama la cultura indígena pero se desprecia al indígena. Por entonces, muchos pensaban que un país en vías de desarrollo requería fundamentalmente de trabajadores asalariados y productivos, no de indígenas desincorporados y aislados de la sociedad, que viven como quieren y ocupan regiones muy ricas en recursos naturales que podrían ser explotadas. Detrás del integracionismo civilizador disfrazado de buenas intenciones, se oculta un profundo desprecio a la diversidad cultural, que es otra forma de llamar al racismo. La larga resistencia indígena que se fue forjando durante cinco siglos tuvo que enfrentarse a la visión etnocida del indigenismo clásico pero a partir de la década del sesenta, algunos científicos sociales y otros aliados comprometidos con las reivindicaciones de los indígenas propusieron nuevas visiones del indigenismo que llegaron a conocerse como indigenismo de vanguardia, indigenismo de liberación o neoindigenismo. Estas nuevas perspectivas, reflejadas en la primera Declaración de Barbados, resaltaban el interculturalismo y el derecho a la autodeterminación de los pueblos indígenas. Simultáneamente, se expandían las luchas indígenas a nivel continental gracias a un proceso de concientización y organización que desembocó en la creación de las primeras federaciones indígenas (Serbín y González, 1980:16) No pasarían muchos años antes de que los nuevos postulados que colocaron al indigenismo del lado de los indígenas llegaran hasta los pasillos de la Organización de las Naciones Unidas y encontraran asideros jurídicos en importantes tratados y convenios internacionales. En 1982 la ONU decidió la creación del Grupo de Trabajo sobre los Pueblos Indígenas (GTPI), máxima tribuna internacional para la discusión en torno a los derechos humanos de los pueblos indígenas, en 1989 se adoptó el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales, en 1992 fue firmado por 157 países el Convenio sobre la Diversidad Biológica y, en 1992, la II Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado adoptó el Convenio Constitutivo del Fondo para el desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y del Caribe. Todos estos convenios promueven el respeto a las minorías étnicas y reconocen el derecho que tienen a su propia cultura, identidad, idioma, religión y organización social.
Los indígenas que actualmente habitan en Venezuela son descendientes de aquellos primeros pobladores que llegaron a nuestro territorio hace miles de años provenientes de diferentes puntos de la tierra, principalmente de Asia. Aunque somos muy parecidos unos a otros, hay diferentes maneras de ser indígena. Por ejemplo los Yekuana y los Warao son reconocidos como excelentes navegantes y constructores de curiaras, pero habitan en lugares distantes y sus idiomas y algunas de sus costumbres son diferentes. Los Yekuana viven en la selva del Amazonas y la Guayana venezolana donde abundan los tepuyes y nacen muchos de los ríos tributarios del Orinoco. Construyen unas hermosas y grandes casas circulares de techos cónicos llamadas churuatas. Los Warao por su parte, habitan en el Delta del Orinoco desde hace miles de años. Allí, sobre las aguas de los muchos caños que conforman el delta, levantan sus casas encima de una estructura de pilotes. Estas casas, muy parecidas a las que construyen los Añu o paraujanos en la Laguna de Sinamaica (Estado Zulia), son las que conocemos como palafitos. Alrededor del 1% de la población de Venezuela pertenece a grupos originarios que mantienen su cultura propia, radicalmente diferente a la cultura legada por el período de colonización española. De acuerdo al Censo Indígena realizado en 1992, la población indígena de Venezuela sobrepasaba las trescientas mil (300.000) personas pero algunos consideran que en realidad son más de quinientos mil (500.000) indígenas, divididos entre unas veinticinco etnias. Cuando se habla hablamos de una etnia, un pueblo o una comunidad indígena, nos referimos a un grupo humano que posee su propio idioma, creencias y costumbres y cuyos miembros se reconocen entre sí como parientes o descendientes de un origen común. Es importante señalar que la mayoría de nuestros pueblos y comunidades se localizan en las fronteras, en las zonas limítrofes con Brasil, Colombia y Guyana. Pero para todos los pueblos indígenas, así como para el resto de los venezolanos y muchas otras sociedades, el bienestar de la familia y la educación de niños y jóvenes, es lo más importante.
Estos breves antecedentes históricos ayudan a comprender, en su justa dimensión, el avance que significó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 en la larga lucha de los pueblos indígenas de nuestro país. Esta Constitución contiene un capítulo completo dedicado a los derechos de los pueblos indígenas (Artículos 119 al 126) en perfecta sintonía con los más importantes tratados internacionales sobre derechos de los pueblos indígenas y contiene además otros ocho artículos que tratan asuntos de interés para estos pueblos. Es por ello que ha sido considerada como la Constitución americana más adelantada en materia de derechos indígenas.
Por primera vez en la historia los derechos  de los indígenas fueron garantizados  y  fue en la Constitución Nacional de 1999.
El preámbulo de la Constitución de 1999, resalta el carácter multiétnico y pluricultural de la sociedad venezolana. El capítulo VIII del titulo III, reconoce la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas y costumbres, idiomas, religiones, así como su hábitat y el derecho a la propiedad colectiva sobre las tierras que ocupan, las cuales son indispensables para garantizar sus formas de vida. Por lo tanto, el aprovechamiento de los recursos naturales existentes en las tierras indígenas debe hacerse previa información y consulta a las comunidades respectivas. La Constitución hace énfasis en los derechos sociales de los pueblos indígenas: el derecho a una educación intercultural bilingüe, a la salud, a la medicina tradicional, a sus prácticas económicas tradicionales, a participar en la economía nacional como trabajadores y trabajadoras, a la formación profesional, a participar en programas de capacitación y contar con servicios de asistencia técnica y financiera que fortalezcan sus actividades económicas, y a la participación política de los indígenas en la Asamblea Nacional y en los cuerpos deliberantes de las entidades federales y locales con población indígena. Finalmente, ordena la elaboración, con carácter prioritario, de la primera Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, que tiene por objeto desarrollar los derechos constitucionales y aquellos que han sido suscritos por la República en los convenios, pactos y tratados internacionales. Así mismo, por medio de esta ley orgánica, se pretende proteger la vida y desarrollo sostenible de los pueblos indígenas, establecer los mecanismos de relación entre los pueblos indígenas y el Estado, y servir de marco normativo a otras leyes referidas a los derechos de los pueblos indígenas. Para los efectos del presente enfoque, es de particular importancia el artículo 122 porque garantiza el derecho a la salud integral y el reconocimiento a la medicina tradicional de los pueblos indígenas: “Los pueblos indígenas tienen derecho a una salud integral que considere sus prácticas y cultura. El Estado reconocerá su medicina tradicional y las terapias complementarias, con sujeción a principios bioéticos.” Con base en esta norma constitucional, el Anteproyecto de Ley Orgánica de Salud incluyó siete artículos y una disposición final que norman los derechos y servicios de salud dirigidos a la población indígena. Estos artículos son el 10, el 24, el 26, el 32, el 60, el 135, el 148 y la cuarta disposición final.
En enero del 2001 se promulgó la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, cuyo objeto es “regular la formulación, coordinación y ejecución de las políticas y planes relativos a la demarcación del hábitat y tierras de los pueblos y comunidades indígenas a los fines de garantizar el derecho a las propiedades colectivas de sus tierras.” Esta es la primera Ley que contiene los nombres de los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela. Sin embargo, la misma ley señala que se trata de los pueblos y comunidades hasta ahora identificados. Por ello no implica la negación de los derechos de otros pueblos o comunidades que por razones de desconocimiento no están identificados por Ley. Tal consideración permite que dentro del marco jurídico puedan reconocerse otros pueblos y comunidades indígenas que en algún momento se consideraron desaparecidos o que no hayan sido contactados hasta los momentos. Siguiendo el mandato constitucional, en mayo del 2002 se dicta el Decreto 1795 que dispone la obligatoriedad del uso de los idiomas indígenas, en forma oral y escrita, en los planteles educativos públicos y privados ubicados en los hábitats indígenas, así como en zonas rurales y urbanas habitadas por indígenas, en todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional. En la misma fecha se aprueba el Decreto 1796, que crea el Consejo Nacional de Educación, Cultura e Idiomas Indígenas. Son las definiciones fundamentales que debería manejar todo el que trabaje con la temática de los pueblos indígenas.
Se presenta también la definición de Pueblos Indígenas del Convenio Constitutivo del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, por considerarla de particular interés.
Pueblos Indígenas “Son los habitantes originarios del país, los cuales conservan sus identidades culturales específicas, idiomas, territorios y sus propias instituciones y organizaciones sociales, económicas y políticas, que les distinguen de otros sectores de la colectividad nacional. (Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas). “Son los colectivos descendientes de los pueblos originarios que habitaban en el territorio nacional previo a la conformación del mismo, que se reconocen a sí mismos como tales, por tener alguno o algunos de los siguientes elementos: identidades étnicas, hábitat, instituciones sociales, económicas, políticas, culturales y sistemas legales propios que los distinguen de otros sectores de la colectividad nacional y que están determinados a preservar, desarrollar y transmitir a las generaciones futuras. En adelante, el término pueblos indígenas comprenderá el de comunidades y otras formas de organización colectiva indígena.” (Anteproyecto de Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas del 11 de diciembre de 2002). “Se entenderá por la expresión “Pueblos Indígenas” a los pueblos indígenas que descienden de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la conquista o la colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que cualquiera que sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas. Además la conciencia de su identidad indígena deberá considerarse un criterio fundamental para determinar los grupos a los que se aplican las disposiciones presente Convenio Constitutivo. (Convenio Constitutivo del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe). Indígena “Son aquellas personas que se reconocen a sí mismas y son reconocidas como tales, originarias y pertenecientes a un pueblo con características lingüísticas, sociales, culturales y económicas propias, ubicadas en una región determinada o pertenecientes a una comunidad indígena.” (Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas).  

"Al fin, como decimos siempre, comienza un nuevo amanecer para los pueblos indígenas, al fin comienza a brillar el sol con la debida intensidad a favor de los pueblos indígenas, porque hoy se está haciendo justicia, hoy se va a hacer la entrega de los primeros títulos de tierras colectivas de los pueblos indígenas a los cariñas y a los waraos, por primera vez en Venezuela".
                                                                                               Noelí Pocaterra.
                                             Acto de entrega de Títulos Colectivos de Tierras y Hábitat
                                                                              Indígenas. 9 de agosto de 2005


Reseña de estos instrumentos jurídicos, ordenándolos en dos niveles
 Legislación Nacional y Legislación Internacional. Legislación nacional Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 Contempla en su preámbulo “… establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural…” y contiene un capítulo denominado “De los derechos de los pueblos indígenas” (Capítulo VIII del Título III). Este capítulo está compuesto por los siguientes artículos: Artículo 119 (Reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas y derechos sobre sus tierras). El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida. Corresponderá al Ejecutivo Nacional, con la participación de los pueblos indígenas, demarcar y garantizar el derecho a la propiedad colectiva de sus tierras, las cuales serán inalienables, imprescriptibles, inembargables, e intransferibles de acuerdo con lo establecido en esta Constitución y en la ley.
Artículo 120 (Aprovechamiento de los recursos naturales en hábitats indígenas) El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural, social y económica de los mismos e, igualmente, está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas. Los beneficios de este aprovechamiento por parte de los pueblos indígenas están sujetos a esta Constitución y a la ley.
Artículo 121 (Derecho a su identidad, cultura y una educación intercultural bilingüe) Los pueblos indígenas tienen derecho a mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores, espiritualidad y sus lugares sagrados y de culto. El Estado fomentará la valoración y difusión de las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas, los cuales tienen derecho a una educación propia y a un régimen educativo de carácter intercultural y bilingüe, atendiendo a sus particularidades socioculturales, valores y tradiciones.
 Artículo 122 (Derecho a la salud integral y reconocimiento a la medicina tradicional) Los Pueblos Indígenas tienen derecho a una salud integral que considere sus prácticas y cultura. El Estado reconocerá su medicina tradicional y las terapias complementarias, con sujeción a principios bioéticos. Este artículo es determinante para el presente enfoque y constituye un mandato para todas las políticas de salud dirigidas a los pueblos indígenas, que contempla dos aspectos sustanciales: El derecho a la salud integral y el reconocimiento a su medicina tradicional.
Artículo 123 (Derecho a sus propias prácticas económicas y derechos de los trabajadores y trabajadoras indígenas) Los pueblos indígenas tiene derecho a mantener y promover sus propias prácticas económicas basadas en la reciprocidad, la solidaridad y el intercambio; sus actividades productivas tradicionales, su participación en la economía nacional y a definir sus prioridades. Los pueblos indígenas tienen derecho a servicios de formación profesional y a participar en la elaboración, ejecución y gestión de programas específicos de capacitación, servicios de asistencia técnica y financiera que fortalezcan sus actividades económicas en el marco del desarrollo local sustentable. El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras pertenecientes a los pueblos indígenas el goce de los derechos que confiere la legislación laboral.
 Artículo 124 (Propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas y prohibición del registro de patentes sobre conocimientos ancestrales) Se garantiza y protege la propiedad intelectual colectiva de los conocimientos, tecnologías e innovaciones de los pueblos indígenas. Toda actividad relacionada con los recursos genéticos y los conocimientos asociados a los mismos perseguirán beneficios colectivos. Se prohíbe el registro de patentes sobre estos recursos y conocimientos ancestrales.
 Artículo 125 (derecho a la participación política) Los pueblos indígenas tienen derecho a la participación política. El Estado garantizará la representación indígena en la Asamblea Nacional y en los cuerpos deliberantes de las entidades federales y locales con población indígena, conforme a la ley.
 Artículo 126 (Pertenencia a la Nación, Estado y pueblo venezolano y deber de salvaguardar la integridad y la soberanía nacional) Los pueblos indígenas como culturas de raíces ancestrales, forman parte de la Nación, del Estado y del pueblo venezolano como único, soberano e indivisible. De conformidad con esta Constitución tienen el deber de salvaguardar la integridad y la soberanía nacional. El término pueblo no podrá interpretarse en esta Constitución en el sentido que se le da en el derecho internacional. Adicionalmente, la Constitución Nacional posee otros artículos que tratan asuntos relativos a los pueblos indígenas o que son de su particular interés. Estos son: Artículo 9 (idiomas indígenas) Artículo 23 (tratados suscritos por Venezuela sobre derechos humanos) Artículo 169 (regímenes de gobierno y administración de los municipios con población indígena) Artículo 181 (tierras indígenas no se consideran ejidos) Artículo 186 (representantes indígenas ante la Asamblea Nacional) Artículo 260 (instancias de justicia indígena) Artículo 281, numeral 8 (protección de los derechos indígenas por el Defensor o Defensora del Pueblo) y el Artículo 327 (seguridad en zonas fronterizas con población indígena).
Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas Esta Ley tiene por objeto, “regular la formulación, coordinación y ejecución de las políticas y planes relativos a la demarcación del hábitat y tierras de los pueblos y comunidades indígenas a los fines de garantizar el derecho a las propiedades colectivas de sus tierras consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela” (Art. 119).
Decreto 17952 Este decreto dispone la obligatoriedad del uso de los idiomas indígenas, tanto en forma oral como escrita, en los planteles educativos públicos y privados ubicados en los hábitats indígenas, así como en otras zonas rurales y urbanas habitadas por i indígenas, en todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional.
 Decreto 17963 Con este decreto se creó el Consejo Nacional de Educación, Cultura e Idiomas Indígenas. Se trata de un órgano asesor del Ejecutivo Nacional, con carácter permanente, para la consulta de las políticas de las comunidades indígenas en el ámbito histórico, cultural y lingüístico. Este Consejo será presidido por el Director de Educación Indígena del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y estará conformado por un representante de cada pueblo indígena con su respectivo suplente. Sus miembros deberán tener conocimientos de índole pedagógica y lingüística, y 1 2 Decretada por la Asamblea Nacional y publicada en la Gaceta Oficial Nº 37.118 del 12 de Enero de 2001. Publicado en la Gaceta Oficial N° 37.453 del 29 de mayo de 2002.
Las normas generales que regulan el uso institucional, preservación, defensa y fomento de los idiomas indígenas. Se fundamenta en los principios consagrados en la Constitución sobre el derecho de los pueblos indígenas a una educación propia así como a un régimen educativo que responda a sus especificidades culturales, principios y valores; y sobre el derecho al uso oficial de sus idiomas a su protección y difusión como patrimonio cultural de la nación y de la humanidad. Anteproyecto de Ley Orgánica de Salud Contiene siete artículos y una disposición final que norman los derechos y servicios de salud dirigidos a la población indígena que, en concordancia con el artículo 122 de la Constitución Nacional, hacen énfasis en el derecho que tienen los pueblos indígenas a su medicina tradicional. Los artículos y la disposición final son los siguientes: Artículo 10 (Principios Rectores) (...) Pertinencia cultural y lingüística: Las políticas, planes, acciones y servicios de salud se diseñarán y ejecutarán considerando la diversidad cultural nacional y reconociendo el carácter multiétnico, pluricultural y multilingüe del Estado. Aquellas destinadas a los pueblos indígenas tenderán al respeto de la cosmovisión y las prácticas de medicina tradicional de cada pueblo. (...) Artículo 24 (Composición y funcionamiento de la Asamblea Nacional de salud) La Asamblea Nacional de Salud estará compuesta por el Ministro o la Ministra con competencia en salud; por la máxima autoridad de salud de cada Estado; por un representante de las autoridades de salud de los municipios de cada estado; por representantes del ámbito nacional en número equivalente al de autoridades de salud de los Estados; cuatro representantes nacionales de los trabajadores de la salud; por un representante de la sociedad elegido en cada asamblea Estadal de Salud; y por dos representantes de los pueblos indígenas.5 Artículo 26 (Comité Nacional y Comités Estadales) La Asamblea Nacional de Salud contará para la coordinación operativa, concertación y evaluación constante del sistema con un Comité Nacional de Salud conformado por el Ministro o la Ministra con competencia en salud, el viceministro o viceministra de salud, otros tres representantes del Ministerio con competencia en salud, cinco autoridades de salud de los estados, cinco autoridades de salud de los municipios y dos representantes de la sociedad civil. En el ámbito estadal, se crean los Comités Estadales de Salud, conformados en forma bipartita por la máxima autoridad de salud del estado y tres representantes del ámbito estadal, cuatro representantes de las autoridades de salud de los municipios y acompañada por dos representantes de la sociedad. En aquellos estados cuyos Consejos Legislativos tengan representación de las comunidades indígenas, se incluirán además dos representantes de las comunidades indígenas. Las decisiones de los Comités Ejecutivos Estadales, deberán ser avaladas por las asambleas Estadales de Salud. La organización y funcionamiento de estas instancias se establecerán en las reglamentaciones que se dicten al respecto, aprobadas por los respectivos órganos. Artículo 32 (Derechos de las Personas) (...) 15. Los pueblos indígenas tienen derecho al uso de sus medicinas y prácticas de salud tradicionales como parte de los procesos de preservación y restitución de la salud, incluyendo la protección de plantas, animales y minerales empleados para tales fines. Este derecho no menoscabará el derecho de estos pueblos al acceso, sin discriminación alguna al Sistema Público Nacional de Salud, respetando sus preceptos culturales. Artículo 60 (Restitución de la Salud) El Sistema Público Nacional de Salud proporcionará servicios de restitución de la salud de carácter general y especializado respondiendo integralmente alas necesidades de salud y adecuándose a criterios de género, a las particularidades culturales de la población y a los principios señalados en esta Ley. Artículo 135 (Adecuación del Sistema Nacional de Información en Salud) El Sistema Nacional de Información estará adecuado al Sistema Público Nacional de Salud, será único, deberá mantenerse actualizado, favorecerá la desagregación de la información de acuerdo a los requerimientos, particularidades y necesidades de cada nivel del Sistema Público Nacional de Salud y de la red pública de salud y con base en criterios de edad, género, clase social y etnia. (...) Artículo 148 (Comités de Bioética).  
Otras leyes vigentes o en proceso de elaboración que tienen repercusión en los pueblos indígenas
Ley Orgánica de Educación Ley Orgánica de Protección al niño y al adolescente Ley Orgánica del Ambiente Ley Orgánica de Seguridad y Defensa Ley Orgánica del Poder Municipal Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial y Urbano Ley de Tierras Ley de Culto y religión Ley para la Defensoría del Pueblo Código Civil Legislación internacional Convenio Nº 169 de la OIT “Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes” 6 Fue adoptado el 27 de junio de 1989 en la septuagésima sexta reunión de la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reunida en Ginebra. Establece un conjunto de normas internacionales que promueven el compromiso de los gobiernos que lo han ratificado con los pueblos indígenas. Contempla temas referidos a la autodeterminación de los pueblos indígenas, identidad, cultura, tierras, recursos naturales, condiciones de trabajo, formación profesional, educación y medio ambiente. En su artículo 1, numeral 1.2 expresa que “La conciencia de su identidad indígena o tribal deberá considerarse un criterio fundamental para determinar los grupos a los que se aplican las disposiciones del presente Convenio”. Lo cual constituye un aporte muy importante para el reconocimiento legal de los pueblos y comunidades indígenas que se encuentran en diversos grados de contacto y relaciones con el resto de la sociedad. Otros aspectos muy relevantes de este convenio atañen a su participación en los planes de desarrollo, a los servicios de salud y la seguridad social.
Estos son los pueblos indígenas de Venezuela de acuerdo con las siguientes fuentes: Censo 19929 Veintiocho (28) etnias ubicadas en diez estados: Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Mérida, Monagas, Sucre, Trujillo y Zulia. Las 28 etnias son las siguientes: Akawayo, añú, arawak, baré, barí, baniva, eñepa, guajibo (jivi), jodi (hoti), kariña, kurripako, mapoyo (wanai), pemón, pumé, piapoko, piaroa (wotjuja), puinave, sáliva, sape, uruak, warao, warekena, wayuu, yavarana, yekuana, yeral (ñengatú), yanomami y yukpa. Así mismo, este censo determinó que la población indígena alcanzaba para la época el número de 315.815 individuos, incluyendo a 274 individuos pertenecientes a 10 grupos indígenas procedentes de países vecinos como Brasil, Colombia y la República de Guyana. La población indígena representaba el 1,5% de la población total d país y los grupos étnicos con mayor volumen de población eran: wayuu: el 53,4%; warao: 7,6 %; pemón: 6%; añú: 5,5%; yanomami: 4,7%; guajibo (jivi): 3,6%; y piaroa (wotjuja): 3,6%. Ley de Demarcación y Garantía del hábitat y tierras de los Pueblos Indígenas Treinta y cinco (35) pueblos y comunidades ubicadas en nueve estados: Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Trujillo y Zulia. Los treinta y cinco “pueblos y comunidades” señalados en esta ley son las veintiocho etnias del censo de 1992, más los siguientes: cubeo, sánema, mako, cumanagoto, kuiva, chaima y japreria. También se incluye a los aruaco, por lo que el conteo da treinta y seis pueblos, pero en realidad éste es el mismo que el arawak, (también conocido como lokono). Este es un pequeño error de esta ley. La diferencia en cantidad de etnias viene dada porque en el censo indígena de 1992, los sanema, los mako, los kuiva y los japreria no se consideraron etnias diferenciadas, sino como subgrupos de otras etnias. (Los sanema se clasificaron como subgrupo de la etnia yanomami, los mako como subgrupo piaroa, los kuiva como subgrupo guajibo y los japreria se clasificaron como subgrupo yukpa). En cuanto a los cubeo, cumanagoto y chaima, han sido incluidos posteriormente al censo de 1992.
En la actualidad se discute el resurgimiento de grupos que se consideraban desaparecidos como los waiquerí, los píritu y los timotes. Baniva, baré, cubeo, jivi (guajibo), jodi (hoti), kurripako, piapoko, puinave, sáliva, sánema (yanomamo), wotjuja (piaroa), yanomami, warekena, yabarana, yekuana, mako y ñengatú (yeral) Kariña y Cumanagoto Jivi (guajibo), pumé (yaruro) y kuiva Uruak (arutani), akawayo, arawak (lokono), eñepá (panare), jodi (hoti), kariña, pemón, sape, wotjuja (piaroa), wanai (mapoyo), yekuana y sánema Warao y arawak Wayuu (guajiro) Kariña, warao, chaima y cumanagoto Kariña, warao, chaima y cumanagoto Wayuu (guajiro) Añú (paraujano), barí, wayuu (guajiro), yukpa y japreria Anzoátegui Apure Bolívar Delta Amacuro Mérida Monagas Sucre Trujillo Zulia VII. Datos estadísticos de los Pueblos Indígenas de Venezuela En el Censo Indígena de 1992, la población indígena de Venezuela alcanzó la cifra de 315.815 habitantes, lo cual representaba, para entonces, el 1,5% de la población total del país.
Derechos Humanos   de la Población Indígena
Los individuos que pertenecen a la población indígena tienen los mismos derechos humanos que otros individuos. No obstante, sufren frecuentemente de marginación extrema. La igualdad y la no-discriminación son dos de los más importantes derechos en el contexto de los pueblos indígenas. La igualdad no significa ser tratado idénticamente a los demás. La verdadera igualdad involucra el reconocimiento de las diferencias y el tratamiento de los grupos de manera diferenciada. Se deberían implementar medidas positivas para eliminar la discriminación existente y establecer igualdad de oportunidades. Tradicionalmente, los derechos humanos son considerados derechos individuales, incluso cuando se ejercen en comunidad con los demás. Muchos pueblos indígenas ven sus derechos humanos como derechos colectivos. De hecho, los pueblos indígenas gozan de ciertos derechos como grupo; estos derechos se relacionan con la forma tradicional de vida de los pueblos indígenas y su relación especial con su tierra y los recursos naturales. En este sentido, los derechos sobre la tierra son de crucial importancia, tal como lo es el derecho a disfrutar de su propia cultura.


El Derecho de los pueblos indígenas a la Alimentación
El Artículo 11.1 del Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, reconoce el derecho de cada uno – incluyendo los pueblos indígenas – “a tener un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluyendo una alimentación adecuada…”. El derecho a la alimentación de los pueblos indígenas está muy relacionado a los derechos culturales con relación a la escogencia de la alimentación, la preparación y la compra de la misma. En un esfuerzo por tener el derecho a la alimentación reconocido como un derecho colectivo, los pueblos indígenas asistieron a la Consulta Global del 2.002 y firmaron la Declaración de Atitlán, confirmando que estaban: “... de acuerdo con el concepto de que el derecho a la alimentación de los pueblos indígenas es un derecho colectivo”.
La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los pueblos indígenas, adoptada por la Asamblea General en Septiembre del 2.007, es un instrumento clave y una herramienta para sensibilizarse sobre la situación de los pueblos indígenas y los derechos de las mismas. Contiene disposiciones sobre la tierra, los recursos naturales y las actividades de subsistencia relevantes para la realización de su derecho a la alimentación. La Declaración es el resultado de la colaboración entre los pueblos indígenas, expertos individuales y los gobiernos. Esta reconoce los derechos indígenas colectivos y hace hincapié en sus derechos culturales.
Las Directrices del Derecho a la Alimentación* se refieren a los pueblos indígenas en el contexto del acceso a los recursos y bienes. Además, las disposiciones relativas a los grupos vulnerables y la disgregación de los datos son de particular relevancia para los pueblos indígenas.
Las mujeres indígenas
Las mujeres están expuestas a la discriminación en todo el mundo pero las mujeres indígenas son discriminadas doblemente, una por ser indígenas y otra por ser mujeres. Las mujeres indígenas podrían también sufrir discriminación dentro de sus propias comunidades. En muchos casos, son las productoras primarias de alimento en sus comunidades y las conservadoras de la tecnología agrícola. Tienen la responsabilidad primaria del proceso, preparación y distribución del alimento en el hogar. Sin embargo, pueden tener poco o ningún control sobre los recursos naturales y pueden ser excluidas de participar en las decisiones de la comunidad.
Las Obligaciones del Estado
Los Estados tienen obligaciones particulares en relación al derecho a la alimentación de los pueblos indígenas. Éstas incluyen el respeto de las tradiciones culturales de los indígenas, reforzando los sistemas alimentarios tradicionales y protegiendo las actividades de supervivencia como la caza, la pesca y la recolección.
Los Estados también son responsables de asegurar la aplicación de los principios generales de los derechos humanos, tanto en sus políticas de seguridad alimentaria y nutricional como en las políticas que podrían afectar su acceso a la alimentación. Estos principios de los derechos humanos incluyen la participación, la rendición de cuentas, la no discriminación, la transparencia, la dignidad humana, el empoderamiento y el estado de derecho. En la práctica, esto significa que los pueblos indígenas como un grupo vulnerable, debe ser involucrado en la adopción de estrategias nacionales para asegurar la seguridad alimentaria y nutricional y en la ubicación de objetivos palpables y puntos de referencia para la consecuente vigilancia y rendición de cuentas.
Respecto a la no discriminación, los gobiernos deberían asegurase de que los datos sean disgregados por edad, sexo y grupo étnico o situación del grupo indígena. Esta información debería ser utilizada luego para el desarrollo, diseño, implementación y vigilancia de las políticas alimentarias y nutricionales.

Hombres y Mujeres privados de libertad.
 El crítico panorama de la situación carcelaria del país hace que los más de 21 mil internos luchen por sobrevivir en el hacinamiento, con la violación constante al debido proceso, el ocio, la violencia y la extorsión dentro de los penales. "La exclusión de las exclusiones". Según cifras suministradas por la Dirección General de Custodia y Rehabilitación del Recluso del MIJ, para mayo de 2008, la población penal en Venezuela era de 21.483 personas privadas de libertad, distribuidas en los 30 centros de reclusión que tienen capacidad para 10 mil. El abogado y especialista en el tema carcelario, Elio Gómez Grillo, explica que, a pesar de que este es uno de los pocos países que tiene una proporción menor en el número de presos en relación con su población (la media es un preso por cada mil habitantes), las condiciones generales son más que criticas, "la cárcel es clasista porque se paga más por ser pobre que por ser delincuente. Hay quienes dicen que lo grave no es el delito, sino la pena. Molina expone la cadena de irregularidades con base en los problemas identificados por los propios reclusos ellos exigen ser debidamente procesados porque esa irregularidad jurídica produce un clima de incertidumbre, una situación de tensión dentro del penal que de alguna manera se convierte en un activador de la violencia interna, y a medida que no sean debidamente procesados se suscita más hacinamiento, lo cual genera ocio y a la vez violencia. Por eso, esta no puede ser vista como una causa, sino como un efecto que tiene que ver con las condiciones de vida de los internos. Carlos Molina, coordinador de políticas públicas de la Defensoría del Pueblo, y al frente del programa Haciendo Comunidad para los Derechos Humanos, explica que la violación de los derechos humanos "no es un problema técnico, ni de leyes, sino un problema social y político. Sabemos que hay sectores más vulnerables que otros, y son básicamente los sectores populares. Molina explica que, por eso, la cárcel será el principal lugar hacia donde la Defensoría dirija su política, "porque la cárcel es la exclusión de las exclusiones", y agrega que casi 98% de los que pagan condena son de los sectores populares, independiente mente de que sean culpables o no.

Hombres y Mujeres ex privados de libertad
Gómez Grillo señaló que "la verdadera pena comienza cuando el hombre o la mujer sale de la cárcel", y la experiencia le enseñó a José Sánchez que debía dar una mano a los que no tenían ayuda de nadie. Sánchez es un ex recluso que estuvo nueve años preso, y hoy en libertad se dedica a liderar una iniciativa llamada “liberados en marcha. "Ese fracaso que uno tuvo en la vida me dio un destello de luz, una esperanza para que naciera el sueño de construir un hogar para las personas que salieren de la cárcel".
Sánchez explica que la razón principal era encontrar una manera de cortar el círculo vicioso que se genera dentro de las cárceles. Ese círculo al que se refiere Sánchez lo explica Gómez Grillo: En la cárcel, se metastasian los vicios del país, el preso paga por respirar, por el colchón, por el traslado a tribunales, por mantenerse vivo, y también tiene que pagar por lo ilegal para sobrevivir. Con ese conocimiento, Sánchez expresa que su preocupación era que muchos salían pero, a los pocos meses, volvían o los mataban afuera. "Pero ¿qué es lo que pasa? Es que en la calle no le brindan oportunidad, las empresas cierran sus puertas porque es un ex presidiario, la familia y la sociedad se cierra y el hombre, aunque tenga las ganas, llega a casa y la realidad es otra.
Quizá tiene hijos, esposa, y no hay comida, no tiene casa, no hay dinero, no puede buscar trabajo y dice `yo prefiero hacer lo que aprendí a hacer, vender droga o robar y cae de nuevo en el circulo vicioso. En la ciudad de Barquisimeto, se celebró el primer congreso regional de educación penitenciaria del Estado Lara, el cual tuvo como sede la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y el Instituto Universitario Jesús Obrero. Este evento se presenta como una iniciativa de distintos sectores de la Comunidad Larense, los cuales presentan un escenario de encuentro para construir una propuesta educativa en el ámbito penitenciario de la Cárcel de Uribana que contribuya con la Reinserción a la sociedad de los Hombres y Mujeres ex privados de libertad.

Minorías Sexuales
Homosexuales:
La homosexualidad (del griego μο, "homo", igual y del latín "sexus" sexo) es una orientación sexual y se define como la interacción o atracción sexual, emocional, sentimental y afectiva hacia individuos del mismo sexo. Etimológicamente, la palabra homosexual es un híbrido del griego homós (que en realidad significa igual y no, como podría creerse, derivado del sustantivo latino homo, que quiere decir hombre) y del adjetivo latino sexualis, lo que sugiere una relación sexual y sentimental entre personas del mismo sexo, incluido el lesbianismo. Homosexualidad a lo largo de la historia La homosexualidad ha estado presente en las sociedades desde tiempos muy antiguos, y se han encontrado casos de homosexualidad bastante bien documentados desde la más temprana antigüedad En Grecia y Roma El lugar del homosexual en la sociedad y la percepción de la homosexualidad cambia muchísimo entre las sociedades y las épocas. En la Grecia antigua, por ejemplo, se consideraba normal que un muchacho (entre la pubertad y el crecimiento de la barba) fuera el amante de un hombre mayor, el cual se ocupaba de la educación política, social, científica y moral del amado Pero se consideraba más extraño que dos hombres adultos mantuviesen una relación amorosa (aunque se ve que era normal en la relación entre Aquiles y Patroclo, o en las parejas de soldados tebanos y hasta en la relación entre Alejandro Magno y Hefestión). Sociedad y Homosexualidad Muchos moralistas y diferentes miembros de grupos religiosos siguen considerando que la homosexualidad es una desviación sexual y un pecado, motivo por el cual la homosexualidad ha sido prohibida en muchos países y culturas a lo largo de la historia, ya sea castigando a la homosexualidad en sí o bien algunas prácticas sexuales asociadas con ella (como la penetración anal, la penetración bucal o la masturbación), a pesar de que dichas prácticas no son exclusivas de las personas homosexuales. En muchas culturas la relación homosexual, aunque fuera consensual (es decir, practicada por un acuerdo de ambos miembros de la pareja), llegó a considerarse un crimen.

Transexuales
 Persona cuya identidad de género es diferente a su sexo biológico. Las personas transexuales modifican sus cuerpos mediante el uso de hormonas o cirugía para que su sexo coincida con su identidad de género. Esta es la diferencia entre Transgéneros y transexual. Una persona transexual encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su anatomía sexual. Es decir, se produce una disconformidad entre su sexo biológico y su sexo social y el sexo psicológico. Una mujer transexual es aquella que nace con anatomía masculina y un hombre transexual es el que nace con anatomía femenina. Es decir, se les designa por el sexo con el que se sienten identificados y no por el sexo al que al nacer corresponden, por ejemplo, sus genitales. En estas personas suelen darse el deseo de modificar las características sexuales que no se corresponden con el sexo con el que se sienten identificados. Por eso, algunas de estas personas suelen pasar por un proceso de reasignación de sexo, que puede incluir o no una cirugía de reconstrucción genital, mal llamada operación de "cambio de sexo".
Bisexuales
Individuo que siente atracción física y emocional tanto por hombres como por mujeres. No significa que los bisexuales mantienen relaciones sexuales con ambos sexos, ni que son promiscuos. De hecho, no es necesario que tengan ningún tipo de relación sexual para identificarse como bisexuales. La bisexualidad hace referencia al deseo romántico o sexual hacia personas de ambos sexos. El término tiene el mismo origen que los que se refieren a las otras orientaciones sexuales, homosexualidad y heterosexualidad. Dentro de la tradición occidental, se suele dar carta de naturaleza a la bisexualidad desde la antigua Grecia pues, según las fuentes existentes, este tipo de relaciones eran practicadas incluso por los mismos reyes o gobernadores de Grecia (uno de ellos fue Alejandro Magno). Aunque se ha observado en gran variedad de formas en todas las sociedades humanas de las quedo registro escrito, la bisexualidad sólo ha sido objeto de estudio serio desde la segunda mitad del siglo XX y aún hay desacuerdos sobre su naturaleza.
 Los derechos humanos de las minorías sexuales (lesbianas, gays, travestis, transexuales y bisexuales) responden a un capítulo que aún no se ha escrito. La realidad muestra su discriminación pública y social, laboral, legal, y la falta de atención sanitaria. Entre las principales formas de discriminación se encuentran la persecución y marginación en los lugares de trabajo; el bloqueo del acceso a determinados puestos; el no reconocimiento de la diversidad sexual en la educación formal y no formal; las limitaciones en el ingreso a lugares públicos y de recreación; las detenciones, el maltrato y la violencia por parte de la policía; obstáculos para el reconocimiento de su identidad sexual (en el caso de los travestis y transexuales principalmente), y ausencia de una legislación que reconozca los derechos civiles de las personas con diferentes opciones sexuales. Debemos respetar la dignidad y el valor que tiene para cada persona a su propia sexualidad y afectividad.
En Venezuela desde los años 70, las luchas reivindicativas de las personas homosexuales se materializaron con el nacimiento en 1978 del primer grupo pro defensa de los derechos homosexuales, el cual se llamó "Grupo Entendido". En 1995 nació el Movimiento Ambiente de Venezuela el cual realizó una importante labor reivindicativa y su presidente se postuló como el primer candidato abiertamente gay a la Asamblea Constituyente de 1999. En 1998 se fundó la "Alianza Lambda de Venezuela", una organización de derechos gays en Venezuela, la cual cuenta con diferentes delegaciones en diversas regiones del país y realiza masivas campañas de visibilidad, jornadas de prevención en salud y mantiene una constante presencia social en los medios de comunicación del país.
Desde los inicios del gobierno del actual presidente Hugo Chávez, en 1999 se han propuesto nuevos artículos de ley para elevar la no discriminación por orientación sexual a rango constitucional, al mismo nivel que los problemas de raza, religión u otra característica. Sin embargo, en la nueva constitución la no discriminación por orientación sexual fue excluida por presiones de grupos religiosos, en especial, la Iglesia Católica
Actualmente, la homosexualidad, si bien no totalmente aceptada, es tolerada por la mayor parte de la población.


La interpretación del artículo 21, cardinal 1, de la Carta Magna por la Sala del TSJ
 “Artículo 21. 1. Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia: No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona.”
            Entre otras cosas la Sala del TSJ indicó que con fundamento en el artículo 21 de la Constitución, un individuo no puede ser discriminado en razón de su orientación sexual, cuando tal condición implique colocarlo en un plano de desigualdad respecto de aquellos aspectos en los que, por su condición de ser humano, es igual frente al resto de los individuos de la colectividad.
            Agregó la Sala al respecto que así, en su condición de trabajador, en su condición de ciudadano, y, en general, respecto del ejercicio de sus derechos individuales (civiles, políticos, sociales, culturales, educativos y económicos) que le otorga la condición de persona, es, ante la Ley, igual al resto de la colectividad.
            “En consecuencia, resulta claro que el artículo 21 de la Constitución de 1999, en atención a su carácter enunciativo, incluye dentro de los supuestos de prohibición de discriminación el relativo a la orientación sexual del individuo; en otras palabras, que el Constituyente dispuso que no puede existir discriminación entre los individuos de la sociedad que se encuentren en análogas o similares situaciones de hecho, con fundamento en su orientación sexual”, concluyó la Sala Constitucional.
Viendo lo complejo del tema y la importancia que este tiene en razón de la vulnerabilidad de este sector en todos los niveles sociales, nos pareció de vital importancia agregar a la investigación este manifiesto hecho por un homosexual, para que podamos compartir esta realidad y sentir la necesidad de afecto y aceptación que tienen estas personas.
El hecho no es aceptarlos socialmente nada mas, sino espiritual y emocionalmente y valorar a cado uno como a nosotros mismos, ya que son seres humanos igual a todos con un sentir especial.



Información Tomada de Aporrea
MANIFIESTO DE UN HOMOSEXUAL IZQUIERDISTA
 (Ver http://www.antiescualidos.com/Portal/Secciones/Articulos/SET/gay.html),
Es importante hacerles saber que en esta nuestra Carta Magna, tenemos los mecanismos necesarios para tener participación y protagonismo dentro de este proceso revolucionario. Jamás, desde que existe vida republicana en Venezuela, se habían tomado en cuenta grupos que durante años, especialmente en la dictadura puntofijista, habían sido objeto de atropellos, vejaciones y todo tipo de discriminaciones y exclusiones. 
Los pobres, los campesinos, nuestros hermanos indígenas, y especialmente nosotros los Gays-Lesbianas-Bisexuales-Transgéneros (en lo sucesivo GLBT) fuimos durante años segregados, como si no tuviéramos derecho a un pequeño espacio, aunque sea, dentro de esta hermosa Patria.
En el caso de nosotros los GLBT se nos habían conculcado de manera sistemática nuestros más elementales derechos humanos, y se nos trató como si fuéramos leprosos, seres extraños de otro planeta, anormales, etc., al punto de ser expuestos a las más terribles y viles humillaciones, especialmente en lo moral, que jamás ser humano haya padecido. Si en nuestros trabajos, centros de estudios, círculos de amistades y el propio seno familiar se enteraban de nuestra verdadera condición (con la cual nacimos y eso NO SE DISCUTE) era casi seguro que se nos sometía a escarnio moral. Cuantos casos incontables se han dado de despidos laborales, expulsión del centro de estudios, nuestras amistades nos quitaban el habla y, en el peor de los casos, nuestras familias nos execraban, so pena de echarnos del hogar.
Tal como expuse en mi MANIFIESTO DE UN HOMOSEXUAL IZQUIERDISTA  sectores recalcitrantes de la derecha, durante años y años, se han encargado de satanizarnos hasta más no poder, destacándose la Iglesia Católica, inquisidora y asesina como nunca. Basándose en falsas y maléficas interpretaciones de las Sagradas Escrituras -específicamente el libro del Levítico-, el clero, para evitar que la humanidad se le escape del puño en que la había metido, hizo creer que los homosexuales y lesbianas éramos seres aberrados, repugnantes y abominables, y por lo tanto no teníamos derecho a vivir, que debíamos ser condenados y desaparecidos de la faz de la tierra, como si la homosexualidad fuese un pecado o un delito (cosa que no es así).
Conforme pasaron los siglos, y a medida que se presentaban diversos procesos revolucionarios a lo largo de nuestra historia, se encargaron de meter cizaña contra nosotros para de esta forma crear odios y segregaciones, y finalmente debilitar de cualquier forma dichas revoluciones. De igual forma, me atrevería a decir que hasta hicieron crear odio y repulsión en miles de pueblos contra nosotros, de manera que se creó ese falso y malévolo mito de que la homosexualidad era producto del capitalismo, que bastante se lo creyeron Lenin y sus comisarios cuando se dio la Revolución Bolchevique (a veces pienso que da pena ajena escuchar a personas que se llenan la boca diciendo que son "revolucionarios" y practican la discriminación hacia nosotros). Y así ha sido hasta el presente.
No obstante, se han dado en los últimos treinta años movimientos que dieron paso al alzamiento de nuestras voces en diversas partes del mundo. Gracias a Dios hemos ido ocupando espacios que durante siglos se nos fueron negados, hay más apertura, más tolerancia, aunque pienso que nos falta mucho por recorrer. Afortunadamente no toda la Iglesia Católica es inquisidora, pues hemos visto que se abren paso sectores progresistas del clero, que no están ni estuvieron de acuerdo con tantas vejaciones, maltratos y humillaciones de que fuimos objeto durante siglos. Pero un sector ultraderechista dentro del clero, que todo lo que le huela a revolución y progresismo le hiede, se resiste a que no tengamos derecho a nada, y es allí cuando con más fuerzas debemos seguir alzando nuestras rebeldes voces.
Hoy en día podemos decir que, en el caso venezolano, hemos podido ver un poco más de tolerancia y apertura, y más aún cuando llega en un muy buen momento un Gobierno humanista, progresista e incluyente liderizado por un hombre de amplia sensibilidad humana y espiritual como el Comandante Hugo Chávez Frías, quien, iniciando un proceso de cambios y transformaciones profundas, ha dado visibles e irrefutables muestras de que todos tenemos derechos y que no debe haber exclusiones de ninguna índole. De manera expresa dijo en el "Aló Presidente" N° 131: "Los homosexuales también tienen derechos". Además, debemos enorgullecernos de que tenemos la más perfecta y completa de todas las Constituciones del mundo entero, pues nuestra fundamental Carta Magna, la cual aprobamos por inmensa mayoría, contiene elementos puramente humanistas y progresistas que permite consagrar y consolidar nuestros más elementales derechos humanos.
En medio de este proceso, nació el Movimiento Gay Revolucionario, movimiento social en defensa de la Revolución Bolivariana, que tiene por objeto primordial organizar a la comunidad GLBT venezolana hacia la participación política, activa y protagónica, en asuntos de interés colectivo, generando una visión diferentes sobre la actuación de los gays, las lesbianas, los y las bisexuales, y los y las Transgéneros en el espectro político nacional, construyendo la nueva sociedad bolivariana.
Y es en nombre de este bello proceso revolucionario cuando nosotros los GLBT debemos hacernos sentir. El artículo 21, numeral 2, nos protege como grupos vulnerables que hemos sido, y por consiguiente considero que llegó la hora de reivindicar nuestros derechos. ¿Cómo? Pues organizándonos. Nos asiste ese derecho contemplado en el artículo 72 de nuestro texto fundamental, así que humildemente sugiero que conformemos Círculos Bolivarianos GLBT, asociaciones cooperativas, colectivos GLBT bolivarianos, realicemos asambleas de ciudadanos GLBT, etc. Sé que no es una tarea nada fácil, debido al miedo que muchos sienten de manifestarse públicamente, y es normal, pero no importa, pues podemos hacer un trabajo silencioso y de hormiguitas. Pienso que la mejor manera de reivindicar nuestros derechos es aportando, y en esa dirección demostremos nuestra sensibilidad social y humana, hagamos trabajo social en barrios, tendámosle la mano a nuestros compatriotas GLBT que necesitan de nosotros, ayudemos a generar valor agregado fomentando microempresas y cooperativas, en fin, es mucho lo que podemos aportar a la sociedad venezolana, y sólo así crearemos una imagen positiva de nosotros ante el pueblo.
Por otra parte, debemos tener presente que hay una amenaza latente, y se trata de sectores recalcitrantes y antinacionales de la oposición venezolana, la cual pretende mediante un golpe de estado imponernos un régimen que no está en consonancia con nuestra voluntad de vivir en una verdadera democracia. Y en una parte no me agrada la idea de que sectores de la comunidad GLBT que no simpatizan con el proceso y con nuestro Presidente (aunque tienen derecho a mantener una posición ideológica y se les respeta, pues la pluralidad es válida en una verdadera democracia) se dejen tentar por esos sectores obscuros de la oposición, que a la larga les van a desechar y segregar una vez que consigan su objetivos. 
Ante esta amenaza por parte de esos sectores fascistas y golpistas de obstruir a toda costa este proceso, nosotros los GLBT (indistintamente de nuestra tendencias políticas) estamos también llamados a defenderlo con nuestras fuerzas, nuestras ideas, nuestras armas (que no son más que nuestras conciencias y, principalmente, nuestra Constitución), nuestro ímpetu revolucionario, nuestro espíritu y valores de izquierda. En consecuencia, debemos mantenernos vigilantes y alertas para defender y consolidar este proceso que nos ha dado muchas prerrogativas y libertades las cuales debemos consolidar con trabajo y aportes para la reconstrucción de esta nuestra Patria y a la postre veremos consagrados nuestros derechos en lo social, político, económico, educativo, cultural, deportivo, artístico, laboral, profesional, civil y salud, entre otros derechos.
Demostremos que podemos hacer patria, y que podemos engrandecer esta nuestra Patria, nuestra Venezuela, la Patria que heredamos de nuestro Libertador Simón Bolívar. La Revolución Bolivariana es nuestra gran oportunidad, y no lo conseguiremos de otro modo, sino así: la única y adecuada vía para nosotros los GLBT es la Revolución. Ciertamente una gran Revolución está compuesta de muchas Revoluciones, y de verdad es posible tener nuestra propia Revolución en este bello proceso. Pues bien, llamo, carajo, a que hagamos una Revolución GLBT Bolivariana.

Inmigración
 Inmigración es la entrada a un país de personas que nacieron o proceden de otro lugar. Representa una de las dos opciones o alternativas del término migración, que se aplica a los movimientos de personas de un lugar a otro y estos desplazamientos conllevan un cambio de residencia bien sea temporal o definitivo. Las dos opciones de los movimientos migratorios son: emigración, que es la salida de personas de un país, región o lugar determinados para dirigirse a otro distinto e inmigración, que es la entrada en un país, región o lugar determinados procedentes de otras partes. De manera que una emigración lleva como contrapartida posterior una inmigración en el país o lugar de llegada. Así pues, resulta válido estudiar las migraciones desde el punto de vista del país de acogida (o mejor dicho, de entrada, ya que no siempre los inmigrantes reciben una buena acogida en el país de entrada), ya que la situación es muy diferente e incluso a menudo opuesta a la del país o lugar de emigración. Una enorme gama de situaciones políticas y problemas se plantea por la casi siempre inevitable diferenciación cultural, económica y social existente entre las poblaciones inmigrantes y las del país de recepción, e incluso entre los mismos inmigrantes cuando proceden de países y hasta de continentes distintos. Inmigración En Venezuela: La Inmigración en Venezuela, ha sido constante desde la independencia del país en 1830. Con anterioridad, al inicio de la época colonial la población predominante era de origen indígena, española y africana. Con los siglos aumentaron los mestizos de las tres razas, los cuales se convirtieron en la población mayoritaria en número en el siglo XVIII. La población indígena disminuyó en el siglo XVI, el siglo de la conquista por parte de España, atribuido no solamente a consecuencia de la propia conquista sino por la introducción de enfermedades. Venezuela recibió una gran cantidad de inmigración entre 1948 y 1961 cuando aún era un país de apenas 5 millones de habitantes por lo tanto el proceso de mestizaje ha sido muy intenso. Esto le dio características únicas a la población Venezolana, llegando a ser un país de mayoría mestiza donde el componente italiano, portugués es tan importante como el español y donde gran parte de la población tiene orígenes extranjeros, no solo en Europa si no también de otros países latinos Hoy en día Venezuela es el tercer país con mayor número de Inmigrantes en toda América Latina. Los flujos migratorios continúan sobretodo de ciudadanos colombianos, haitianos y trinitarios. Motivos de la inmigración: El abandonar el país de origen requiere coraje o desesperación. Emigrar no es fácil. Tiene una serie de costes económicos, sociales, culturales y afectivos que son o pueden ser elevados. Esto significa que los inmigrantes suelen ser personas más forzadas, audaces e imaginativas que la media de su país de origen. Los motores más importantes que impulsan la inmigración hacia los países ricos en el lado de la oferta son básicamente cuatro:
• Las oportunidades de empleo y los deseos de mejorar el nivel de ingresos.
• El caos y represión política existentes en los países exportadores de mano de obra.
• La transición de economías agrarias a la industrialización ya que esta implica una nueva reasignación de los recursos desde sectores primarios a la industria que provoca flujos migratorios del campo a la ciudad y al extranjero.
 • Los programas de bienestar social existentes en las naciones desarrolladas que actúan como un mecanismo de atracción que en muchos casos incentiva la entrada de buscadores de rentas más que de creadores de riquezas.
Por lo se refiere a la demanda los elementos que impulsan la inmigración son:
 • La demanda de una fuerza laboral para actividades que no desean realizar los nativos.
 • La escasez de mano de obra cualificada para determinadas actividades en las economías avanzadas.
• El envejecimiento de la población que exige importar mano de obra para sostener el crecimiento económico y para evitar que recaiga sobre la población nativa ocupada una carga fiscal abrumadora. Esos tres factores se retroalimentan ya que las sociedades ricas y envejecidas crean puestos de trabajo que la población del país no quiere ocupar.
Los movimientos migratorios se pueden catalogar en cuatros grandes ramas:
• Cualificados y no cualificados.
 • Legales e ilegales o indocumentados.
• Voluntarios e involuntarios.
• Temporales y permanentes.
La inmensa mayoría de los países industrializados aspira a importar capital humano cualificado. Este tipo de inmigración constituye un porcentaje insignificante del total. El grueso de los flujos de población a escala internacional se concentra en inmigrantes poco cualificados que se ven atraídos por las posibilidades de prosperar que les abren las sociedades ricas. La mayoría de ellos no tienen vocación de permanencia en el país anfitrión y aspiran a retornar a sus lugares de origen.
 En la nueva Venezuela La Oficina de Enlace con las Comunidades Inmigrantes del Ministerio del Poder Popular Para la Cultura fue creada en diciembre de 2006. Está concebida como un ente articulador que promueve espacios de encuentro entre las diversas expresiones culturales de los pueblos inmigrantes que conforman la sociedad venezolana. De esta manera, se cumple con los principios de la República Bolivariana de Venezuela fundamentados en la construcción de una sociedad democrática, participativa, protagónica, multiétnica y pluricultural. Entre las funciones de esta oficina están el establecer contacto con las comunidades inmigrantes en el país, canalizar sus propuestas y demandas, así como fortalecer sus vínculos con las plataformas de este ministerio para fomentar su participación en las políticas culturales del Estado Venezolano. De esta forma, el Ministerio busca crear el enlace entre estas comunidades y las autoridades locales o regionales del territorio nacional, con organizaciones sociales, culturales y políticas que desarrollen programas dirigidos a grupos inmigrantes. Con esta labor el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de esta oficina, promueve la participación de las comunidades inmigrantes en el intercambio cultural, el debate y la reflexión en la construcción de una nueva sociedad en el marco del socialismo del siglo XXI.
Ley de Extranjería y Migración
Extranjeros: Artículo 2. Definición de extranjero y extranjera . A los efectos de esta Ley se considera extranjero o extranjera, a toda persona que no sea nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Artículo 6. Categorías. (Ley de Extranjería y Migración) Los extranjeros y extranjeras, a los efectos del ingreso y permanencia en el país, podrán ser admitidos en las categorías de no migrante, migrante temporal y migrante permanente. 1. Serán considerados no migrantes, los extranjeros y extranjeras que ingresen al país con el propósito de permanecer un tiempo limitado de noventa días, sin ánimo de fijar en él su domicilio permanente ni el de su familia y por lo tanto no podrán ejercer actividades que involucren remuneración o lucro. Transcurrido este lapso, podrá ser prorrogado hasta por noventa días más. 2. Serán considerados migrantes temporales, los extranjeros y extranjeras que ingresen al país con el ánimo de residir en él temporalmente, mientras duren las actividades que dieron origen a su admisión. 3. Serán considerados migrantes permanentes los extranjeros y extranjeras que tengan la autorización para permanecer indefinidamente en el territorio de la República. Los requisitos y el procedimiento referentes a la admisión, ingreso, permanencia, salida y reingreso aplicable a cada una de las categorías, así como la determinación de las subcategorías, serán establecidos en el Reglamento de esta Ley.
Los extranjeros y extranjeras que se hallen en el territorio de la República con la condición de refugiados o refugiadas y asilados o asiladas, se regirán por la ley que regule la materia. Indocumentados: Definición: Aquel ciudadano extranjero que carece de los documentos que, según los casos, exijan las leyes en materia de extranjería (así por ejemplo, autorización de residencia, tarjeta de extranjero...) Para dar ejemplo de la vulnerabilidad de los indocumentados, se citara un  artículo sobre Ley Migratoria del Estado de Arizona, tomado del Noticiero Digital “MUNDO, COM”. Que se explica por si sola. “La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, ha promulgado este viernes la polémica ley que convierte en delincuentes a los inmigrantes indocumentados, pocas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, considerara que dicha ley iba "mal encaminada". Esta ley permite a la policía detener a cualquier persona si hay "sospecha razonable" de que es inmigrante ilegal, lo que los críticos han calificado como una puerta abierta hacia diferenciar a las personas por sus perfiles racial. Otorga, además, derecho a la población civil a instar a la policía a realizar controles en caso de sospechar que alguien no se encuentra de manera legal en el país. Además, la medida obligará a los inmigrantes a llevar siempre consigo documentación que compruebe cuál es su estatus legal. "Es un arma más para atajar un problema que el Gobierno federal se ha negado resolver", dijo la gobernadora, del Partido Republicano, antes de firmar la medida. Brewer firmó la ley mientras frente a la sede del Capitolio estatal centenares de manifestantes protestaban por la iniciativa que pocas horas antes el presidente Barack Obama había calificado de "mal encaminada". La gobernadora manifestó que la ley servirá para proteger a todos los residentes del estado, no sólo de la inmigración ilegal sino también de la actividad de los cárteles de la droga que operan a través de la frontera con México. También prometió que, cuando entre en vigor la ley, los que se encarguen de aplicarla no actuarán contra los inmigrantes que residen legalmente en el país. "No habrá medidas de la policía dirigidas contra ciertos sectores étnicos", indicó. Inmediatamente después de promulgar la ley la gobernadora empezó a recibir críticas. Le preguntaron cómo podrán los agentes del orden identificar a los indocumentados y cómo luce un inmigrante indocumentado a lo que la gobernadora respondió que no sabía la respuesta. Cálculos oficiales señalan que en Arizona viven unos 460.000 inmigrantes indocumentados, la mayoría de los cuales son de origen mexicano. En tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) expresó este viernes su preocupación. "De acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los demás instrumentos internacionales en la materia, toda persona tiene derecho a ejercer sus prerrogativas más esenciales bajo el principio de no discriminación", señaló la CNDH, un organismo público autónomo. México ya había manifestado su preocupación a través de su embajada en Washington. "Las iniciativas que se limitan a criminalizar el fenómeno migratorio crean espacios para la aplicación indebida de la ley en función del perfil racial", afirmó la sede diplomática. El Senado mexicano había instado el jueves a la gobernadora Jen Brewer a vetar la iniciativa.”

Las Mujeres
 Las mujeres: a) En estado de gestación o lactancia y las madres adolescentes; b) En situación de maltrato o abandono, y c) En situación de explotación, incluyendo la sexual. Los Niños Y Adolescentes Abandonados: La Mortandad, la desnutrición y las Inequidades en todos aspectos llevan a estos a ser uno de los Principales Grupos con Vulnerabilidad. Sufren discriminaciones por sus condiciones físicas o estilo de Vida.
Las Políticas Sociales Muchas veces presenten Falencias en este Campo pero son el Objeto principal de su Política. Mujeres Indefensas: Comúnmente son aquellas jefas de Hogares pobres y que tienen que cargar con la Responsabilidad del Cuidado y el Sostén del Hogar. La Discriminación que ellas Sufren provienen desde la Condición de Género hasta la inexistencia de la protección y del cuidado que tienen hacia sus Hijos.
 Formas más comunes de Violencia contra la Mujer.
 * En las familias. La forma más común de violencia contra la mujer es la violencia en el hogar o en la familia. Las investigaciones demuestran sistemáticamente que una mujer tiene mayor probabilidad de ser lastimada, violada o asesinada por su compañero actual o anterior que por otra persona. Los hombres pueden patear, morder, abofetear, dar un puñetazo o tratar de estrangular a sus esposas o compañeras; les pueden infligir quemaduras o tirar ácido en la cara; pegar o violar, con partes corporales y objetos agudos; y usar armas letales para apuñalarlas o dispararles.
 * Maltrato físico. Algunas mujeres pueden creer que merecen las golpizas por alguna acción equivocada de su parte. Otras mujeres se abstienen de hablar sobre el maltrato porque temen que su compañero las lastime aun más en represalia por revelar "secretos familiares", o posiblemente por avergonzarse de su situación. Además, en muchos países no existen sanciones legales o sociales en los casos de violencia perpetrada por un compañero íntimo.
* Violación en una relación íntima. En muchas sociedades, la mujer no define el coito forzado como una violación si está casada o vive con el agresor. En algunos países esto es condenado como delito penal. Las encuestas de varios países indican que 10 a 15% de las mujeres informan que sus parejas las obligan a tener relaciones sexuales. Entre las mujeres que son agredidas físicamente en su relación, las cifras son más altas.
* Violencia sicológica o mental. Esta incluye maltrato verbal en forma repetida, acoso reclusión y privación de los recursos físicos, financieros y personales. Para algunas mujeres, los insultos incesantes y la tiranía que constituyen el maltrato emocional quizá sean más dolorosos que los ataques físicos, porque socavan eficazmente la seguridad y la confianza de la mujer en sí misma. Un solo episodio de violencia física puede intensificar enormemente el significado y el impacto del maltrato emocional. Se ha informado que las mujeres opinan que el peor aspecto de los malos tratos no es la violencia misma sino la "tortura mental" y "vivir con miedo y aterrorizada".
* Mujeres bajo custodia. Con frecuencia, las mujeres que ingresan a las prisiones ya han sido víctimas de violencia. La violencia contra la mujer recluida en instituciones y prisiones puede ser generalizada. La naturaleza del maltrato puede abarcar desde el acoso físico o verbal hasta la tortura sexual y física. Diversos informes sobre las mujeres reclusas han revelado que los guardias las desnudan, colocan grillos en sus tobillos e inspeccionan sus cavidades corporales. Las mujeres de muchos países informan haber sido violadas mientras se encontraban en centros de detención.

María del Mar Álvarez de Lovera, defensora nacional de los derechos de las mujeres de Venezuela.

“…Avanzando en la inclusión política de la mujer uno de los grandes males del capitalismo radica en la exclusión de la mujer.
Bueno, hablando de servidores públicos como Daniel Florencio O’leary, pues hemos venido aquí a juramentarles compatriotas, Ministros y Ministras, y en verdad que me da mucho gusto que en vez de tres y tres, o de cuatro hombres y una mujer sean cuatro mujeres y dos hombres juramentados hoy como ministras y ministros, porque siempre he creído que uno de los grandes males del capitalismo, y del mundo por tanto, es la exclusión a la mujer, la minimización del gran potencial que la mujer tiene para desempeñarse en cualquier tarea, por más dura o exigente que sea.
El principio de igualdad, consagrado en casi todas las constituciones del mundo, es violentado cuando un pueblo se impone a otro por el hecho de tener unos derechos de ciudadanía, una cultura, religión o color de piel diferentes y en el caso del género, cuando un sexo se impone a otro para asegurarse su subordinación y control. De manera que la discriminación se legitima mediante la aceptación y obediencia voluntaria o la imposición física: así se tejen las cadenas de la dominación.
Lo más terrible de todo es que en las luchas por la reivindicación de los derechos, la justicia, la equidad y el respeto, las mujeres se convirtieron en seres invisibles, negadas y excluidas. Privó el temor ante la figura de autoridad, también el desconocimiento de los significa desigualdad jurídica ni desigualdad de oportunidades”.
En Venezuela con el apoyo de Inamujer La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela garantiza los derechos humanos de la mujer; pero se necesita canalizar la acción para que su contenido no se convierta en letra muerta. Es la razón de ser del Instituto Nacional de la Mujer —INAMUJER—, órgano rector de las políticas públicas para la mujer, creado por disposición de la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer, con el propósito descrito en el Art. 47 de ese mismo instrumento jurídico..
No es un problema exclusivo de la sociedad venezolana. El mundo entero carga con milenios de cultura patriarcal, basada, principalmente, en la dominación de un sexo sobre otro, en la asignación autoritaria de un papel social que establece una desigualdad, beneficiando sólo a determinados grupos. Se trata entonces de transformar el concepto de poder patriarcal en poder democrático y avanzar hacia una sociedad de respeto y tolerancia entre todas las partes.
Al plantearse las luchas por los derechos de la mujer, se ha requerido la reconceptualización de los propios derechos humanos y de las ideas arraigadas y preconcebidas sobre este tema, que señalaban diferencias pero no desigualdades.
Como la reivindicación que se exige empieza por casa, recordemos que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, promulgada en 1999, señala que no hay desigualdades jurídicas entre los hombres y las mujeres esto es uno de los grandes pasos del Gobierno Bolivariano de la República de Venezuela en su proyecto de transformación social y, como señala María León, presidenta de la institución, una oportunidad de participación para todas las mujeres venezolanas que han sido excluidas. Además, se da cumplimiento a las obligaciones internacionales contraídas por el Estado venezolano al firmar la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Belem Do Para, que tienen jerarquía constitucional, según el artículo 23 de nuestra Carta Magna.
INAMUJER desarrolla planes y programas dirigidos a la defensa y materialización de los derechos de la población femenina del país, a incrementar la participación de la mujer en la toma de decisiones sobre los asuntos públicos, a apoyar sus derechos económicos, proyectos de generación de empleo y autoempleo, y sobre todo, a promover la organización de las mujeres como garantía de la realización de los objetivos prácticos y estratégicos.
La Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia, se hace  eficaz en la prevención, atención, sanción y eliminación de la violencia contra la mujer.
Cuando hablamos de género, estamos situando un proceso en su debida correspondencia humana, donde el problema no es que los hombres y las mujeres sean diferentes, sino que las diferencias construyan desigualdades.
Somos hombres y mujeres, cada uno con un rol de participante activo en la construcción de la vida; no podemos, entonces, permitir que, en tanto alguien nazca como mujer, esté condicionada a situaciones de desigualdad. No se trata de obtener “cuotas” en el proceso de desarrollo social o político de una sociedad. Se trata, simplemente, de crecer en conjunto, de construir en conjunto, de actuar en conjunto. Hablamos de un proceso integrador en el cual las mujeres venezolanas son un buen ejemplo: trabajan, se ocupan del hogar y, además, son parte activa de su comunidad; pero no comparten la carga que tienen en el hogar.
La Revolución Bolivariana tiene una base vital en el trabajo social de las mujeres. Lamentablemente, vemos reproducirse la estructura patriarcal del país, también, en el trabajo social y comunitario: si un comité está formado por seis o doce mujeres, el líder, normalmente, es un hombre, marginando, en muchas ocasiones, a las líderes que han trabajado arduamente y con resultados visibles en las luchas por las reivindicaciones económicas y sociales de su barrio, de su comunidad o de su ciudad.
 INAMUJER realiza también una ardua labor con el fin de elevar el nivel de autoestima de las mujeres y estimular su participación en todos los ámbitos.
Por otro lado, no sólo es trabajo el oficio remunerado en el mercado laboral. La
Constitución, en el artículo 88, reconoce el valor del trabajo doméstico, colocando las relaciones laborales en un nuevo contexto: se reconoce la función social del trabajo doméstico y la contribución de las mujeres al funcionamiento de la sociedad, y la necesidad de establecer beneficios de seguridad social para quienes se dedican a las llamadas “labores del hogar”.
Si el objetivo es construir una sociedad equitativa y democrática, que reconoce la necesidad y los derechos de todas y todos, es necesario cambiar las relaciones sociales desigualitarias entre hombres y mujeres.

Niños, Niñas Y Adolescentes
 Son niñas y niños las personas de hasta 12 años incompletos, y adolescentes los que tienen entre 12 años cumplidos y 18 años incumplidos. Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La mayoría de los investigadores coinciden en calificar como “factores contribuyente” que exacerban la vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes ante la explotación, a los siguientes: exclusión y pobreza, iniquidad en la distribución de la riqueza, desintegración familiar, carencia de educación, pautas culturales que fomentan la dominación de un genero sobre otro, discriminación, consumismo, tráfico de drogas, migraciones de zonas rurales á áreas urbanas y el comportamiento sexual irresponsable de los adultos.
En Venezuela se brinda especial apoyo y  cuido a los niños , niñas y adolescente, en la carta magna estos  se convierten en sujetos de derecho, abandonando el paradigma de la tutela que los convertía en objetos. (Art 79).
La Ley Orgánica Para La Protección De Niños, Niñas Y Adolescentes en el Título I. Artículo 1Esta ley tiene por objeto garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes, que se encuentren en el territorio nacional, el ejercicio y el disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías, a través de la protección integral que el Estado, la sociedad y a familia deben brindarles desde el momento de su concepción.
Artículo 3
Principio de igualdad y no discriminación
Las disposiciones de esta Ley se aplican por igual a todos los niños, niñas y adolescentes, sin discriminación alguna fundada en motivos de raza, color, sexo, edad, idioma, pensamiento, conciencia, religión, creencias, cultura, opinión política o de otra índole, posición económica, origen social, étnico o nacional, discapacidad, enfermedad, nacimiento o cualquier otra condición de los niños, niñas o adolescentes, de su padre, madre, representante o responsable, o de sus familiares.
Artículo 4
Obligaciones generales del Estado
El Estado tiene la obligación indeclinable de tomar todas las medidas administrativas, legislativas, judiciales, y de cualquier otra índole que sean necesarias y apropiadas para asegurar que todos los niños y adolescentes disfruten plena y efectivamente de sus derechos y garantías.

Adultos Mayores
Es el nombre que reciben quienes pertenecen al grupo comprendido en las personas con más de 65 años, por lo que el haber alcanzado este rango de edad, se les conoce como de la Tercera Edad o Ancianos. El mismo pasa a ser una etapa de la vida que se considera la última, en la que los proyectos de vida ya se han consumado, y por lo tanto es posible en muchos casos que lo que le queda de vida los pueda disfrutar con tranquilidad. Generalmente éstas personas a esta edad ya han dejado de trabajar, o bien se jubilan, por lo que el nivel de ingreso decrece en forma considerable, junto a los problemas de salud asociados a la edad, pueden traer consecuencias en todos los ámbitos de su vida. A veces esta situación de dichas personas, ocasionan en las familias un estorbo, y muchas veces son abandonados, es por ello que se recurre a los asilos o casas de reposo, que en algunos casos es para dichas personas beneficioso, pues su entorno es con personas de la misma edad, allí les brindan espacio físico, televisión, cuidados y atención la cual necesita una persona a esa edad; claro que el costo a veces se hace difícil para quien no posee los medios necesarios, y es por ello que vemos en las calles indigentes vagando sin rumbo fijo. Estos grupos de personas son discriminados y excluidos ya que son considerados incapaces o enfermos y que no pueden cumplir con las tareas básicas. Debido a todo esto el gobierno se ha ocupado de crear políticas y centros especializados donde se ocupan de ellos, dando beneficios como la salud y actividades especiales para dicha población, la cual es parte de la sociedad en que vivimos. Esta concepción de Tercera Edad en muchos casos se encuentra bastante alejada de la realidad en que estas viven, ya que siguen muchas veces siendo personas sanas y activas, llenas de vitalidad, disfrutando de la tranquilidad de haber cumplido con todos los proyectos de vida, disfrutando la familia, nietos y de los triunfos acumulados en su vida.
 Artículo 80 CRBV: “El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios de seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida. Las pensiones y jubilaciones otorgadas mediante el sistema de seguridad social no podrán ser inferiores al salario mínimo urbano. A los ancianos y ancianas se les garantizará el derecho a un trabajo acorde con aquellos y aquellas que manifiesten su deseo y estén en capacidad para ello”.
Hasta el año 1998, en toda la historia de la seguridad social en Venezuela, sólo eran beneficiarios 387 mil ciudadanos.
En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se coloca un artículo novedoso que elimina por siempre y para siempre las agresiones, las interminables marchas que tenían nuestros pensionados cada vez que querían, por necesidad, el incremento de una pensión.
Ahora, la pensión es equivalente al salario mínimo y por lo tanto, con rango constitucional, se acaban definitivamente  las marchas y las penurias, el vía crucis que muchos padecieron.
La pensión, la acción va mucho más allá, porque quienes hoy reciben este beneficio vieron cómo sus puertas se cerraron, hace muchos años, cuando paradójicamente la Venezuela petrolera exportaba al mundo su riqueza, mientras en nuestro país [había] pobreza, siendo nuestra gente despedida de sus trabajos, negándoles la posibilidad de acceder a las irrisorias pensiones de la época. De esta manera le quitaban la seguridad social, lo que ellos llamaron una carga, preparándola para su posterior privatización.
Luego, en el año de 1998, se firma un decreto de liquidación del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales que no sólo acababa con el instituto, sino que también acababa con el sueño, mataba la esperanza de muchos venezolanos y extranjeros que ayudaron a construir con su esfuerzo esta noble tierra; pero, para la oscuridad está la luz y, en el año de 1998, el Presidente Chávez es electo por la mayoría; entonces, a partir del año 1999 vienen los decretos de luz: el primer decreto detiene la privatización o liquidación del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y posteriormente el decreto 4.269, en el año 2006, abre las ventanas a la vida, al amor y a la dignidad de humildes ciudadanos que, haciendo alarde de la estirpe que nos caracteriza, no perdieron la fe y hoy reciben el fruto de su paciencia y su constancia.
Hoy, nuevamente, podemos contrastar entre tiempos: el pasado reciente de agresiones y el presente en donde se valora la condición humana.
Hoy la seguridad social en Venezuela, en este país, tiene una dimensión cualitativamente distinta a la que se diseñó para toda América Latina al final del siglo pasado. [Para esa época], las propuestas que tenían para estos países eran la eliminación, el deterioro, la privatización de la seguridad social; en Venezuela, gracias a la Revolución, gracias al proceso revolucionario, después de 1999, podemos decir, con muchísimo orgullo y satisfacción, que somos dignos herederos de ese proceso histórico

Discapacitados física y mentalmente
La discapacidad es una realidad humana que ha sido percibida de una manera diferente en diferentes períodos históricos y civilizaciones. Lo que se ha dado a lo largo del siglo XX estaba relacionado con una condición o función considerada deteriorada con respecto al estándar general de un individuo o de su grupo. El término de uso frecuente se refiere al funcionamiento individual, incluyendo la discapacidad física, sensorial, cognitiva, intelectual, enfermedad mental y varios tipos de enfermedades crónicas. Las Naciones Unidas han tratado de mejorar la situación de dichas personas haciendo más fáciles sus vidas. El interés de las mismas es el bienestar y los derechos de las personas con esta discapacidad, los cuales están basados en los Derechos Humanos, libertades fundamentales y la igualdad de todos los seres humanos. La discapacidad física es una desventaja que resulta de una imposibilidad que limita o impide el desempeño motor de la persona afectada, puede ser brazos o piernas. La discapacidad mental o retraso mental es una discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual, se caracteriza por un funcionamiento diferente. Este puede ser causado por diferentes factores como son: genéticos, congénitos accidentes de tráfico, laborales, enfermedades profesionales, infantiles, en el momento del parto, etc.
Articulo 81 CRBV: “Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, le garantizara el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la Ley, Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas venezolana”.
El 05 de enero fue publicada en gaceta oficial la Ley para las Personas con Discapacidad –LPD- integrada por noventa y seis (96) artículos, de los cuales ocho (8) se refieren directamente obligaciones que deben cumplir las empresas públicas y privadas desde el momento de publicación de la ley, ya que dentro de las disposiciones transitorias no se especifica un período de adaptación, al menos en cuanto a empleo y capacitación.
Ley para las Personas con Discapacidad, la cual en su Disposiciones Generales reconoce su objeto y naturaleza jurídica  
Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto regular los medios y mecanismos, que garanticen el desarrollo integral de las personas con discapacidad de manera plena y autónoma, de acuerdo con sus capacidades, el disfrute de los derechos humanos y lograr la integración a la vida familiar y comunitaria, mediante su participación directa como ciudadanos y ciudadanas plenos de derechos y la participación solidaria de la sociedad y la familia. Estas disposiciones son de orden público.
De los órganos y entes de la Administración Pública y privada
Artículo 2. Los órganos y entes de la Administración Pública Nacional, Estadal y Municipal, y todas las personas de derecho privado, competentes en la materia, tienen el deber de planificar, coordinar e integrar en las políticas públicas todo lo concerniente a la discapacidad, en especial su prevención, a fin de promover, proteger y asegurar un efectivo disfrute de los derechos humanos de las personas con discapacidad, el respeto a la igualdad de oportunidades, la inclusión e integración social, el derecho al trabajo y las condiciones laborales satisfactorias de acuerdo con sus particularidades, la seguridad social, la educación, la cultura y el deporte de acuerdo con lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los tratados, pactos y convenios suscritos y ratificados por la República.
Cualquier persona natural o jurídica, de derecho público o privado, de carácter nacional, estadal o municipal, que intervenga en la realización de actividades inherentes a la discapacidad, queda sujeta a las disposiciones de la presente Ley.
Ámbito de aplicación
Artículo 3. La presente Ley ampara a todos los venezolanos y venezolanas y extranjeros y extranjeras con discapacidad, en los términos previstos en esta Ley. La ley amparará a los extranjeros y extrajeras que residan legalmente en el país o que se encuentren de tránsito.
Principios
Artículo 4. Los principios que rigen las disposiciones
de la presente Ley son: humanismo social, protagonismo, igualdad, cooperación, equidad, solidaridad,  integración, no segregación, no discriminación, participación, corresponsabilidad, respeto por la diferencia y aceptación de la diversidad humana, respeto por las capacidades en evolución de los niños y niñas con discapacidad, accesibilidad, equiparación de oportunidades, respeto a la dignidad personal, así como los aquí no enunciados y establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en los tratados, pactos, convenios, convenciones, acuerdos, declaraciones y compromisos internacionales e intergubernamentales, válidamente suscritos y ratificados o aceptados por la República.
Se reconocen como personas con discapacidad: Las sordas, las ciegas, las sordociegas, las que tienen disfunciones visuales, auditivas, intelectuales, motoras de cualquier tipo, alteraciones de la integración y la capacidad cognoscitiva, las de baja talla, las autistas
y con cualesquiera combinaciones de algunas de las disfunciones o ausencias mencionadas, y quienes padezcan alguna enfermedad o trastorno discapacitante, científica, técnica y profesionalmente calificadas, de acuerdo con la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud de la Organización
Mundial de la Salud.
Trato social y protección familiar
Artículo 9. Ninguna persona podrá ser objeto de trato discriminatorio por razones de discapacidad, o desatendida, abandonada o desprotegida por sus familiares o parientes, aduciendo razonamientos que tengan relación con condiciones de discapacidad.
Los artículos del 26 al 30 se encuentran enmarcados dentro del capítulo denominado “Del trabajo y la capacitación” y regula:
a.              Artículo 26. Políticas Laborales: atribuyéndole al ministerio del trabajo y al de desarrollo social, la formulación de las políticas para la formación para el trabajo, empleo, inserción, reinserción, readaptación profesional y reorientación ocupacional
b.              Artículo 27. Formación para el trabajo: haciendo responsables a los ministerios del trabajo, educación y desarrollo social, respectivamente, de adecuar sus métodos de enseñanza a fin de promover la participación de personas con discapacidad en programas permanentes, cursos y talleres para su capacitación y formación laboral
c.               Artículo 28. Empleo para personas con discapacidad: estableciendo la obligación de empresas públicas y privadas de incorporar a su plantilla de trabajadores no menos del 5% de su nómina total a personas con DISCAPACIDAD PERMANENTE como ejecutivos (as), empleados (as) u obreros (as). El cargo asignado debe estar diseñado para garantizar su desempeño así como su fácil acceso al puesto de trabajo
d.              Artículo 29. Empleo con apoyo integral: puntualizando la obligación de integrar al campo laboral a las personas con discapacidades intelectuales, en actividades acordes a sus capacidades bajo supervisión y vigilancia
e.              Artículo 30. Inserción y reinserción laboral: incluyendo la participación del Consejo Nacional para Personas con Discapacidad (CONAPDI) en conjunto con los ministerios del trabajo, educación y economía popular en la ejecución de los programas de capacitación para la reinserción laboral de personas con discapacidad.

De interés general:
a.      Establece la obligación de diseñar, remodelar y/o adecuar edificaciones, así como medios urbanos y rurales para garantizar el acceso y tránsito de personas con discapacidad, incluyendo la destinación de puestos de estacionamiento ubicados a la entrada de las edificaciones, hasta el punto de no otorgar permisología para proyectos que incumplan con esta normativa. Esta adaptación será requerida también para el transporte público. Para la primera (edificaciones) establece un período de adaptación a la normativa de tres años; y para la segunda (transporte) un período de dos años.
b.     Otorga a las personas con discapacidad la gratuidad del pasaje en transporte urbano, superficial y subterráneo y un descuento de al menos el 50% para transporte extraurbano terrestre, aéreo, fluvial, marítimo y ferroviario en rutas nacionales y promoverá un descuento similar para rutas internacionales destinados a personas con discapacidad.
                   Los animales guías también están protegidos: establece la obligatoriedad de permitir el ingreso de los animales guías o auxiliares de personas con discapacidad a todos los lugares públicos y privados a donde deban acudir sus dueños… Y aún más establece una sanción en caso de negativa de ingreso de hasta 30 UT y cierre del establecimiento entre 48 y 72 horas… Eso sí los animales deben estar certificados e identificados como animales guías o auxiliares
Normativa Legal pertinente a las personas con discapacidad y a la educación especial
Normativa Internacional
·         Convención sobre los derechos del niño (en inglés)
·         Declaración Universal de Derechos Humanos Aprobada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948
·         Convención Interamericana para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las personas con discapacidad. Se adoptó en Guatemala, en junio de 1999, por parte de los estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).
·         Declaración de Québec  Fue adoptada en el 2001 en la Cumbre de las Américas por los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas para renovar su compromiso de avanzar hacia el bienestar social, la seguridad, la democracia, la gobernabilidad, la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales, la justicia social y el desarrollo del potencial humano de todas las personas en el continente.


·         Declaración de los Derechos de los Impedidos 
·         Declaración de los Derechos del Retrasado Mental 
·         Convención Interamericana para Eliminar la Discriminación contra las Personas con Discapacidad 
·         Principios para la Protección de los Enfermos Mentales y el Mejoramiento de la Atención de la Salud Mental 
·         Recomendación sobre la Adaptación y la Readaptación Profesionales de los Inválidos 
·         Convenio sobre la Readaptación Profesional y el Empleo de Personas Inválidas 
·         Programa de Acción Mundial para los Impedidos 
·         Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad 
·         Inclusión plena y positiva de las personas con discapacidad 
·         Declaración de Caracas sobre la reestructuración de la Atención Psiquiátrica 
·         Recomendación sobre la Readaptación Profesional y el Empleo 
·         RIADIS (Red Iberoamericana De Organizaciones No Gubernamentales De Personas Con Discapacidad Y Sus Familias)
·         Reporte sobre la Discapacidad (CIR - 2004)
·         Estadísticas arrojadas Censo INE 2001 (Venezuela)
·         Ley para las Personas con Discapacidad . Gaceta Oficial Numero 38.598. Caracas, Viernes 5 de Enero de 2000
·         Resolución Aprobada por la Asamblea General, Cuadragésimo octavo periodo de sesiones, de 20 de diciembre de 1993.
·         Ley orgánica de educación  (9 de julio de 1980)
·         Ley Orgánica Para La Protección Del Niño Y Del Adolescente Gaceta Oficial N° 5. 266 Extraordinario de fecha 2 de octubre de 1998 
·         ley Para La Integración De Las Personas Incapacitadas  (Gaceta Oficial N° 4.623 Extraordinario de fecha 3 de septiembre de 1993)
·         Las Personas con Discapacidad en la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela
.Página de la Federación Venezolana de Sordos
·         Conceptualización y Política de la Prevención y Atención Integral Temprana 
- Ministerio de Educación, Venezuela


Personas con Enfermedades Infectocontagiosas
Concepto de Enfermedades Infectocontagiosas
 Son las enfermedades de fácil y rápida transmisión, provocadas por agentes patógenos. El ser vivo o agente patógeno que las produce recibe el nombre de agente etiológico o causal. En algunas ocasiones para que se produzca la enfermedad es necesaria la intervención de otro organismo viviente llamado agente intermediario, transmisor o vector. Los agentes patógenos de este tipo de enfermedades generalmente son virus o bacterias.
 Concepto de Infección
 Se denomina así a la entrada, desarrollo y multiplicación de un agente infeccioso. La infección se produce si las defensas orgánicas no actúan o si el número de microorganismos que ingresa en el cuerpo humano vence esas defensas. Contagio o Mecanismos de Trasmisión: Es la transmisión de la enfermedad de una persona a un hombre sano. El contagio puede ser directo o indirecto. La enfermedad se transmite por contagio directo cuando se tocado a la persona infectada o por las gotitas de Flügge, que el enfermo elimina al hablar, toser y estornudar. Estas generalmente no se diseminan a más de un metro de la fuente de infección. El contagio es indirecto cuando se tocan objetos contaminados (pañuelos, ropa sucia, ropa de cama, vendajes, utensilios utilizados por el enfermo) o mediante un portador (persona o animal que alberga microorganismos infecciosos sin presentar síntomas de la enfermedad).
Enfermedades Infectocontagiosas y Exclusión Social:
1.- SIDA: A finales del siglo XX y Principios del siglo XXI, la epidemia de la infección por el virus de inmunodeficiencia humana o VIH, causante del SIDA, se ha extendido por todo el mundo y afecta a personas de todas las edades, credos y elecciones sexuales. Sin duda alguna, uno de los aspectos más preocupantes respecto al SIDA es la falta de información y proliferación de conceptos erróneos, que en muchas ocasiones conducen a actitudes destructivas como la discriminación y la violación de los derechos humanos de las personas afectadas, así como el surgimiento de prejuicios o temores infundados. El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es un conjunto de manifestaciones que caracterizan una enfermedad, e inmunodeficiencia es un estado de fallo del sistema normal de defensas que tiene el organismo para combatir múltiples agresiones e infecciones. La palabra adquirida significa que no se trata de una condición innata (congénita), sino que el individuo la ha “adquirido” o “recibido” del ambiente que lo rodea. La principal característica del SIDA, es que produce un trastorno del sistema inmune del ser humano. El sistema inmune está compuesto por numerosas células, que se forman en la medula de los huesos y viajan por la sangre. Al detectar una sustancia extraña (bacteria, virus, etcétera), estas células entran en actividad y se organizan para atacar al intruso y destruirlo.

Historia de las Distintas Enfermedad Infectocontagiosas
El SIDA hizo su aparición en 1981, cuando en las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, Estados Unidos, se detectaron grupos de hombres homosexuales que presentaban infecciones y / o tumores malignos inusuales para su edad. Dos años más tarde, en 1983, se descubrió que la enfermedad era causada por un virus (denominado VIH). En 1985 comenzaron a aplicarse pruebas diagnosticas de la infección mediante estudios en sangre (pruebas serológicas), que permiten detectar cuando una persona ha estado en contacto con el virus. En los años que han transcurrido desde que se conoció la enfermedad que hoy todos identificamos como SIDA, el fenómeno ha alcanzado niveles epidémicos. Los cálculos actuales muestran que a finales del año 2007, había cerca de 40 millones de individuos infectados en todo el mundo, de los cuales más de 40% son mujeres entre los 15 y los 24 años de edad. A pesar de las campañas de educación e información, realizadas en muchas naciones, durante los últimos doce meses, cada día se infectaron 16,000 personas. Hay SIDA en todos los continentes y prácticamente en todos los países. Sin embargo, desde hace algún tiempo, el mayor número de casos se registra en el suroeste de Asia, África y América Latina.
 La H1n1: Se trata de una enfermedad respiratoria altamente contagiosa causada por un virus perteneciente a la familia orthomyxoviridae y que afecta fundamentalmente a poblaciones porcinas.
Las  Enfermedades Venéreas: Desde el principio de la humanidad, muchos microbios y gérmenes encontraron en nuestros organismos las condiciones ideales para vivir, unos lo hacen de forma amistosa, sin causar ningún daño, otros nos colaboran de diferentes maneras llegando inclusive a ser indispensables en nuestras vidas. Sin embargo, existen otros que son agresivos y provocan molestias que en algunos casos atentan contra nuestras vidas, varios de esos microbios tienen preferencia por las mucosas y regiones genitales, siendo imposible en algunos casos que puedan sobrevivir fuera de esos ambientes. El conjunto de esas enfermedades que afectan los órganos sexuales son conocidas popularmente como "Enfermedades venéreas" y están con el ser humano acompañando su propia historia. Enfermedades Venéreas más Comunes: El Chancroide: El chancroide es una infección bacteriana causada por un organismo llamado Haemophilus ducreyi. Es una enfermedad que se encuentra diseminada principalmente en las naciones en vías de desarrollo y países del tercer mundo. Los hombres no circuncidados tienen un riesgo 3 veces mayor de contraer el chancroide de una pareja infectada. Por otra parte, el chancroide es un factor de riesgo para contraer el virus del VIH. Gonorrea: La gonorrea es una de las enfermedades infecciosas bacterianas más comunes y es más frecuentemente transmitida durante las relaciones sexuales, incluidos tanto el sexo oral como el sexo anal. La gonorrea es una enfermedad de notificación obligatoria y todos los gobiernos exigen que se informe de los casos de gonorrea diagnosticada a las autoridades de salud, lo cual permite el adecuado seguimiento del paciente y de sus contactos sexuales. La gonorrea se transmite muy fácilmente y puede contraerse durante el sexo oral, vaginal o anal. Sífilis: La sífilis es una enfermedad infecciosa causada por la espiroqueta Treponema pallidum, la cual penetra en la piel lesionada o las membranas mucosas. Su transmisión se presenta con más frecuencia por contacto sexual y se puede también transmitir al feto durante cualquier etapa del embarazo. Esta enfermedad se ha propagado en todo el mundo y afecta principalmente a adultos sexualmente activos entre 20 y 29 años de edad.
Estos grupos fueron mal tratados en la cuarta república, eran personas totalmente excluidas de la sociedad, no tenían una vida común ya que en su mayoría las personas con SIDA eran botados de los trabajos, de los diferentes planteles educativos y lo mas fuerte que tenían que padecer era la falta de medicina y hospitales que le dieran el trato necesario.
En un tiempo se llego a creer que las personas con SIDA no podían ni ser tocadas, por el temor al contagio.
Las otras enfermedades venéreas que existen también fueron muy expandidas en los sectores de escasos recursos por falta de una buena educación sexual y de controles sanitarios, falta de medicamentos y falta de políticas sociales y de salud que cubrieran las necesidades que requieren cada persona con estas enfermedades.
El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela puso en marcha la Revolución de la Salud. Paso a paso se ha  ido avanzando en el propósito de incluir e integrar a todos los venezolanos y venezolanas en una red que garantice prevención y asistencia en salud en los lugares más alejados, en los lugares más olvidados del país. De esta manera,  se avanza hacia la transformación de un sistema que históricamente ignoró y tomó ventaja de quienes requerían servicios sociales humanos y tenían expectativas de atención médico-asistenciales que sólo podían obtener en el sector privado.
Sacar provecho del binomio salud-enfermedad, se hizo costumbre en la Cuarta República. Las líneas neoliberales de acción estaban orientadas a que lo público fuera ineficaz y, por ende, descartado.
Lo privado se convirtió en vitrina inalcanzable para muchos, en el dolor de quienes veían sucumbir seres queridos en medio de la desatención y la desidia por carecer de medios económicos para costear asistencia y medicina o, incluso, el derecho a una muerte digna. Era la realidad de una Venezuela que no era de todos: un excelente programa de marketing y el continuo saqueo de los servicios de salud pública, subrayó y arraigó la idea de que la medicina que sirve, la medicina eficaz, estaba en las clínicas privadas.
Como colofón, se promulgaban leyes que parecían testigos inmutables de los desmanes cometidos en los hospitales del país, de los cuales salían equipos, insumos y también pacientes, que eran trasladados a las clínicas privadas, muchas veces comprometiendo bienes propios y familiares. La legalidad no era eficaz; era ignorada.
Surgió una Red de Salud alternativas para enfrentar los problemas. Se estableció un marco legal cuya base se encuentra en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela. La Carta Magna, en su artículo 83, proclama la salud como parte del derecho a la vida, un derecho social fundamental y, por tanto, obligación del Estado, el cual debe promover y desarrollar “políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”.
En continuidad con esto, el artículo 84 exige la creación de un Sistema Público Nacional de Salud intersectorial, descentralizado y participativo; gratuito, universal, integral, equitativo y solidario, cuya rectoría sea ejercida por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, sin dar cabida a la privatización en las instalaciones destinadasa la salud. Asimismo, en el artículo 85, se exponen las condiciones del financiamiento de la salud en Venezuela, el cual se integrará de los recursos fiscales y los que la Ley contemple. En este párrafo, la Carta Magna señala que “el Estado garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria”.
Desde entonces, las gestiones ministeriales en salud y desarrollo social, han venido planteando el reacomodo del Sistema Público Nacional de Salud. El objetivo es eliminar la tendencia privatizadora del servicio de salud y las prácticas irregulares, como la recuperación de fondos a través de cobros indirectos a los usuarios poralgunos servicios como laboratorios y rayos x.

Artistas, Cultores y Cultoras
Durante años se pretendió negar nuestra identidad cultural para alejarnos de un destino común con el resto de América Latina. Ahora, vamos tras la recuperación de nuestra memoria, tras la recuperación del ser nacional y esto significa afirmarnos en la voluntad de querer ser un país con su propio destino. Necesitamos librar una consciente lucha cultural que rescate y revitalice las tradiciones colectivas, costumbres y creencias que vienen del pasado y se anudan al presente como herencia. Tenemos que encarar la escritura de nuestra propia historia y recuperar de esa memoria, que está allí, casi sola y esperando que nos miremos en ella para avanzar hacia el futuro.
Eso tratamos de hacer en Venezuela. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela señala que la cultura es uno de los elementos más importantes para el desarrollo del país y se convierte en mandato para poner en marcha los cambios necesarios en la patria que buscamos construir. Al igual que la salud, la educación, el trabajo y la vivienda, el quehacer cultural es uno de los pilares fundamentales sobre los cuales se sostiene una sociedad y se consolidan los valores de la libertad, la paz, la soberanía, el bien común y la integridad territorial.
Sobre la búsqueda y el rescate de los principios culturales que forman parte de la memoria colectiva de los venezolanos y que han sido desdibujados por décadas de transculturización, nos habla el artículo 99 de la Constitución Bolivariana: "Los valores de la cultura constituyen un bien irrenunciable del pueblo venezolano y un derecho fundamental que el Estado fomentará y garantizará, procurando las condiciones, instrumentos legales, medios y presupuestos necesarios. Se reconoce la autonomía de la administración cultural pública en los términos que establezca la ley. El Estado garantizará la protección y preservación, enriquecimiento, conservación y restauración del patrimonio cultural, tangible e intangible y la memoria histórica de la Nación. Los bienes que constituyen el patrimonio cultural de la Nación son inalienables, imprescriptibles e inembargables".
El enunciado del artículo citado, que se complementa con lo establecido en los artículos 98, 100 y 101(*), es de importancia vital en estos momentos trascendentales para la historia de nuestro país, pues está en proceso la refundación de la República de Venezuela dentro de los principios de justicia del Socialismo del Siglo XXI. Recobrar nuestra identidad y nuestra esencia se convertirán en la fuerza que otorga el poder liberador del pueblo para enfrentar los embates colonialistas del imperio norteamericano, que sigue pretendiendo tener dominio sobre la mente y acciones de los venezolanos.
De acuerdo a la definición de artista aparecida legalmente en la Ley del Artista Gaceta Nº 28131 Artista, del Intérprete y del Ejecutante (10/12/2003), Artista es “toda persona natural que representa o realiza una obra artística, con texto o sin él, utilizando su cuerpo o habilidades, con o sin instrumentos, que se exhiba o muestre al público, resultando una interpretación y/o ejecución que puede ser difundida por cualquier medio de comunicación o fijada en soporte adecuado, creado o por crearse”. Ser artista no es entonces una actitud excluyente o necesariamente predestinada, sino que potencialmente todos estamos en capacidad de elevarla a esta categoría, dedicándole algo de tiempo para educar la actividad y otra para presentarla ante los demás. Cultores y cultoras son aquellas personas que le rinden culto a la armonía existente entre la belleza y el conocimiento quienes sean capaz de desarrollar su vida entorno al que hacer cultural, como algo indispensable para vivir en sociedad y difundiendo, promoviendo una cultura en todo el sentido de la palabra. El cultor o cultora integra equilibradamente los cuatro pilares de la cultura: El arte, la filosofía, la ciencia y religión, el artista es quien domina el arte, con esto se quiere decir que el cultor y la cultora es aquel o aquella que integran los conocidos pilares del conocimiento, ya que de ello se desprende todo el saber humano y tiene en sus manos una cultura integral completa. Cuando hacemos referencias a los cuatros pilares del saber humano es precisamente con el propósito reflexionar acerca de la importancia de cada una pero hay que destacar la potencia que significan estás al integrarlas como un todo. Artistas, creadoras, creadores, cultoras y cultores, ya cuentan con una herramienta impulsada desde la Fundación Casa del Artista (FCA) instancia social del Ministerio del Poder Popular para la Cultura que permite dirigir una correcta planificación de acciones para la promoción, la inclusión y el desarrollo integral de las y los artistas y creadoras(es) a nivel nacional. El Registro Nacional de Artistas (RENA) busca la definición de políticas públicas culturales orientadas al mejoramiento de las condiciones de vida de artistas, creadoras(es) y cultoras(es), lo que permitirá optimizar el tiempo de respuesta y estimular su desarrollo en otras áreas, de acuerdo con los lineamientos del Gobierno Bolivariano.
Proyectos para garantizar los beneficios a este sector
Recordando que la gran mayoría de los músicos, artesanos, pintores y artistas son trabajadores independientes, el ministro del Poder Popular para la Cultura, Francisco “Farruco” Sesto, garantizó que se dará prioridad en su gestión a garantizar la seguridad social de estos trabajadores. Con ese fin, se recurrirá a la discusión de nuevas leyes así como a convenios con otros ministerios y entes públicos. También informó que se están construyendo estudios de grabación en Caracas y todo el país, para apoyar a los artistas que han sido excluidos por la industria comercial.
 Reiteró que el Centro Nacional del Disco (Cendis) tiene la capacidad para editar y publicar varias producciones discográficas al día (unas mil al año). Dicho centro cuenta con uno de los mejores estudios de grabación de América Latina, pero ante la necesidad de éstos, se está construyendo otro más para el Cendis, otro en el Centro de la Diversidad Cultural (Av. Zuloaga de Los Rosales), otro más en la Casa del Artista y otro en la Compañía Nacional de Música, con lo que -indicó-  se llegaría a tener seis estudios de grabación en Caracas. En el interior del país se irán construyendo paulatinamente estudios musicales, con la meta de tener un estudio de grabación por estado.
 “La mayoría de nuestros cultores, músicos, artistas, pintores y artesanos son trabajadores independientes; no trabajan en una empresa o institución. La Ley del Seguro Social hoy día no contempla que ellos puedan hacer su aporte o cotización para tener su seguro social (y su pensión), pero hay una ley orgánica que sí lo contempla.
Caracas, 22 Sep. AVN .- Una avanzada de 153 cultores y cultoras provenientes de todos los estados del país, y declarados como Portadores Patrimoniales por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) recibirán su pensión vitalicia, a través del Instituto Venezolanos de los Seguros Sociales (IVSS), y del Instituto Nacional de los Seguros Sociales (INASS), en un paso inédito en la historia del país.
La presidenta de la Casa del Artista, Liset Torres, manifestó que esta incorporación es un logro del Gobierno Bolivariano. “Nunca se había hecho, nunca se había incorporado a cultores al Seguro Social, sino a través de mecanismos particulares. Ésta es una decisión de los ministerios del Poder Popular para la Cultura, y para el Trabajo”,
Existen 1822 portadores patrimoniales que representan todos los municipios del país, y progresivamente se van a incorporar a ellos al Seguro Social. “Va a ser una incorporación permanente para saldar esta deuda que se tenía con el colectivo de creadores y creadoras”, expresó.
“          El Ministerio del Poder Popular para el Trabajo, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura están atendiendo la problemática social de aquellos portadores patrimoniales de Venezuela que fueron seleccionados en cada uno de los estados”, expresó.
Hasta la fecha se han incorporado al Seguro Social alrededor de 600 artistas de todo el país, y desde 2008 se han incorporado a los creadores por vía de excepción o por vía de gracia, que significa que el Estado Venezolano asume sus cotizaciones..
En Venezuela, la inclusión de los artistas en el Seguro Social ha sido una demanda permanente dentro del gremio, y hace un par de años la Fundación Casa del Artista dio un paso inédito: la inclusión de casi 80 creadores, los primeros en la historia del país, en el Seguro Social.
En este escenario la cultura se convierte en uno de los ejes de desarrollo de la nación y en un arma defensiva que debe utilizarse para alcanzar los objetivos propuestos que, en el caso venezolano, apuntan a la construcción de una democracia socialista el 10 de julio de 2005, el presidente Hugo Chávez Frías pone en marcha a nivel nacional la Misión Cultura, estrategia político-educativa que nace para rescatar y consolidar la identidad nacional, un proceso que persigue la descentralización, democratización y masificación dela cultura venezolana.
La misión es otro brazo ejecutor del Gobierno Revolucionario para devolver a la Patria y a sus ciudadanos, su identidad, sus costumbres y sus tradiciones. En una palabra su soberanía, pero en esta ocasión a través de las propias personas y de sus cultores y creadores más sencillos, esos que mantienen dentro de sí y expresan en sus acciones un cúmulo de querencias ancestrales que conforman nuestra identidad.
Los alcances de ésta misión, diseñada en completa concordancia con los diez objetivos estratégicos de la nueva etapa de la Revolución Bolivariana, trazados en noviembre de 2004, se hacen sentir hasta en los más apartados rincones del país. Se trata de "reconstruir" nuestra memoria buscando en la realidad de la gente que habita en los pueblos, caseríos y ciudades venezolanas. Cada uno podrá contar sobre las cosas que los identifican y los diferencian como integrantes de una misma nación.
Lo que ocurre actualmente en las 1.137 parroquias de la República
Bolivariana de Venezuela es una verdadera transformación. Un ejército integrado por 28.000 venezolanos se dispersa por todo el país, convirtiéndose en activadores culturales.

“Revolución que no venga acompañada de un impulso cultural destinado a repotenciar nuestras raíces, a impulsar las ideas y rescatar las costumbres y a todo lo que lleva implícito la carga cultural… ¡no es revolución!, es como lanzar un cohete sin combustible.
Hugo Chávez Frías

Campesinos y Campesinas
Los antropólogos han definido el concepto de campesinos o campesinas como un término genérico para designar a un grupo cuyo comportamiento económico se explica por sus actitudes, valores y sistemas cognoscitivos. Por ello, los campesinos desde el enfoque antropológico son considerados insertos en una cultura tradicional, donde los contenidos culturales y los valores se trasmiten en forma verbal. Los enfoques modernizantes consideran que los países subdesarrollados tienen dos sectores separados y fundamentalmente diferentes: el sector moderno y el sector tradicional. Para estos, el sector moderno es capitalista e industrial, receptivo al cambio, orientado al mercado y cuyo comportamiento persigue el maximizar ganancias. Mientras que el sector tradicional es agrícola y estancado basado en la producción de subsistencia, con escasos excedentes para la comercialización, con una significativa preferencia por una vida ociosa y escaso de interés por obtener ganancias. Los enfoques modernizantes consideran que el pequeño agricultor tienen un comportamiento esencialmente racional, similar al comportamiento de cualquier empresario que busca maximizar ganancias, pero que por su baja tasa de rendimiento de sus inversiones, su producción agrícola crece muy poco. Muy a menudo, los campesinos y campesinas de todo el mundo, quedan "deslumbrados" por la vida urbana, la cual se manifiesta en la oferta de todos aquellos elementos que suelen ser más difíciles de lograr en el campo. En las ciudades existe una mayor diversidad de empleo, especialmente para el sexo femenino. En cambio, en el medio rural, casi no existen empleos fuera de las actividades relacionadas con las labores agropecuarias. Existe también una mayor diversidad y disponibilidad de servicios. Los centros urbanos, sobre todo los más grandes, tienen un nivel superior al del medio rural en lo que a oferta de servicios se refiere (servicios asistenciales, educativos y culturales, transporte y comunicaciones, servicios informativos, recreacionales, entre otras). La gran mayoría de los habitantes de las ciudades subestiman y hasta menosprecian a los campesinos y estos, por su parte, no se adaptan a la vida urbana: cuando llegan a una ciudad grande (probablemente invitados por algún hijo u otro familiar) no suelen permanecer mucho tiempo y al final prefieren irse a su aldea y vivir solos a tener que lidiar con un mundo tan distinto al que ellos conocieron hace muchos años.
En Venezuela se conoce el éxodo campesinos y campesinas como la migración de los campesinos y campesinas hacia los campos petroleros a mediados del siglo XX y a las ciudades hasta la actualidad, motivado esto a los cambios económicos ocurridos a partir de la segunda década del siglo XX, cuando se pasó de una economía basada en rubros del campo a una economía petrolera.
Las grandes concentraciones urbanas de la zona centro-norte-costera, localizadas en zonas de vulnerabilidad y riesgo, constituyen el “sistema central de ciudades” del país, donde los centros urbanos contienen grandes cinturones de miseria y asentamientos humanos no regulados, que carecen de adecuados equipamientos y servicios, concentrando a un gran número de la población. De este modo, las actividades económicas se han generando bajo características sociodemográficas, pautas de trabajo, ahorro y consumo que producen patrones de desigualdad, vulnerabilidad social y exclusión, lo que ha requerido y seguirá requiriendo de elevadas inversiones para satisfacer sus necesidades (dotación de agua, energía, transporte, telecomunicaciones), lo que tiende a limitar y retardar el desarrollo de otras zonas.
La tenencia de la tierra improductiva, que en lo rural se manifiesta a través del latifundio, y en lo urbano a través de las parcelas intraurbanas vacías y las tierras periurbanas en espera de ser incorporadas a la poligonal urbana, es un factor, la rémora de una sociedad rentista contrapuesta a los objetivos de inclusión social y productiva.
Ante esta realidad se ha hecho indispensable y necesario el avocamiento por parte del Gobierno del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, al promover dentro del marco legal Constitucional, la Ley de Tierras y Desarrollo Agrícola, la cual nace de la necesidad e interés de dar a la tierra el valor social que merece, con el fin de lograr los objetivos de igualdad previstos en nuestra Carta Magna. El Estado promoverá las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente, fomentará la actividad agrícola y el uso óptimo de la tierra, mediante la dotación de obras de infraestructura, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica”. Art. 306
Desde que el presidente Hugo Chávez dio la orden de “execrar” el latifundio del país, todas las instituciones del área mancomunaron esfuerzos para la creación de estrategias idóneas que permitieran cumplir el objetivo propuesto.
Primero, la creación de un Decreto con Fuerza de Ley de Tierras y Desarrollo Agrario en noviembre del 2001 que permitiera establecer las bases del desarrollo rural integral y sustentable, entendido éste como el medio fundamental para el desarrollo humano y crecimiento económico del sector agrario dentro de una justa distribución de la riqueza y una planificación estratégica, democrática y participativa, eliminando el latifundio como sistema contrario a la justicia, al interés general y a la paz social en el campo, asegurando la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la vigencia efectiva de los derechos de protección ambiental y agroalimentario de la presente y futuras generaciones.
En segundo lugar y como otra iniciativa del Gobierno Bolivariano para seguir profundizando la lucha contra el latifundio y por el rescate de la soberanía alimentaria, el Presidente de la República, Hugo Chávez, dicta el Reglamento Parcial del Decreto con Fuerza de Ley de Tierras y Desarrollo para la Determinación de la Vocación de Uso de la Tierra Rural, publicado en Gaceta Oficial No. 38.126 del 14 de febrero de 2005.
Posteriormente y en busca de perfeccionar la estrategia, se reforma la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario en mayo de este año suprimiendo los artículos 21, 23, 39, 74, 89 y 90 por contribuir poco a la consecución del objetivo planteado.
La lucha contra el latifundio se convierte en mandato de ley a través de la Constitución Nacional, que en su artículo 307 indica que “el régimen latifundista es contrario al interés social”, precisando que “los campesinos o campesinas y demás productores agropecuarios y productoras agropecuarias tendrán derecho a la propiedad de la tierra”. Con esto, se pretende la eliminación íntegra de una práctica que es contraria a la justicia y al interés social. 
Objetivos claros
Es bien sabido que no hay guerra efectiva, que lleve a resultados concretos sino se tienen claros los objetivos a alcanzar. En esta guerra contra el latifundio, enmarcada la Revolución Agraria que adelanta el Gobierno Venezolano se han planteado varios objetivos, todos con la misma importancia:
1. Que no quede una familia campesina sin tierras.
2. Que el movimiento campesino avance en su organización dentro del modelo cooperativista, como plataforma para un desarrollo endógeno integral y sustentable.
3. Que no queden restos del latifundio en ninguna de sus manifestaciones (tenencia de la tierra, explotación y subyugamiento social y cultural).
4. Que cada metro cuadrado de tierra fértil se ponga en producción, para lograr la seguridad alimentaria y así contribuir a consolidar la irrenunciable soberanía nacional.
Marco Legal y Político
·         La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999)
Establece que el Estado venezolano se concibe como un estado democrático y social de derecho y de justicia, inspirado en tales principios, el texto constitucional, impone ciertos parámetros para desarrollar la política agraria venezolana, este nuevo Estado se diferencia de los Estados liberales, por cuanto la tierra y la propiedad no son privilegios de unos pocos sino que están al servicio de toda la población, dentro de los valores de solidaridad e igualdad.
·         La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario (2001)
En el año 2001, se promulgó el Decreto con Fuerza de Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, el cual establece las bases para el desarrollo rural integral y sustentable del sector agrícola, afectando el uso de todas las tierras públicas o privadas con vocación para la producción agroalimentaria, esta afectación no constituye ningún tipo de gravamen sino que se refiere a la ubicación del uso de tales tierras dentro de un marco jurídico distinto al derecho común, es decir, es una limitación a la propiedad privada por razones de utilidad pública o interés general


Este nuevo marco legal busca profundizar y dar operatividad a los valores constitucionales de desarrollo social a través del sector agrario
·         Los Derechos humanos
La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario al  estudiar la  actividad agraria como  un complejo de actos y de  actividades, tiene  presente igualmente  como  orientación para la  interpretación de su normativa,  la  preeminencia de los derechos  humanos para concretizar en su  aplicación los valores que implica el reconocimiento y el  respeto de esos derechos, no solo individuales sino también de las colectividades nacionales y  mundiales. Por ello, el derecho a la tierra de las comunidades originarias, de las poblaciones desplazadas; el derecho a la alimentación y  a la seguridad agroalimentaria;  el  derecho  a la protección de la integridad personal y familiar de los  agricultores y productores; el derecho a la paz  social y  a la  erradicación de la violencia;  el  derecho a la seguridad  jurídica y el  derecho al desarrollo sostenible; el derecho a las formas  democráticas de asociación y de participación libres  y  espontáneas;  y el derecho a la planificación agraria concertada; son  valores y  principios  que se tienen en cuenta al regular la  actividad  agraria y al interpretar sus  normas  jurídicas para  concretizar en su  aplicación los  principios de justicia social y de desarrollo equitativo que  orientan el derecho agrario moderno.
Principales Logros
Adjudicación de tierras al campesino. La Ley reconoce el derecho a la adjudicación de tierras a toda persona que sea apta para el trabajo agrario, pudiendo ser beneficiados todos los venezolanos y venezolanas que hayan optado por el trabajo rural y la producción agraria como oficio u ocupación principal.
Protección a la mujer del campo. También establece en el artículo 14 que serán beneficiarias preferenciales de adjudicación de tierras las ciudadanas que sean cabeza de familia y que se comprometan a trabajar una parcela para mantener a su grupo familiar. Prevé este mismo apartado que estas ciudadanas tendrán garantizado un subsidio especial alimentario pre y post natal, del cual estará encargado el Instituto Nacional de Desarrollo Rural.
Beneficios sociales. El instrumento jurídico garantiza a los trabajadores del campo todos los beneficios previstos en la Ley Orgánica del Trabajo en su artículo 16, lo cual mejora sustancialmente su condición social.
Garantías para grupos asentados históricamente en áreas rurales. Según el artículo 17 de la Ley de Tierras, dentro del régimen del uso de tierras con vocación para la producción agroalimentaria, se garantiza la permanencia de los grupos de población asentados en las tierras que históricamente han ocupado, así como la de los pequeños y medianos productores agrarios en las tierras que han venido ocupando pacíficamente para el momento de la promulgación del Decreto Ley.
Garantía de progreso material y de desarrollo humano. También queda garantizado el derecho de todos los campesinos y campesinas a perseguir su progreso material y desarrollo humano en libertad, con dignidad e igualdad de oportunidades.
Protección del folclore y las costumbres. Del mismo modo, el Estado es el encargado de asegurar la protección de la cultura, el folclore, la artesanía, las técnicas ancestrales de cultivo, las costumbres, usos y tradiciones orales de los campesinos, así como la biodiversidad del hábitat.
Reconocimiento del conuco como fuente histórica de biodiversidad agraria. La nueva Ley reconoce al conuco como fuente histórica de la biodiversidad agraria, encargando al Ejecutivo Nacional la tarea de promover, en las áreas desarrolladas por conuqueros, la investigación y la difusión de las técnicas ancestrales de cultivo, así como el control ecológico de plagas, las técnicas de preservación de suelos y la conservación de los germoplasmas en general.
Optimización del uso de las aguas. El agua como recurso de interés nacional, debido a su importancia para el desarrollo de la vida, también ocupa un lugar preponderante, pues la Ley encarga al Instituto Nacional de Tierras la vigilancia del uso y aprovechamiento racional de las mismas, con fines de riego y acuicultura. Este organismo será el encargado de crear una comisión permanente que coordinará el régimen del uso de las aguas con fines de producción agropecuaria.

Trabajadores y Trabajadoras Domésticas
 Un trabajador doméstico, criado o sirviente es la persona que trabaja, y en ocasiones vive, en la casa del empleador. Se diferencian de los siervos y de los esclavos en el hecho de que son compensados, y en consecuencia, reciben un salario (y, a través de las reformas laborales en el siglo XX, beneficios) por su trabajo. También tienen el derecho de renunciar a su trabajo, aunque los trabajadores extranjeros pueden tener restringido dichos derechos, por ejemplo, a través de regulaciones de visa. En las mansiones, pueden existir un gran número de trabajadores domésticos realizando diferentes tareas, como parte de una jerarquía elaborada. Sin embargo, muchas familias pertenecientes a la clase media puede existir sólo un sirviente. Los trabajadores domésticos tienen como principal tarea cuidar el hogar y a sus miembros. Entre las tareas específicas se encuentran el lavado, el planchado, la compra de alimentos, acompañar al jefe de la familia a los almacenes, el cocinado de los alimentos y la limpieza de la casa. También realizan mandados y pasean al perro de la familia. Para muchos trabajadores domésticos, una gran parte de su trabajo está en el cuidado de los niños. Si existen personas mayores o discapacitadas en la casa, los trabajadores domésticos cuidan de ellos. Historia El trabajo doméstico era llamado simplemente como “servicio”. Evolucionó en un sistema jerárquico en varios países en diferentes épocas. Antes de las reformas laborales del siglo XX, los sirvientes y trabajadores en general no tenían leyes que los protegían. Las únicas comodidades que proveía el servicio eran recibir la comida y hospedaje, en ocasiones recibían ropa, aparte del modesto pago. También, el servicio era un sistema de aprendices, y auguraba un avance a través de los rangos jerárquico. Sin embargo, también era arriesgado, en especial con las mujeres, ya que no existía protección de los empleadores escrupulosos y otros miembros de la familia, en especial la explotación sexual.
 La Ley orgánica del Trabajo define el concepto de trabajador doméstico: Capítulo II. De los Trabajadores Domésticos Artículo 274. Se entiende por trabajadores domésticos los que prestan sus labores en un hogar o casa de habitación o a una persona determinada, para su servicio personal o el de su familia, tales como choferes particulares, camareros, cocineros, jardineros, niñeras, lavanderas, y de otros oficios de esta misma índole. Parágrafo Único: Si el trabajador contratado como doméstico labora indistintamente en el hogar del patrono y en la empresa, establecimiento, explotación o faena que éste administra, será considerado como trabajador de la empresa.
Artículo 275. Los trabajadores domésticos que habiten en la casa donde prestan sus servicios no estarán sujetos a horario, ni a las disposiciones de los Títulos II, III y IV de esta Ley. Su trabajo será determinado por la naturaleza de su labor y deberán tener un descanso absoluto mínimo continuo de diez (10) horas. Los trabajadores domésticos que no habiten en la casa donde prestan sus servicios estarán sujetos a la jornada normal de trabajo, de acuerdo con los artículos 195 y 205.
Artículo 276. Los trabajadores domésticos gozarán de un (1) día de descanso, por lo menos, cada semana.

Conserje
De acuerdo a la Ley Orgánica del Trabajo Capítulo III. Del Trabajo de los Conserjes Artículo 282. Los conserjes, a saber, los trabajadores que tienen a su cargo la custodia de un inmueble, la atención, al aseo y el mantenimiento del mismo, estarán bajo la protección de esta Ley, salvo lo dispuesto en el Capítulo III del Título III, pero se les aplicará lo previsto en el aparte final del artículo 183. Artículo 283. No se considerarán conserjes los trabajadores que proporcionen únicamente servicios de vigilancia y custodia de inmuebles, ni quienes realicen labores de atención y limpieza en oficinas o dependencias particulares o en áreas comunes. Artículo 284. El ayudante del conserje en las tareas de limpieza, custodia y servicios accesorios del inmueble se considerará trabajador de conserjería, de acuerdo con las disposiciones de esta Ley.

Chofer o conductor de vehículo
Definición del Trabajo de chofer o conductor de vehículo de acuerdo con la Ley orgánica del Trabajo. Capítulo VII. Del Trabajo en el Transporte Sección Primera Del Trabajo en el Transporte Terrestre Artículo 327. El trabajo de los conductores y demás trabajadores que presten servicios en vehículos de transporte urbano o interurbano, sean estos públicos o privados, de pasajeros, de carga o mixtos, se regirá por las disposiciones de esta Sección además de las contenidas en esta Ley que les sean aplicables, en cuanto aquellas no las modifiquen. Artículo 328. La jornada de trabajo en el transporte terrestre se establecerá preferentemente en la convención colectiva o por Resolución conjunta de los Ministerios de los ramos del trabajo y de transporte y comunicaciones. Artículo 329. El salario podrá estipularse por unidad de tiempo, por viaje, por distancia, por unidad de carga o por un porcentaje del valor del flete, siempre que dicha estipulación no viole el límite máximo de la jornada, ni infrinja normas de seguridad. Parágrafo Primero: Cuando el salario se haya estipulado por viaje, si éste sufriere retardo o prolongación en su duración por causa que no le sea imputable, el trabajador tendrá derecho a un aumento proporcional de su salario, pero no podrá disminuírsele si el tiempo de viaje se reduce. Parágrafo Segundo: En el transporte extraurbano, el patrono deberá pagarle al trabajador los gastos de comida y alojamiento que deba realizar. El trabajador tendrá derecho a que se le pague el salario en caso de interrupción del servicio, cuando la causa de ella no le sea imputable. Artículo 330. Cuando por necesidades del servicio el trabajador deba pernoctar fuera de su residencia, el patrono deberá pagarle los gastos de comida y alojamiento. Artículo 331. Los patronos y los trabajadores del transporte terrestre deberán cumplir las disposiciones legales y reglamentarias en materia de tránsito y de seguridad. El trabajador no podrá ser obligado a operar el vehículo si éste no reúne las condiciones de seguridad para garantizar la vida y la integridad física de los usuarios, del público en general y de los propios trabajadores.

Obreros y Obreras
Definición de Obreros y Obreras Se entiende como clase obrera al conjunto de individuos que apareció como consecuencia del trabajo asalariado. Clase obrera designa al conjunto de individuos que, en una economía moderna, aportan básicamente el factor trabajo en la producción y a cambio reciben un salario o contraprestación económica, sin ser propietarios individuales de los medios de producción. El término se contrapone así a clase capitalista o sector social que aporta el capital. El término clase obrera empezó a utilizarse en español durante la segunda mitad del siglo XIX como traducción de la expresión inglesa "working class" (clase trabajadora) que adquirió importancia en los primeros escritos socio-económicos de Karl Marx y Federico Engels. Sociólogos posteriores redefinieron el término usándolo con sentidos ligeramente diferentes que ha permanecido en uso hasta nuestros días, aunque evolucionando en sus matices y generalidad del uso. En español el término ha dejado de ser puramente descriptivo y es usado o evitado con finalidades políticas. Su uso es frecuente dentro del marxismo, anarquismo, socialismo, comunismo y sindicalismo y es evitado, ignorado o marginado en la terminología de la derecha política así como en la de la izquierda institucional



Servidoras y Servidores Sexuales
Trabajador(a) sexual: quien en una forma, más o menos permanente y de manera consciente oferta su genitalidad o sus habilidades eróticas a otras personas de igual o diferente sexo, a cambio de una recompensa. Estas personas tienen identidad de oficio (es decir que tiene una relación con su oficio no distinta de la de cualquier otro trabajador), le agrada, valora como justo el pago y lo considera como una alternativa aceptable o buena de subsistencia. Persona Prostituida: individuo forzado por otra persona, mediante presión o engaño, a trabajar en el mercado sexual. Suelen laborar en espacios cerrados y ser explotadas por su patrón, con una imposibilidad de abandonar su oficio debido a confinamiento, chantajes, violencia física o psicológica y engaños a través de "contratos" en los que siempre están debiendo dinero a su patrón. Freelance sexual: Hace referencia a personas que ingresan a este oficio por voluntad propia como una alternativa económica ocasional, asumiendo su trabajo como respuesta temporal a una necesidad básica. Su vinculación a esta actividad les genera violencia y se encuentran a la expectativa de cambio de oficio. Boruga /caimaneo: trabajadora sexual en sitios de frontera. En relación al sitio en donde se desempeñan, pueden ser vistos como: Sedentarios(as): realizan la negociación con el cliente dentro de un espacio cerrado, socialmente concertado para esto. Ambulantes: realizan la transacción en espacios públicos, socialmente reconocidos como espacios permisivos o zonas de tolerancia. Nómada: ejerce su actividad cambiando su sitio geográfico de trabajo, realizando el contacto con el cliente de forma sedentaria o ambulante. Son las personas que viajan de ciudad en ciudad, visitando ferias o ajustándose a recolección de cosechas, épocas de vacaciones o alrededor de plantaciones ilegales. La anterior clasificación se refiere a mujeres que trabajan en zonas de prostitución. Por fuera de ellas, existen mujeres que acceden al trabajo sexual de manera temporal u ocasional.
Además se presentan damas y damos de compañía que acompañan a los turistas en los hoteles de las grandes ciudades. En general, el grupo de mujeres trabajadoras del sexo presenta algunas características especiales dentro de las que cabe destacar las siguientes: Pobreza creciente relacionada con: desempleo, necesidad de incremento de ingresos asociada a la carencia de oportunidades, principalmente en los grupos de edad de 11-14 años y en mayores de 41 años. Historia de ruptura del grupo familiar, relacionado con problemas al interior de la familia en años de niñez o juventud, asociado con conductas violentas en el hogar tanto físicas como sexuales y/o psicológicas. Abandono de hogar debido a embarazo precoz o inaceptado por parte de su núcleo familiar y social. Importante componente de migración Factores psicoafectivos dentro de los que destacan: abandono por parte del compañero, infidelidad del mismo, rechazo por parte de progenitores. Búsqueda de construcción de un núcleo neofamiliar que puede encontrarse dentro de un nuevo grupo de referencia (dueños de negocios o proxenetas) que permite a la trabajadora sexual desarrollar sentido de pertenencia, estilo de vida y representaciones culturales propias . Bajo nivel escolar, sobretodo dependiendo del sitio en el cual se ejerce la prostitución. Baja autoestima. Consumo frecuente de bebidas alcohólicas y otros psicoactivos, inherentes al ejercicio de su trabajo. Facilidad para adquirir dinero que en otro trabajo no les sería posible. Algunas están organizadas en grupos, debido a rechazo social y necesidad subsecuente de solidaridad de grupo. La vulnerabilidad de este grupo se relaciona fundamentalmente con: Pobreza creciente e imposición de políticas económicas neoliberales. Los niveles de ingreso económico sobrepasan, en general, dos salarios mínimos mensuales. Múltiples parejas. Empleo de prácticas sexuales de riesgo relacionado con incremento en el dinero percibido al no emplear métodos de protección. Consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas que disminuyen la posibilidad de control sobre comportamientos sexuales. Pobre acceso a los servicios de salud y carencia de seguridad social. Delincuencia. Baja capacidad de negociación de practicas sexuales seguras y en el uso del condón. Inexistencia de programas específicos de prevención dirigidos a ellas y de asignación de recursos para esto. Posibilidad de incremento de trauma genital por relaciones sexuales no consensuales, rápidas o frecuentes. Trabajadores sexuales En este grupo, al igual que ocurrió con el anterior, también se presentan otros subgrupos, que tienen características propias que les diferencian; se trata de: Pirobos: hace referencia a hombres que emplean imagen, comportamientos y ademanes considerados socialmente como masculinos y que comercializan el sexo con hombres, mujeres o parejas. Locas: se trata de hombres que transmiten imagen, comportamientos y ademanes considerados socialmente como femeninos, comercializando actividades sexuales diversas dentro de las que pueden figurar las conductas penetrativas, activas o pasivas. Travestis: es predominantemente un hombre que emplea una imagen corporal netamente femenina en vestido, accesorios, maquillaje, etc. y que se ofertan sexualmente a hombres, principalmente. Vale la pena aclarar que desde el punto meramente de Salud Mental debe entenderse al travesti como una persona que emplea indumentaria del otro sexo, sin que por ello su comportamiento sexual sea claramente homosexual; sin embargo, en el marco de referencia del presente documento, la palabra se emplea en la primera acepción. Tiene características similares al grupo femenino, como son: Generalmente hay ruptura del grupo familiar. Han recibido altos grados de violencia. Bajo nivel escolar. Baja autoestima que tratan de incrementar con rasgos de pertenencia al otro sexo. Emplean sustancias psicoactivas. Facilidad para adquirir dinero que en otro trabajo no les sería posible. En resumen, la vulnerabilidad de este grupo está dada por: Multiplicidad de parejas. Se ha recibido violencia sexual y social. Consumo de sustancias psicoactivas. Pobre acceso a los servicios de salud y carencia de seguridad social. Delincuencia. Baja capacidad de negociación en el uso de comportamientos sexuales de poco riesgo y de empleo de condón. Competencia por el mercado. Discriminación social y entre los diferentes subgrupos. No existen programas dirigidos a ellos, ni se asignan recursos.
Los asiste la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela , en todos los derechos que como ciudadano amerita y los Derechos Humanos



Grupos Religiosos
Desde el punto de vista sociológico, es un grupo de personas con afinidades comunes (culturales, religiosas, políticas, esotéricas, entre otras). Los sociólogos anglohablantes utilizan la palabra secta (‘credo’, ‘culto’ o incluso ‘secta’ en su acepción menos usada) para referirse a un grupo religioso que también tiene un alto grado de tensión con la sociedad circundante, pero cuya creencia es, dentro del contexto de esa sociedad, en gran parte tradicional. El término peyorativo culto, equivalente a la palabra española «secta» en su acepción más común, indica el grupo que tiene un alto grado de tensión con la sociedad circundante, pero su creencia es, dentro del contexto de esa sociedad, nueva e innovadora. En el mundo antiguo se consideraban a los sectarios como personas que seguían las enseñanzas de un filósofo. Los primeros cristianos fueron llamados "secta de los nazarenos", en medios del judaísmo. Uso en el lenguaje En el uso popular a menudo se consideran sectas a organizaciones religiosas a las que se ve como potencialmente peligrosas o problemáticas, o bien alejadas de la ortodoxia teológica, como "herejías". Esto incluye a muchas de las actuales comunidades cristianas de las tradicionales, así como a nuevos grupos, en particular los surgidos a partir de la segunda mitad del siglo XX. En las décadas de 1970 y 80 se consideraban las sectas como una "religión de jóvenes", ya que inicialmente muchos se afiliaron a distintas sectas, siguiendo el ejemplo de personajes populares. "Secta" se utiliza hoy en día de forma peyorativa, y hay quien lo considera un grito de batalla.4 A menudo se acusa que algunas de las llamadas sectas lo fueron principalmente por motivos económicos, que se convirtieron en comunidades religiosas para conseguir la protección especial del Estado, mayores libertades y derechos, así como para disfrutar de exención de impuestos. El ejemplo más conocido es la Cienciología, en origen un movimiento laico. Controversias El tema de las sectas ha provocado controversia en repetidas ocasiones. Hay dos campos opuestos: por un lado, sobre la base de la libertad religiosa y la condena de las restricciones a los grupos religiosos, representantes de las minorías religiosas y filosóficas, grupos defensores de la libertad religiosa, académicos estudiosos de la religión, algunos sociólogos y abogados. Por otro lado, quienes condenan enérgicamente a ciertos grupos religiosos debido a que limitan la libertad de las personas, incluidos los representantes de las principales iglesias, funcionarios de agencias estatales, y las iniciativas creadas por familiares, antiguos miembros, psicólogos, sociólogos, científicos, políticos y abogados. En concreto, las controversias giran en torno a menudo sobre sospechosas o reales: Restricciones a la libertad de culto religioso de grupos marginales, por las críticas de sus prácticas y las medidas tomadas para aplicar la ley. Restricciones a la libertad religiosa reconocida legalmente. Restricciones a la libertad de expresión de los miembros del grupo. Restricciones a la libre circulación de los miembros del grupo. Explotación económica de los miembros por las largas horas de trabajo y salario mínimo, por casos de explotación sexual o abuso sexual de niños, niñas y adolescentes por los miembros del grupo. Violaciones, por el grupo, de los derechos humanos. Culto al líder del grupo. Conflictos familiares, particularmente en las familias donde uno de los padres ha abandonado el grupo y los niños continúan en él. Imposibilidad de los niños accedan a la educación, atención médica, y visitar a miembros de la familia fuera del grupo. En los medios jurídicos, sociológicos y religiosos y en el contexto científico, el término rara vez se utiliza ahora en su sentido tradicional. Los grupos religiosos se denominan organizaciones o movimientos religiosos. Las sectas religiosas se definen como grupos religiosos radicales, por lo general pequeños pero con alto índice de expansión, integrados por hombres y mujeres asociados voluntariamente tras una conversión religiosa. Estas sectas pueden tener o no un historial judicial en uno o varios países por manipulación mental o por ser grupos de corte destructivo. La vulnerabilidad de los grupos religiosos y otros, radica en el punto de vista de un escéptico y del no-creyente religioso, es muy fácil asociar la credulidad religiosa con el bajo nivel cultural, educativo e incluso intelectual
En Venezuela algunos grupos religiosos o evangelizadores, han tenido problemas con el Estado, porque trabajan y conviven con comunidades indígenas, en el interior de la selva, instalando pistas de aterrizajes, radios comunitarias con señales satelitales, inculcando su religión, costumbres e ideologías, afectando gravemente los valores ancestrales y la identidad cultural de nuestras comunidades indígenas y poniéndolas al servicio de los intereses imperiales, ya que se ha señalado en diversas oportunidades que esos grupos (como el de las Nuevas Tribus, expulsado del país), tienen fuerte vinculación con empresas trasnacionales: laboratorios farmacéuticos, corporaciones explotadoras de minerales y maderas entre otros. Las Comunidades Religiosas allí establecida, denunciaron internacionalmente a las autoridades Venezolanas, pero se hizo cumplir la Constitución y las Leyes, porque se demostró que había inescrupulosamente otros intereses, que los de evangelizar a esos pueblos.


El socialismo es el camino para construir un mundo de justicia social, igualdad y hermandad, Bajo los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2021),

El Socialismo del siglo XXI en Venezuela bebe de tres fuentes, de  estas tres referencias, que son esenciales para entender el proceso que ha permitido la conformación de nuestra sociedad: la gesta emancipadora republicana encabezada por el Libertador, Simón Bolívar; la revolución federal, representada por Ezequiel Zamora y el pensamiento de Simón Rodríguez, el maestro del Libertador
El proceso revolucionario actual se nutre de la raíz zamorana en diverso aspectos. Al igual que el caudillo popular, convoca a los venezolanos y venezolanas a retomar las banderas de nuestros libertadores, para conquistar la igualdad y nuestra verdadera independencia. Al igual que las luchas zamoranas por la tierra, el proceso de transformación actual de la sociedad venezolana es protagonizado por los sectores populares, es decir, el 80% de los venezolanos y venezolanas que han estado históricamente excluidos y excluidas de la toma de decisiones y de las riquezas nacionales. Por esta razón, el Gobierno Bolivariano desarrolla una política social incluyente, que se expresa en las Misiones y en el conjunto de políticas y programas sociales orientados a devolverles la dignidad a los venezolanos.
Las directrices constitucionales manifiestan la decisión fundamental hecha por el soberano de constituirse en un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia
En esta nueva etapa, y bajo los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2021), se establecerán las bases firmes para la transición hacia una nueva organización socio-territorial coherente con el socialismo del siglo XXI. Los proyectos de inversión productiva en los ejes de desarrollo, la formación de redes y de polos de desarrollo para integrar el territorio nacional, tomarán en consideración la geocultura nacional y las bases ecológicas en el proceso de ordenamiento racional de los recursos y del territorio. Mejorar las condiciones de hábitat de los asentamientos humanos, (mejorar la salud, educación y servicios públicos) sean pequeños, medianos o de gran escala y fortalecer las ciudades intermedias.
Entre las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación para el período 2007 – 2013, esta La Suprema Felicidad Social, la cual parte de la  construcción de una estructura social incluyente, un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno, que  persigue que todos vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía el Libertador: “La Suprema Felicidad Social”.
A partir del 2 de febrero de 1999, se inició un proceso de cambio en Venezuela orientado hacia la construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar, el cual continúa en esta nueva fase de gobierno para profundizar los logros alcanzados por los lineamientos del Plan de Desarrollo Económico y Social 2001 – 2007.


Suprema Felicidad Social
1. Enfoque
a. La suprema felicidad social es la visión de largo plazo que tiene como punto de partida la construcción de una estructura social incluyente, formando una nueva sociedad de incluidos, un nuevo modelo social, productivo, socialista, humanista, endógeno, donde todos vivamos en similares condiciones rumbo a lo que decía Simón Bolívar: “La Suprema Felicidad Social”.
b. Las bases de las políticas de la construcción de una nueva estructura económica y social incluyente están contenidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en las tradiciones de lucha del pueblo venezolano y en la voluntad política del actual gobierno de avanzar hacia la construcción del Socialismo.
c. Las relaciones sociales de producción del Socialismo están basadas en formas de propiedad social, que comprenden la propiedad autogestionaria, asociativa y comunitaria; permaneciendo formas de propiedad individual y pública.
d. La estructura social está conformada por un entramado de relaciones sociales permanentes y recurrentes que, ordenadas jerárquicamente en cuanto al poder, la riqueza, el conocimiento y el prestigio, determinan situaciones diferenciadas en la satisfacción de las necesidades sociales y en la distribución de la riqueza y del ingreso.
e. La estructura social de Venezuela está en proceso de transición hacia una formación económico social más incluyente, porque el Gobierno está ejecutando, especialmente con las Misiones, un proceso de inclusión social masivo y acelerado, financiado por la nueva forma de utilizar la renta petrolera, lo que ha permitido avanzar en la cobertura y la universalización en la satisfacción de necesidades de identidad, alimentación, salud, educación, vivienda y empleo.
f. A la diversidad biológica, de edad, étnica y de género se le han sobrepuesto históricamente desigualdades sociales, reproducidas por un Estado al servicio de los intereses del capital en detrimento del trabajo, que han contribuido al aumento de las limitaciones en las capacidades individuales y colectivas, requeridas para el disfrute de los derechos humanos y sociales.
La política de inclusión económica y social forma parte del sistema de planificación, producción y distribución orientado hacia el Socialismo, donde lo relevante es el desarrollo progresivo de la propiedad social sobre los medios de producción, la implementación de sistemas de intercambios justos, equitativos y solidarios contrarios al capitalismo, avanzar hacia la superación de las diferencias y de la discriminación entre el trabajo físico e intelectual y reconocer al trabajo como única actividad que genera valor y, por tanto, que legitima el derecho de propiedad. Todo orientado por el principio de cada cual según su capacidad, a cada quien según su trabajo.
g. La satisfacción de las necesidades sociales está vinculada con el sistema de producción-distribución de bienes y servicios, porque sólo en la medida en que los trabajadores en Venezuela contribuyan con la producción de la riqueza social según sus capacidades, con el desarrollo de sus potencialidades creadoras, aumentan las probabilidades de satisfacer las necesidades sociales. El principio “a cada quien según sus necesidades” se basa en la calidad de la satisfacción, comenzando por satisfacer las necesidades sociales básicas y superar las brechas y déficit persistentes.
h. La inclusión social adquiere su más elevado desarrollo cuando el modo de atención es personalizada para los grupos sociales en situación de máxima exclusión social y está orientada hacia el autodesarrollo de las personas, las comunidades y sus organizaciones, lo cual implica prácticas democráticas, responsables y autogestionarias por parte de los involucrados.
i. El modo de producción capitalista no sólo estratifica a los seres humanos en categorías sociales irreconciliables, sino que impone un uso irracional y ecológicamente insostenible de los recursos naturales.
j. El capitalismo ha socavado las condiciones de la vida en la Tierra. El impacto de las actividades humanas ha superado con creces la capacidad de carga del planeta, y son precisamente los pobres los que más se ven afectados por la degradación ambiental.
k. El desarrollo del capitalismo ha generado una profunda desigualdad entre el campo y la ciudad, impulsando la concentración desordenada e insostenible de la mayor parte de la población en grandes ciudades y el abandono del campo. Es necesario equilibrar las relaciones urbano-rurales y crear un nuevo modelo de ciudades socialistas planificadas e integradas de manera sostenible con la naturaleza.
2. Objetivos
·         Reducir la miseria a cero y acelerar la disminución de la pobreza.
·         Transformar las relaciones sociales de producción construyendo unas de tipo socialistas basadas en la propiedad social.
·         Fortalecer las capacidades básicas para el trabajo productivo.
·         Promover una ética, cultura y educación liberadoras y solidarias.
·         Profundizar la solidaridad con los excluidos de América Latina y el Caribe



3. Estrategias y Políticas
·         Superar la pobreza y atender integralmente a la población en situación de extrema pobreza y máxima exclusión social:
·         Prestar atención integral a niños, niñas y adolescentes.
·         Atender integralmente a adultos y adultas mayores.
·         Apoyar integralmente a la población indígena.
·         Promover el desarrollo humano familiar y socio-laboral.
·         Fortalecer la accesibilidad a los alimentos.
·         Brindar atención integral a la población con discapacidades.
·         Profundizar la atención integral en salud de forma universal:
·         Expandir y consolidar los servicios de salud de forma oportuna y gratuita.
·         Reducir la mortalidad materno-infantil y en niños menores de cinco años.
·         Fortalecer la prevención y el control de enfermedades.
·         Propiciar la seguridad y soberanía farmacéutica.
·         Incrementar la prevención de accidentes y de hechos violentos.
·         Optimizar la prevención del consumo de drogas y asegurar el tratamiento y la rehabilitación de la población afectada.
·         Garantizar el acceso a una vivienda digna
·         Garantizar la tenencia de la tierra.
·         Promover el acceso a los servicios básicos.
·         Promover mayor acceso al crédito habitacional.
·         Fomentar y apoyar la participación y el compromiso para la construcción de viviendas.
·         Profundizar la universalización de la educación bolivariana.
·         Extender la cobertura de la matrícula escolar a toda la población, con énfasis en las poblaciones excluidas.
·         Garantizar la permanencia y prosecución en el sistema educativo.
·         Fortalecer la educación ambiental, la identidad cultural, la promoción de la salud y la participación comunitaria.
·         Ampliar la infraestructura y la dotación escolar y deportiva.
·         Adecuar el sistema educativo al modelo productivo socialista.
·         Fortalecer e incentivar la investigación en el proceso educativo.
·         Incorporar las tecnologías de la información y la comunicación al proceso educativo.
·         Desarrollar la educación intercultural bilingüe.
·         Garantizar los accesos al conocimiento para universalizar la educación superior con pertinencia.
·         Masificar una cultura que fortalezca la identidad nacional, latinoamericana y caribeña.
·         Salvaguardar y socializar el patrimonio cultural.
·         Insertar el movimiento cultural en los distintos espacios sociales.
·         Promover el potencial socio-cultural y económico de las diferentes manifestaciones del arte.
·         Promover el dialogo intercultural con los pueblos y culturas del mundo.
·         Fomentar la actualización permanente de nuestro pueblo en el entendimiento del mundo contemporáneo.
·         Garantizar una seguridad social universal y solidaria y los mecanismos institucionales del mercado de trabajo:
·         Avanzar en la garantía de prestaciones básicas universales.
·         Fortalecer los mecanismos institucionales del mercado de trabajo.
·         Apoyar la organización y participación de los trabajadores en la gestión de las empresas.
·         Garantizar la administración de la biósfera para producir beneficios sustentables.
·         Incentivar un modelo de producción y consumo ambientalmente sustentables.
·         Fomentar la participación organizada del pueblo en la planificación de la producción y la socialización equitativa de los excedentes:
·         Incrementar la participación de los Consejos Comunales en la planificación y control de la economía.
·         Establecer mecanismos administrativos y de control para la socialización de excedentes.
·         Apoyar el equilibrio entre productores, Poder Popular y el Estado en la planificación, gestión económica y distribución de excedentes

Conclusión
El concepto de vulnerabilidad se aplica a aquellos sectores o grupos de la población que por su condición de edad, sexo, estado civil y origen étnico se encuentran en condición de riesgo que les impide incorporarse al desarrollo y acceder a mejores condiciones de bienestar
La vulnerabilidad, hace referencia al carácter de las estructuras e instituciones económico-sociales y al impacto que éstas provocan en comunidades, familias y personas en distintas dimensiones de la vida social. La vulnerabilidad es una instancia intermedia, cuya acumulación puede conducir a la exclusión, en donde se generan situaciones de precariedad, fragilidad y debilidad que impiden a un individuo o grupo particular lograr la satisfacción plena o parcial de una necesidad o al acceso a un bien social. Así el desempleo y el bajo nivel de educación, favorecen la creación del círculo vicioso de la pobreza, que termina en la exclusión .El uso del concepto de vulnerabilidad parece ser relevante, para entender el impacto psico-social que ha producido en los habitantes de América Latina el nuevo patrón de desarrollo.
Se consideran como grupos vulnerables: Ø Niños, niñas y adultos mayores Ø Personas con discapacidades Ø Personas con enfermedades mentales Ø Pueblos indígenas Ø Personas en estado de pobreza extrema Ø Personas con VIH/SIDA Ø Trabajadores migrantes Ø Personas detenidas o privadas de libertad, pueblos afro venezolanos.
La vulnerabilidad  es  la condición de una mayor indefensión en la que se puede encontrar una persona, un grupo o una comunidad. Es un fenómeno social que afectan al ser humano, al hombre en su desarrollo personal, psíquico, profesional y social.
En Venezuela por décadas estos grupos fueron maltratados Así, la vulnerabilidad se manifestó, en los años noventa, en las distintas dimensiones de la vida social: en el trabajo, en el capital humano, en el capital físico del sector informal, y en las relaciones sociales
La Constitución de 1961 fue redactada, discutida y aprobada, básicamente, por los representantes de los partidos políticos del Pacto de Punto Fijo en el extinto Congreso Nacional. Fue una Constitución fabricada a la medida de los intereses de los grupos económicos de poder (nacionales y transnacionales) y de las cúpulas de los partidos dominantes de la época, AD y Copei.
El pueblo venezolano no tuvo oportunidad de participar directamente en su elaboración. En ella se definió al sistema de gobierno como democracia representativa, reduciendo el ejercicio de la soberanía sólo al voto y limitando la participación al clientelismo en los partidos políticos.
En ninguno de sus artículos se establecía como fin esencial del Estado la defensa y el desarrollo del ser humano y el respeto a su dignidad; aun cuando enunciaba un conjunto de derechos fundamentales estos no fueron respetados. Inmediatamente después de haber sido aprobada, el gobierno de la época suspendió las garantías constitucionales; convirtiéndose en una práctica que caracterizó a los gobiernos cuarto republicanos.
En cuanto a los derechos sociales, fue excluyente aunque el texto garantizaba el derecho a la educación y la salud, se condicionó su ejercicio y con ello se abrió la puerta para que la corriente neoliberal consolidara la privatización de buena parte de tales servicios; haciendo aún más precaria la vida del pueblo venezolano.
Los pueblos indígenas y sus lenguas no fueron reconocidos, y en su articulado no se consideró jamás a las amas de casa, los niños, niñas y adolescentes, las personas con discapacidad y otros grupos minoritarios.
Es así como en los últimos años de la democracia puntofijista, especialmente luego de 1989, nunca fue escuchado el clamor popular que exigía cambios profundos en la forma de conducir el Estado y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente para elaborar una Constitución que permitiera iniciarlos.
Los cambios que el pueblo exigía pudieron materializarse gracias al triunfo del Presidente Hugo Chávez Frías en las elecciones de 1998.
La refundación de la patria es el resultado del proceso histórico de insurgencia popular, que se produce como respuesta a la crisis del modelo cuarto republicano de democracia representativa, que con sus vicios, corruptelas y desviaciones de todo tipo, pretendió mantenerse en el poder a pesar del reclamo de participación que el pueblo venía realizando.
La convocatoria a una Asamblea Constituyente, que realizó el Presidente Chávez cuando tomaba posesión del cargo en 1999, abrió las puertas a ese proceso de participación popular y marcó el inicio de la transformación del Estado, así como el cambio en la relación entre el pueblo y las autoridades electas y designadas.
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela pone el énfasis fundamentalmente en el desarrollo integral de la persona y el respeto a su dignidad como primer fin del Estado.
Partiendo de esta premisa, desarrolla en su articulado el marco jurídico y programático para la construcción de una democracia participativa y protagónica, en la cual los ciudadanos y ciudadanas, mediante múltiples formas y mecanismos de participación en todos los ámbitos de la vida construyen cotidianamente las relaciones del nuevo Estado; asumiendo con ello el principio de corresponsabilidad en la gestión de gobierno.
En Venezuela se esta construyendo el Socialismo Bolivariano y este se concreta   restituyendo el Poder Popular a través de la participación colectiva del pueblo venezolano con el autogobierno y la corresponsabilidad.
La Constitución de 1999 establece las bases para la inclusión de toda la población en los sistemas educativo, de salud y de seguridad social, garantizando su gratuidad.
Aquí se establecen avances extraordinarios como: el reconocimiento del valor económico del trabajo de las amas de casa, la caracterización de la seguridad social como un servicio público no lucrativo y la garantía del derecho a la salud como parte del derecho a la vida y obligación indeclinable del Estado.
 Los niños, las niñas y adolescentes se convierten en sujetos de derecho, abandonando el paradigma de la tutela que los convertía en objetos. (Art 79)
 A nuestros adultos y adultas mayores se les reconoce el esfuerzo de una vida de trabajo y se les garantiza que sus pensiones y jubilaciones sean dignas y nunca inferiores al salario mínimo. (Art 80)
Los pueblos originarios se ven al fin como parte de la identidad cultural y política de la nación y son incorporados al desarrollo nacional, respetando su cosmovisión y costumbres. Tienen una mayor inclusión social y reconocimiento de la Diversidad Cultural y se valoran las raíces indígenas, europeas y afrodescendientes  de los valores culturales étnicos aborígenes, africanos y europeos (Art.100).
Se reconocen  las garantías sociales en seguridad, alimentación, derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras (reducción de la jornada laboral e incorporación de los trabajadores por cuenta propia a la seguridad social), Incorporación de los trabajadores por cuenta propia a la seguridad social (taxistas, amas de casa, trabajadores domésticos, economía informal, comerciantes, artesanos, entre otros).
Se crea un Fondo de estabilidad social para trabajadores y trabajadoras por cuenta propia, con el fin de garantizar los derechos laborales fundamentales como jubilaciones, pensiones, vacaciones, reposos, entre otros (Art.87).
Se prohíben discriminaciones fundadas en la orientación sexual, la orientación política o por causas de salud (Art. 21).
Se democratiza aún más el derecho a la educación en igualdad de condiciones y oportunidades; al establecer el respeto a las aptitudes, vocación y aspiraciones de las personas y al eliminar todo tipo de limitaciones para el ejercicio de este derecho (Art. 103).
No serán objeto de privatización los centros penitenciarios (Art. 272).
Se proclama la salud como parte del derecho a la vida, un derecho social fundamental y, por tanto, obligación del Estado, el cual debe promover y desarrollar “políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”. (Art. 83).  Exige la creación de un Sistema Público Nacional de Salud intersectorial, descentralizado y participativo; gratuito, universal, integral, equitativo y solidario, cuya rectoría sea ejercida por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, sin dar cabida a la privatización en las instalaciones destinadas a la salud. (Art.84)
Se promueve  las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente, fomentará la actividad agrícola y el uso óptimo de la tierra, mediante la dotación de obras de infraestructura, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica. (Art.306)
Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, le garantizara el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la Ley, Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas venezolana”. (Art 81).
Con todos estos derechos otorgados al pueblo, se llega a la  ampliación y profundización de los valores y las libertades democráticas; la lucha por un mundo multipolar y el establecimiento de los parámetros para construir una sociedad con equidad y con justicia social para afianzar el espíritu socialista, antineoliberal y antiimperialista.









Referencias Bibliográficas

MISIÓN CULTURA COLECCIÓN TEMAS DE HOY
© Ministerio de Comunicación e Información
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, Pisos 9 y 10.
Caracas. Venezuela.
www.mci.gob.ve

CONSIDERACIONES SOBRE EL DERECHO A LA TIERRA
Publicación Del Ministerio De Comunicación E Información
e-mail: publicidad@mci.gov.ve
Noviembre de 2004
EL DÍA DE LA AFROVENEZOLANIDAD Y JOSÉ LEONARDO CHIRINO.
Ministerio De Comunicación E Información; Av. Universidad,
Esq. El Chorro, Torre Ministerial, Pisos 9 Y 10. Caracas-Venezuela.
Www.Minci.Gob.Ve /
DOCUMENTO BASE PARA EL DEBATE SOBRE LA PLATAFORMA UNITARIA DE LAS MUJERES REVOLUCIONARIAS DE VENEZUELA (PROPUESTA)
Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información;
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, pisos 9 y 10. Caracas-Venezuela.
www.minci.gob.ve / publicaciones@minci.gob.ve
IGUALDAD, LIBERTAD, JUSTICIA, INDEPENDENCIA Y PATRIA: ÉSAS SON LAS RAZONES DE NUESTRA LUCHA
Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información;
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, pisos 9 y 10.
Caracas - Venezuela.
www.minci.gob.ve /
LEY PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
Colección Textos Legislativos
Ministerio para el Poder Popular para la Comunicación y la Información;
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, pisos 9 y 10.
Caracas-Venezuela.
www.minci.gob.ve
AFRODESCENDIENTES E INCLUSIÓN EN EL PROCESO BOLIVARIANO VENEZOLANO
Publicación del Ministerio de Comunicación e Información
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, Piso 9 y 10.
Caracas. Venezuela.
MUJER DE FUERZA
Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información;
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, pisos 9 y 10.
Caracas-Venezuela
www.minci.gob.ve / publicaciones@minci.gob.ve
MISIÓN GUAICAIPURO
Colección Temas de Hoy
© Ministerio de Comunicación e Información
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, Pisos 9 y 10.
Caracas. Venezuela.
www.mci.gob.ve
publicidad@mci.gov.ve
VENEZUELA CUMPLE LAS METAS DEL MILENIO
Ministerio para el Poder Popular para la Comunicación y la Información;
Av. Universidad, Esq. El Chorro, Torre Ministerial, pisos 9 y 10. Caracas-Venezuela.
www.minci.gob.ve / publicaciones@minci.gob.ve



Fuentes de Internet

·         Minci.gob.ve
·         nudeslalimonera.blogspot.com
·         www.alternativabolivariana.org
·         www.aporrea.org/actualidad/
·         www.codigovenezuela.com
·         www.gobiernoenlinea.ve
·         www.luchadeclases.org.ve/
·         www.pachakuti.org/.../latifundio/vía-campesina
·         www.pdvsa.com/index
·         www.voltairenet.org
·         www.onuginebra.gob.ve
·         Comisión Nacional de los Derechos Humanos. www.cndh.org.mx

Trabajos de Investigación Utilizados
·         EL ESTADO SOCIAL DE DERECHO Y DE JUSTICIA Y LA EXTINCIÓN DEL LATIFUNDIO PENSAMIENTOS DE BOLÍVAR, ZAMORA Y ROBINSON
           Yolenny Cabrera, Yunis Abrante, María Elena Brito, Antonio Urbina
·         FORMACIÓN SOCIAL DE LA FAMILIA
            Yolenny Cabrera, Yunis Abrante, María Elena Brito








Documentos Legales
·      CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Extraordinario
Nº5.453 de fecha 24 de Marzo de 2000
·      CÓDIGO CIVIL DE VENEZUELA
·         LOS DERECHOS HUMANOS
·      LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO
Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Extraordinario
 Nº 5.771 de fecha 18 de Mayo  de 2005
·         CONVENCION SOBRE LOS DERECHO DEL NIÑO 1979
·         LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE Gaceta Oficial N° 5. 266 Extraordinario de fecha 2 de octubre de 199
·         LEY ORGANICA DE PUEBLOS Y COMUNIDADES INDIGENAS . 2005
·         LEY APROBATORIA DE LA CONVENCION INTERAMERICANA PARA LA ELIMINACION DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACION CONTRA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
·         LEY DE IGUALDAD DE OPORTUNIDAD PARA LA MUJER
·         LEY ORGANICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA  VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

















ANEXOS












La Mujer


            Ninguna mujer debe permitir:
 Ser golpeada, Ser maltratada con insultos, Ser discriminada salarial y laboralmente,  Ser convertida en objeto de comercialización sexual, Ser obligada a tener relaciones sexuales.





LEY DE TIERRAS: FUNDAMENTO DE LA JUSTICIA CAMPESINA




L a Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 306 establece: “Estado promoverá las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente, fomentará la actividad agrícola y el uso óptimo de la tierra, mediante la dotación de obras de infraestructura, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica”.






ADULTOS MAYORES

        
En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se coloca un artículo novedoso que elimina por siempre y para siempre las agresiones, las interminables marchas que tenían nuestros pensionados cada vez que querían, por necesidad, el incremento de una pensión.

Artistas, Cultores y Cultoras

Facilitar a los artesanos el acceso a viviendas dignas, salud y pensiones de vejez será prioridad para el Ministerio de la Cultura









2 comentarios:

  1. guaoooo este trabajo esta excelente mil felicitaciones, gracias x facilitarnos una informacion con bases verdaderas.

    ResponderEliminar
  2. te felicito ; ha sido un buen informe investigativo estye ensayo.

    ResponderEliminar